fbpx
G20 Impuesto Global

G20 llegará a acuerdo de impuesto global para mediados del 2021

Parte de la lógica del impuesto global es evitar que las empresas americanas pierdan competitividad frente a las extranjeras

[Read in English]

Los ministros de finanzas del G20 (el grupo de las 20 economías más prosperas del mundo) aseguraron que para mediados de este año llegarían a un acuerdo respecto a un impuesto global a las ganancias corporativas.

La reunión transcurrió en dos días y la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, abogó por este impuesto mínimo global, necesario para seguir adelante con la financiación del plan de infraestructura del presidente Joe Biden que costaría alrededor de $2.3 billones.

Parte de la lógica del impuesto global es evitar que las empresas americanas pierdan competitividad frente a las extranjeras de cara a un incremento de las tributaciones internas, como parte de la reforma tributaria contemplada por Biden, que incrementaría el impuesto corporativo del 21 % actual a un 28 % sobre las utilidades.

La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, ha abogado activamente por un impuesto global mínimo a las ganancias de las corporaciones en el extranjero. (EFE)
La secretaria del Tesoro ha abogado activamente por un impuesto global mínimo a las ganancias de las corporaciones en el extranjero. (EFE)
Tras masivos endeudamientos públicos por la pandemia, impuesto global ha ganado popularidad

Tras los masivos endeudamientos incurridos por parte de los gobiernos a lo largo del mundo para contener la pandemia, los Estados están en busca de nuevos impuestos que eviten la evasión fiscal de grandes compañías alrededor del mundo para así recaudar más dinero y pagar el servicio de la deuda.

Hasta la fecha, el esfuerzo para contener la pandemia les ha costado a los gobiernos más de $16 billones, de acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo que implica que la deuda gubernamental llegue hasta el 97 % del producto interno bruto (PIB) global, superando el 84 % del 2019. En ese sentido, el FMI estima que el endeudamiento se estabilizará al 99 % en este año.

Desde octubre del 2020 se volvieron a retomar las negociaciones entre el G20 y otros países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos para establecer un impuesto global a las ventas de las corporaciones en el extranjero, tras ser aplazadas repetidamente por la pandemia.

Yellen propone un aumento al impuesto mínimo global sobre las ganancias de las corporaciones extranjeras que venden en USA, el incremento sería del 10.5 %, establecido por la administración de Donald Trump, al 21 %

El impuesto global propuesto por Yellen busca estandarizar tasas impositivas alrededor del mundo

En Francia, Reino Unido y España ya existe un impuesto mínimo para las empresas con ventas superiores los 50 millones de euros. En el país galo fue restaurado por el Gobierno de Emmanuel Macron y es conocido como Google Tax. De llegarse a un acuerdo se armonizarían las tasas impositivas a las ventas de las compañías extranjeras, que en este momento oscilan entre el 19 % de las ventas en Francia hasta el 35 % en el Reino Unido.

Este nuevo impuesto apunta, en parte, a capturar las ventas y servicios de las compañías tecnológicas en el mundo como Amazon, Google y Facebook, que, a pesar de estar establecidas en Estados Unidos, tienen ventas en todo el mundo, pero los impuestos que pagan no reflejan el valor de sus actividades económicas por fuera de USA.

Países como el Reino Unido y Francia ya cuentan con su propio impuesto a las ventas de corporaciones extranjeras, pero la idea de un impuesto global busca armonizar a una sola tasa dichos tributos. (EFE)
Países como el Reino Unido y Francia ya cuentan con su propia tributación a las ventas de corporaciones extranjeras, pero la idea de un impuesto global busca armonizar a una sola tasa dichos tributos. (EFE)

Alrededor del 40 % de las ganancias de las corporaciones americanas en el extranjero proceden de países con impuestos relativamente bajos, como es el caso de los Irlanda, Luxemburgo y Países Bajos.

Todavía no se conocen los impactos reales que podría tener un impuesto global del 21 % sobre el ingreso de las corporaciones. Sin embargo, el impuesto del 10.5 % al ingreso tangible global de las corporaciones impuesto por la Tax Cuts & Jobs Act del presidente Trump redujo significativamente la relocalización de ganancias por parte de corporaciones americanas a paraísos fiscales, ya que aunque la compañía se estableciera en un paraíso, por sus ventas en USA debía pagar impuestos, de modo que para muchas empresas simplemente termino siendo mejor opción quedarse en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Los resultados muestran que la mayoría de votantes estarían de acuerdo con que los ciudadanos muestren una identificación con foto para poder votar.

Mayoría de votantes en Michigan apoya leyes de identificación electoral

Next Article
crisis fronteriza

Crisis fronteriza: denuncian agresiones sexuales, niños malnutridos y escasez de personal

Related Posts
Total
1
Share