fbpx
Georgia - senado

Georgia: una batalla —contra la izquierda— que definirá el control del Senado

Los demócratas depositan sus esperanzas en Georgia para definir el papel que jugarán en el Senado. La carrera en ese estado es la oportunidad de poner freno a las iniciativas de la izquierda radical.

[Read in English]

El próximo cinco de enero Georgia será determinante para la historia de Estados Unidos: es allí donde se definirá el futuro legislativo de los próximos cuatro años del país más poderoso del mundo, que hoy se ve amenazado por grupos de izquierda que anhelan llegar al poder.

El ciclo electoral de Estados Unidos se extendió hasta enero debido a dos batallas entre cuatro candidatos al Senado federal. El pasado 2 de noviembre ninguno de ellos alcanzó el 50% de los votos que necesitaban para ganar la elección.

La importancia radica en que los demócratas, que mantienen la mayoría de la Cámara de Representantes, depositan sus esperanzas en Georgia para definir el papel que jugarán en el Senado. La carrera por ese estado es la oportunidad de poner freno y controlar las iniciativas de la izquierda radical.

Los republicanos han controlado la Cámara Alta en los últimos dos ciclos, lo que limitó la agenda de Barack Obama, pero impulsó la de Donald Trump. De estas elecciones dependerá entonces el “libre” desenvolvimiento del próximo presidente de Estados Unidos.

Un presidente electo que llega a la Casa Blanca sin una mayoría en el Senado no es algo que suele ocurrir tradicionalmente en EE.UU.

El Senado está integrado por 100 personas, 50 sillas ya pertenecen a los republicanos mientras que 48 están en manos de los demócratas (contando a los dos independientes que votan siempre con ellos); Georgia definirá, entonces, si efectivamente los republicanos tendrán mayoría o si el asunto quedaría en 50 – 50.

La Constitución de EE.UU. establece que la persona que ejerce la vicepresidencia del país también cumple funciones de presidente del Senado por lo que tendría el voto que acabaría con cualquier empate en votaciones legislativas. De ganar Biden, la senadora de la izquierda más radical, Kamala Harris, tendría la potestad de definir cualquier empate.

De acuerdo con el senador de Florida, Rick Scott, el hecho de que los demócratas obtengan el control en el Senado significaría políticas liberales como llenar la Corte Suprema, eliminar las opciones de atención médica privada, retirar fondos a las fuerzas del orden y el Green New Deal.

“Los demócratas creen que ésta es su oportunidad. Si pueden ganar el Senado, entonces todas las cosas malas pueden pasar”, sentenció Scott.

Los candidatos de Georgia: una lucha contra la izquierda

Una de las batallas enfrenta a David Perdue, que llegó al Senado en 2015, contra el demócrata Jon Ossoff, de 33 años y que en 2017 perdió una elección especial a la Cámara de Representantes.

Candidatos republicanos de Georgia, David Perude y Kelly Loeffler (AFP)

David Perdue: es uno de los candidatos republicanos que participará en esta batalla electoral por el Senado. Lideró la primera vuelta con 2,460,635 votos mientras que el demócrata Jon Ossoff obtuvo 2,373,560.

Perdue, es exdirector ejecutivo de “Fortune 500” y se convirtió en un aliado cercano del presidente Donald Trump después de ser elegido en 2014.

Jon Ossoff: Ya el Comité Senatorial Republicano Nacional lo calificó de “candidato poco serio de extrema izquierda”, de hecho recibió el apoyo público del senador socialista Bernie Sanders.

En su sitio web, Ossoff dijo que está “construyendo un movimiento para organizar un ataque total contra la corrupción en Washington, comenzando con el presidente Donald Trump y el senador de Georgia David Perdue”.

Según The New Yorker en 2017, Ossoff tiene ” posiciones progresistas sobre los problemas de la mujer y el cuidado de la salud” y “posturas moderadas sobre el empleo y la seguridad”.

Ossoff apoya el derecho al aborto, como también la participación estadounidense en el Acuerdo de París y no está a favor del Green New Deal. Apoya la “Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio” (también conocida como Obamacare) y no está de acuerdo con “Medicare para Todos”.

Trump envió un tweet el día antes de las primarias del 19 de abril, llamando a Ossoff un “súper demócrata liberal” que quería “proteger a los criminales, permitir la inmigración ilegal y aumentar los impuestos”. Por su parte, Ossoff desestimó las afirmaciones de Trump y lo calificó de “desinformado”. 

La otra batalla electoral es entre la republicana Kelly Loeffler, quien en enero de 2019 reemplazó a Johnny Isakson en el Senado; y el polémico pastor afroamericano Raphael Warnock. Warnock ganó la primera vuelta con el 32,9% mientras Kelly Loeffler, obtuvo un 26%.

Kelly Loeffler:  es dueña del 49% de las acciones del “Atlanta Dream” de la liga femenina de básquet (WNBA) y es senadora republicana por Georgia. Loeffler ha acusado a su contrincante Warnock de poseer “una ideología marxista” .

El candidato a Senador de Georgia, el demócrata Rafael Warnock (AFP)

Raphael Warnock: es uno de los candidatos demócratas en Georgia con aspiraciones de llegar al Senado de Estados Unidos; el hombre hace 25 años terminó cantando el himno socialista internacional, como un agasajo para el dictador cubano Fidel Castro.

El senador socialista, Bernie Sanders, ya manifestó públicamente su respaldo a Warnock. Asimismo el aspirante a senador apoya la expansión de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

En una entrevista para Atlanta Magazine, el candidato habló de una especie de control de precios de medicamentos: “(…) esperaría trabajar al otro lado del pasillo para reducir el costo de los medicamentos recetados a través de negociaciones de precios, lo que incluye presionar para que los Centros de Medicare y Medicaid tengan el poder de negociar precios de medicamentos más bajos”.

Warnock habló también de presionar a las grandes compañías farmacéuticas: “a nivel federal, podemos presionar para que el Congreso reduzca el poder de intereses especiales, como las grandes compañías farmacéuticas”.

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Lara Trump

Lara Trump planea postularse al Senado en 2022

Next Article

Colegios libres, la mejor alternativa para los estudiantes en medio del COVID

Related Posts
Total
0
Share