fbpx
armas, eeuu, portación

Georgia también definiría el futuro del porte de armas en EEUU

Si los demócratas lograran ganar los escaños del Senado en Georgia, el control de armas podría hacerse realidad, sobre todo si Kamala Harris llegara a romper con un empate en el Parlamento

Con una victoria de Biden en las elecciones, Estados Unidos se acerca más a un férreo control de armas; de hecho, si los demócratas lograran ganar los escaños del Senado en Georgia, el control de armas podría hacerse realidad, sobre todo si la vicepresidenta Kamala Harris llegara a romper con un empate en el Parlamento.

El temor a mayores controles por parte de un Gobierno de Joe Biden impulsó la venta de armas durante la campaña electoral; esto es debido a que una victoria del demócrata, abriría las puertas a un proyecto de ley que limitaría el acceso al armamento.

El plan de Biden como presidente de Estados Unidos es implementar una ley que prohíba las armas de asalto; una situación que contradice la teoría de que mientras hayan más armas legales habrían menos crímenes violentos.

La Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que data de 1791, consagra el derecho a la posesión de armas; sin embargo el programa público de Biden establece que buscará derogar la “Ley de Protección del Comercio Legal en Armas” para que “los fabricantes se hagan responsables”. Además señala que sacará “las armas de guerra de las calles” y “prohibirá la fabricación y venta de armas de asalto y cartuchos de alta capacidad”.

“Biden usará su autoridad ejecutiva para prohibir la importación de armas de asalto”, según su plan de acción. El demócrata ya ha dicho que los fabricantes de armas son «el enemigo» de los esfuerzos de control de armas que encabeza el Partido Demócrata; en vez de satanizar a los criminales, criminaliza a los fabricantes.

De acuerdo con Mark Oliva, director de asuntos públicos del “National Shooting Sports Foundation”, — un grupo comercial que rastrea y analiza las ventas de armas— las ventas en 2020 alcanzaron un récord antes del día de las elecciones.

Oliva dice que las ventas de armas de fuego de octubre aumentaron un 60% en comparación con el mismo mes del año anterior, y asegura que se vendieron más de 17 millones de armas durante los primeros 10 meses de 2020.

Cifras en Estados Unidos ya demostraron en 2019 que mientras existan más armas legales, menos crímenes violentos se registran. Datos oficiales señalaron que delitos violentos bajaron 48,6 % en el país, en el mismo período que se registró la cifra récord de compra de armas.

Porte de armas, derecho a la propiedad

Recientes hechos también demuestran cómo la tenencia de armas legales no solo inhibe crímenes violentos, sino que además, permiten la defensa de la propiedad privada y hasta de los miembros de la familia. En junio de este año se hizo viral un video donde dos adultos mayores defendían su hogar de irrupciones violentas solo con portar armas a la vista.

En esa oportunidad manifestantes de “Black Lives Matter” irrumpieron en un barrio privado, en St. Louis, Missouri, pero al ingresar fueron detenidos por Mark y Patricia McCloskey que solo defendían su propiedad ante la amenaza de que violentos atentaran contra ellos.

Lauren Boebert, la congresista republicana a favor del porte de armas, es propietaria del restaurant temático @ShootersGril (Twitter)

Otro hecho reciente que levanta polémica sobre el porte de armas, surgió este lunes 23 de noviembre cuando la congresista republicana Lauren Boebert solicitó el permiso a la policía del Capitolio de portar su arma en los predios del Congreso. 

«Nuestro derecho constitucional a portar armas existe incluso en lugares que rechazan este principio fundamental», respondió la mujer en redes sociales a una publicación del New York Post.

La congresista ha sido calificada por el presidente Donald Trump como “una combatiente” que “nunca se arrodillará ante el establishment en el Congreso”. 

Asimismo, la congresista republicana Marjorie Taylor Greene también dijo que apoyaba el derecho de Boebert de portar su arma en el Congreso: “no sólo apoyo que los miembros del Congreso lleven un arma de fuego, sino que creo que todos los americanos tienen ese derecho”, dijo Greene en una declaración.

Juan Carlos Hidalgo, analista del “Cato Institute”,  ha señalado que “no hay evidencia empírica que sostenga que más controles sobre la portación de armas implicarían una reducción de los crímenes”. Además señaló que “el derecho a portar armas es un derecho consustancial al derecho a la vida. Si yo tengo derecho a la vida, tengo derecho a proteger mi vida”.

Los estadounidenses deberán estar atentos ante las normativas que implemente Biden en relación con el porte de armas, y sobre todo, deberán vigilar las iniciativas que surjan desde el Senado en caso de que el partido demócrata logre la mayoría en el Parlamento.

Hay que recordar la advertencia que hizo Donald Trump en enero de este año en el marco de una protesta multitudinaria contra las restricciones en el uso de armas de fuego: “el Partido Demócrata en la gran commonwealth (territorio) de Virginia está trabajando duro para eliminar los derechos de la Segunda Enmienda. Es solo el comienzo. No dejen que ocurra, ¡VOTEN REPUBLICANO EN 2020!

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1219284434635100162
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
china, religion, persecucion,

Régimen chino amenaza cerrar iglesias si no adoran al Partido Comunista

Next Article
Cuomo, New York, Policías

Sheriffs y policías de New York se rebelan contra órdenes restrictivas de Cuomo

Related Posts
Total
0
Share