fbpx
Saltar al contenido

Hunter Biden criticado por subasta a ciegas de sus pinturas

Hunter Biden, empresa china, BHR Partners

Read in English

[Read in English]

Un nuevo escándalo rodea a Hunter Biden, quien decidió hacer una subasta de sus obras de arte en la que se mantendrá en anonimato las identidades de quienes decidan pujar por ellas. Se espera que las pinturas alcancen entre 75,000 y 500,000 dólares.

El hijo del presidente de Estados Unidos ahora decidió dedicarse al arte y llevará a cabo una subasta con sus obras. Expertos en ética aseguran que se aprovecha de su estatus para vender sus pinturas a precios excesivos.

Un reportaje de The Washington Post reveló este jueves 8 de julio que funcionarios de la Casa Blanca ayudaron a Hunter a redactar un documento en donde se indica que los nombres de los compradores se mantendrán en anonimato.

El Post informó que el propietario de la galería, Georges Bergès, fijará los precios de las obras y protegerá los nombres de los postores y compradores, incluyendo el nombre de Hunter Biden.

En principio, el acuerdo está destinado a evitar que los compradores adquieran la obra de arte para tener acceso al Gobierno Biden. Sin embargo, expertos en ética alertan que dicha subasta sería un error, pues comprar arte a precios altos de un miembro inmediato de la familia presidencial podría verse como una forma de acercarse al comandante en jefe.

«Entonces, en lugar de revelar quién está pagando sumas escandalosas por la obra de arte de Hunter Biden para que podamos monitorear si los compradores están obteniendo acceso al Gobierno, la WH trató de asegurarse de que nunca sabremos quiénes son. Eso es muy decepcionante», tuiteó Walter Shaub, quien de 2013 a 2017 dirigió la Office of Government Ethics.

«¿Se supone que debemos confiar en un comerciante en una industria que es terreno fértil para el lavado de dinero, así como en compradores desconocidos que podrían decírselo a Hunter o los funcionarios de WH? No, gracias», continuó.

«La Casa Blanca ha puesto su sello de aprobación en que el hijo del presidente vuelva a beneficiarse del servicio público de su padre […] no tenemos forma de monitorear si la gente está comprando acceso a la Casa Blanca», dijo.

Richard Painter, abogado jefe de ética del expresidente George W. Bush, también reaccionó en sus redes sociales sobre la subasta: «Hunter Biden debería esperar para vender su arte hasta el final de la presidencia de su padre. De lo contrario, la Casa Blanca deberá exigir la recusación a los niveles superiores de la administración Biden de los asuntos que involucren a los compradores».

La Casa Blanca defendió el acuerdo ante el Post y, según el subsecretario de prensa Andrew Bates, este es un «excelente ejemplo» de cómo el presidente Biden «ha establecido los más altos estándares éticos de cualquier administración en la historia de Estados Unidos».

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Deja una respuesta

Total
4
Share