fbpx
Saltar al contenido

Activistas piden cancelar atracción de ICON Park en Orlando supuestamente por promover tiroteos

Activistas piden cancelar atracción de ICON Park en Orlando supuestamente por promover los tiroteos

Available: English

[Read in English]

Un parque temático de Orlando, Florida, decidió rediseñar una nueva atracción consistente en disparar con rayos láser desde una rueda de Chicago a 50 objetivos determinados, tras ser tachado de “insensible” ante los tiroteos que ocurren en el país, señaló la dirección del parque en un comunicado.

El anuncio responde a una campaña en las redes sociales en contra de la nueva atracción de la que la empresa ICON Park informó hace días.

En el material publicitario de la atracción Bullseye Blast se explica que, a medida que va ascendiendo la cápsula en la que viajan en la rueda de Chicago, los participantes en el juego tratan de avistar en los techos de ICON Park los 50 objetivos preseleccionados estratégicamente con diversos grados de dificultad.

Cada uno de los disparadores de láser tiene una mira que permite a los jugadores ver un rayo infrarrojo que los ayuda cuando apuntan a los objetivos.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Bullseye Blast fue definido como un entrenamiento para tiradores en masa, por activistas de redes sociales.

Algunas personas, sin embargo, argumentaron que no había razón para escandalizarse y recordaron que hay otras atracciones similares en los parques vecinos de Disney y Universal Studios.

Lo mismo indicó ICON Park en el comunicado en el que anunció la revisión de su atracción.

En marzo pasado se produjo en ese mismo parque la muerte de un adolescente de 14 años al precipitarse al vacío desde su asiento en una torre de caída libre.

La familia de Tyre Sampson, natural de Misuri, demandó en los tribunales a Orlando Eagle Drop Slingshot, compañía propietaria de la atracción, y a ICON Park, por “homicidio culposo”.

Sampson, quien se encontraba en Orlando con un grupo de amigos, se subió a la atracción Free Fall, una torre de 131 metros de altura con una caída libre a más de 120 km/h.

Según una investigación preliminar, cayó al vacío durante el viaje posiblemente porque debido a su gran corpulencia -más de 130 kilos de peso-, el operador de la atracción debió ajustar manualmente la apertura del arnés y el sensor del asiento para permitir su acomodación, en contra de las normas de seguridad. 

Total
0
Share