fbpx
The Importance of Hope

La importancia de la esperanza

La esperanza no es algo que se pueda tocar, saborear, oler o ver, pero es algo poderoso, un motivador convincente

[Read in English]

Tu ne cede malis, sed contra audentior ito, escribió el poeta romano Virgilio en el siglo I a.C. Se traduce comúnmente del latín como “No cedas ante el mal, sino que enfréntalo con más audacia”.

Esto es lo que hacen las personas verdaderamente buenas y admirables. No se rinden ante el mal. No se rinden. No les importa lo oscura que sea la situación. Siguen adelante. La oscuridad suele ser el crisol en el que su carácter se pone a prueba y se fortalece. Incluso en la Venezuela actual, donde el socialismo ha producido un desastre humano a gran escala, mucha gente sigue teniendo esperanza en el cambio. Esa es la importancia de la esperanza.

La esperanza no es algo que se pueda tocar, saborear, oler o ver, pero es algo poderoso, un motivador convincente. Es un sentimiento, una premonición, quizás. Es una sensación de que algo deseable y valioso puede lograrse, adquirirse o realizarse aunque los obstáculos parezcan insuperables. Tener esperanza es poseer una medida de confianza u optimismo más allá de lo que las circunstancias actuales parecen justificar.

He aquí algunas razones de la importancia de la esperanza:

  • La esperanza es una profecía autocumplida: Te hace esforzarte más por tus objetivos. Si te rindes, cedes el terreno al rival sin luchar. Lo contrario de la esperanza es la desesperanza y no conozco ningún contexto en el que la desesperanza mejore las cosas.
  • La esperanza es saludable: Las personas que tienen esperanza están mejor mental, espiritual y físicamente gracias a ella. La desesperación y el pesimismo nos arrastran en todos los sentidos, lo que hace aún más difícil prevalecer.
  • La esperanza hace pensar: Reflexiona por un momento sobre los infinitos inventos que han beneficiado al ser humano. Si sus inventores no hubieran tenido esperanza, habrían detenido el proceso de pensamiento que producía resultados. Nadie piensa mucho en las posibilidades si se centra en lo que determina de antemano que es imposible.
  • La esperanza gana adeptos: Atrae a los demás hacia tu objetivo. Hace que tanto tu personalidad como tus ideas sean magnéticas. Nadie quiere apuntarse a una causa sin esperanza ni trabajar con personas que destilan desánimo.

Los grandes cambios positivos que mejoran las cosas han ocurrido a menudo en la historia, normalmente en momentos poco propicios, reforzando el viejo adagio de que “siempre es más oscuro antes del amanecer”. El colapso de la antigua Unión Soviética es un caso clásico.

Hace poco vi una buena película llamada “Los Aeronautas“. Está vagamente basada en la historia del pionero meteorólogo inglés James Glaisher. En una época (1862) en la que la ciencia se burlaba de la idea de que el clima era predecible, él y un socio ascendieron a una altura de al menos 30,000 pies en un globo para demostrar lo contrario. Lo consiguieron. Al final de la película, la suave voz de un narrador declara “No se cambia el mundo simplemente mirándolo. Lo cambias por la forma en que eliges vivir en él.”

Piensa en ello. No somos marionetas en una cuerda. Somos seres humanos, cada uno de nosotros es único, está motivado interiormente y es capaz de influir en el futuro si se lo propone. Eso debería darnos a todos la esperanza de que podemos marcar una diferencia positiva, tal vez incluso una muy grande.

Un autor desconocido escribió una vez: “Cuando el mundo dice: ‘Ríndete’, la esperanza susurra: ‘Inténtalo una vez más'”.

La esperanza es un potente estimulante. Nunca, jamás, la dejes escapar. Pase lo que pase.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Valle del Antílope, Los Ángeles, Marihuana

Gran golpe a los cárteles de marihuana en el Valle del Antílope, condado de Los Ángeles

Next Article

Cubanos en Miami invitan este sábado a evento contra el socialismo

Related Posts
Total
0
Share