fbpx
impuesto autos

Biden planea impuesto a la distancia recorrida de los automóviles

La medida impondría un impuesto a los conductores con base en el número de millas que viajen y no en la cantidad de combustible que consuman su vehículos

[Read in English]

El presidente Joe Biden está considerando imponer un impuesto al recorrido de los automóviles, con el propósito de financiar su plan de $3 billones de infraestructura. “Resulta muy prometedor si creemos en el llamado principio de que el usuario paga: la idea de cómo pagamos —parte— de las carreteras, es que se paga en función de lo que se conduce”, dijo el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, en una entrevista con la cadena CNBC.

La medida impondría un impuesto a los conductores con base en el número de millas que viajen y no en la cantidad de combustible que consuman su vehículos.

Biden  tiene un ambicioso plan para renovar la infraestructura de los Estados Unidos incluidos puentes y carreteas. (EFE)
Biden tiene un ambicioso plan para renovar la infraestructura de los Estados Unidos incluidos puentes y carreteas. (EFE)

El presidente Biden tiene un ambicioso plan para renovar la infraestructura de Estados Unidos, entre lo que se incluiría la renovación y construcción de nuevas carreteras, puentes y otras vías. Según la Asociación Americana de Ingeniero Civiles en estos momentos Estados Unidos presenta un déficit de infraestructura equivalente a $2 billones.

La administración Biden pretende financiar parte del gasto en infraestructura a través de una reforma tributaria que busca elevar los impuestos que pagan las personas naturales con ingresos superiores a $400,000 al año. Entre los cambios planteados por Biden se considera un aumento al impuesto marginal a la renta del 37 % al 39.6 %; y otro aumento al impuesto de las ganancias de capital del 20 % al 39. 6 % a los individuos con ingresos superiores al millón de dólares.

Al parecer, incluso con estos cambios al código tributario, no sería suficiente financiar el plan de infraestructura del presidente Biden, por lo que un tributo al número de millas que recorre un auto podría incrementar considerablemente el recaudo.

La proliferación de vehículos eléctricos ha afectado el recaudo tributario por el impuesto a la gasolina en USA

Con la proliferación de los autos eléctricos el fisco americano ha perdido ingresos importantes del otrora recaudo del impuesto a la gasolina, recaudo que parece seguirá cayendo a medida que las baterías de litio y otras tecnologías sustitutas al motor de gasolinas se abaraten.

En el presente, el recaudo tributario del impuesto a la gasolina parece haber caído de forma uniforme en todos los estados de la Unión, con excepción de Georgia, Mississippi y West Virginia. En los próximos 10 años se espera que el estado de California pierda aproximadamente $364 millones de recaudo, seguido de la Florida con poco más de $200 millones.

El Fondo Fiduciario de Carreteras, que financia la mayoría de los gastos del Gobierno federal para carreteras y transporte público, se encuentra insolvente en el presente. Este fondo recauda principalmente sus impuestos de la gasolina y el combustible diésel, pero desde 2016 el fondo ha tenido problemas de solvencia debido al menor recaudo y ha tenido que depender de transferencias del Gobierno federal para mantenerse a flote.

Algunos estados están considerando un impuesto al kwh consumido por los auto eléctricos para sustituir la caída del recaudo por el impuesto a la gasolina. (EFE)
Algunos estados están considerando un impuesto al kwh consumido por los auto eléctricos para sustituir la caída del recaudo del tributo a la gasolina. (EFE)

Tanto la Cámara de Comercio de los Estados Unidos como diversos Think Tanks han sugerido elevar el impuesto a la gasolina para resolver la brecha en el recaudo, no obstante, esta solución podría resultar meramente paliativa a medida que el parque automotor de los Estados Unidos vaya cambiando su composición de vehículos de gasolina a eléctricos.

La consultora Deloitte estima que para el 2030 la venta de vehículos eléctricos representará el 30 % de las ventas de autos nuevos, y los vehículos eléctricos representarán hasta el 27 % del parque automotor de los Estados Unidos, tendencia que podría verse acelerada en caso de que incrementen las regulaciones a los combustibles fósiles y los incentivos a las energías de fuentes renovables.

Aunque un impuesto por la distancia recorrida puede ser una alternativa tentadora, otros expertos han sugerido un impuesto al kilovatio/hora sería más efectivo. Este impuesto sería cobrado al recargar el vehículo eléctrico en las estaciones de carga, algunos estados como Minnesota ya han comenzado a considerar esta alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Tras acusaciones de racismo, Sharon Osbourne sale de The Talk

Next Article

10 razones por las cuales el salario mínimo no funciona

Related Posts
Total
1
Share