fbpx

influencer, Douglass Mackey

Imputan a influencer en Florida por publicar memes en Twitter con «desinformación»

Douglass Mackey, la persona detrás de un troll supuestamente antisemita, fue acusado por el Departamento de Justicia por interferencia electoral a raíz de «una campaña de desinformación».

[Read in English]

Un influencer —que estaba detrás de una cuenta troll que apoyaba al expresidente Trump—, fue imputado por, según el Departamento de Justicia, «interferencia electoral derivada de una campaña de desinformación de los votantes».

De acuerdo el informe del Departamento de Justicia, «Un hombre de Florida ha sido detenido esta mañana acusado de conspirar con otras personas antes de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos para utilizar varias plataformas de medios sociales para difundir información errónea destinada a privar a las personas de su derecho constitucional al voto».

El influencer es Douglass Mackey, alias Ricky Vaughn, tiene 31 años, es de West Palm Beach y fue acusado mediante una denuncia penal en el Distrito Este de Nueva York. Además, «fue detenido esta mañana en West Palm Beach y compareció por primera vez ante el juez federal Bruce E. Reinhart del Distrito Sur de Florida».

«Según las alegaciones de la querella, el acusado se aprovechó de una plataforma de medios sociales para infringir uno de los derechos más básicos y sagrados garantizados por la Constitución: el derecho al voto», dijo Nicholas L. McQuaid, Fiscal General Adjunto en funciones de la División Penal del Departamento de Justicia. «Esta denuncia subraya el compromiso del departamento de investigar y perseguir a quienes quieren socavar el derecho de voto de los ciudadanos».

El influencer publicó memes con «desinformación»

La mayoría de los medios de comunicación ha identificado al influencer como «troll de ultraderecha» y anteriormente publicó tuits antisemitas desde su usuario en Twitter. Por ejemplo, el conservador New York Post informó que fue «Detenido el troll de Alt-right en Twitter “Ricky Vaughn” por desinformación a los votantes».

«Mackey supuestamente conspiró con otros para utilizar la mensajería de las redes sociales para alentar a los negros a emitir sus votos a través de mensajes de texto para que sus boletas no contaran, según los fiscales federales de Brooklyn», explicó el Post.

«El presunto esquema “equivalía nada menos que al robo de votos”, dijo William Sweeney, jefe de la oficina del FBI en la ciudad de Nueva York, donde se presentaron los cargos. “Es un comportamiento ilegal y contribuye a la erosión de la confianza del público en nuestros procesos electorales”», informó la agencia de noticias The Associated Press.

No obstante, más allá de las preferencias políticas e ideológicas de Mackey, hay una parte de la historia que, hasta ahora, solo el presentador Tucker Carlson se atrevió a denunciar en los grandes medios: la desinformación proveniente del troll Ricky Vaughn se difundía mediante memes.

El afamado presentador soltó un par de frases en su intervención que plantean dudas sobre qué tanto se está respetando la libertad de expresión en el país y, criticando el discurso de las autoridades actuales, ¿dónde quedó la unidad profesada por los demócratas?

«Hace una semana nos estaban hablando de unidad, ¿recuerdan? Lo que no sabíamos en ese momento es que, lo que ellos querían decir es que todos los poderosos deberían unirse en contra del resto del país. “Unidad” significaba en realidad “oligarquía”».

«Sí, memes. Burlas en línea. Las burlas en línea ahora son un crimen cuando están dirigidas a las personas incorrectas. Doug Mackey hirió sus sentimientos y lo llevaron a la cárcel», denunció el presentador.

«Lo que quizás se esté preguntando, ¿significa un caso como este para la 1ª Enmienda? Bueno, significa que está efectivamente suspendido. Puede ser arrestado por decir cosas incorrectas», espetó Tucker.

Parte del monólogo de Tucker Carlson sobre el caso del influencer Douglass Mackey,

Por otra parte, Michael Tracey, un británico americano productor de televisión, escribió en su cuenta en Twitter que «Los demócratas solo han controlado el gobierno durante una semana y los trolls en línea pro-Trump ya están siendo acusados de “conspiraciones” criminales relacionadas con la publicación de memes en Twitter en 2016».

La situación pone en el foco de atención algo fundamental de fondo: ¿hasta qué punto una persona puede enfrentarse a penas de hasta 10 años de prisión por publicar información errónea? Habrá que esperar a ver cómo termina el caso del influencer Douglass Mackey y qué precedente deja para el futuro de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Joe Biden - El American

Biden se compromete con Japón a defender territorio disputado con China

Next Article
Financiar abortos, Biden

Biden revierte prohibición de Trump de financiar abortos en el extranjero

Related Posts
Total
0
Share