fbpx
Facebook Twitter Biden

Reuniones secretas entre la izquierda y las Big Tech gestaron la derrota de Trump

Bajo el alegato de “hacer cumplir las normas”, las Big Tech jugaron a favor de la izquierda para lograr la derrota de Donald Trump

[Read in English]

Por primera vez un reportaje reveló cómo se gestó la más grande conspiración contra Donald Trump para lograr su derrota electoral. La revista TIME que publicó “la historia secreta” detrás de la victoria de Joe Biden, también confirmó que las Big Tech estuvieron detrás y que planificaron la censura.

TIME reveló que hubo un complot de “una camarilla bien financiada de personas poderosas, que abarcan industrias e ideologías” para “influir en las percepciones, cambiar las reglas y leyes, dirigir la cobertura de los medios y controlar el flujo de información”.

Big Tech y las reuniones secretas

La revista confirmó lo que se ha venido denunciando: con censura y bajo el alegato de “hacer cumplir las normas”, las Big Tech jugaron a favor de la izquierda para lograr la derrota de Donald Trump.

“Proteger las elecciones requeriría un esfuerzo de una escala sin precedentes. A medida que avanzaba 2020, se extendió al Congreso, Silicon Valley y los poderes públicos de la nación”, admite el reportaje de TIME.

“Presionaron con éxito a las empresas de redes sociales para que adoptaran una línea más dura contra la desinformación y utilizaron estrategias basadas en datos para combatir las difamaciones virales”

Revista Time

TIME le llama a la censura “línea más dura contra la desinformación”, sin embargo hoy confirma que Trump no estaba equivocado al denunciar una conspiración en su contra, entre las grandes compañías tecnológicas y el Partido Demócrata.

Según TIME, Laura Quinn, una operativa progresista veterana que cofundó Catalist, estuvo detrás de la presión a las Big Tech para lograr la censura.

laura quinn - big techs
Laura Quinn estuvo detrás de la censura de las Big Tech contra Trump (Catalist)

Quinn “pilotó un proyecto secreto y sin nombre, que nunca antes había discutido públicamente, que rastreó la desinformación en línea y trató de descubrir cómo combatirla (…) La solución, concluyó, era presionar a las plataformas para que hicieran cumplir sus reglas, tanto eliminando contenido o cuentas que difunden desinformación como controlando de manera más agresiva en primer lugar”.

“En noviembre de 2019, Mark Zuckerberg invitó a nueve líderes de derechos civiles a cenar en su casa, donde le advirtieron sobre el peligro de las falsedades relacionadas con las elecciones que ya se estaban extendiendo sin control”, señala TIME

Según el reportaje los “líderes de izquierda” presionaron a los directivos de las Big Tech para que implementaran la censura:

 “Fue necesario presionar, instar, conversar, intercambiar ideas, todo eso para llegar a un lugar donde terminamos con reglas y cumplimiento más rigurosos”, dijo a TIME Vanita Gupta, presidenta y directora ejecutiva de la Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos, que asistió la cena y también se reunió con el CEO de Twitter, Jack Dorsey, y otros.

Hay que recordar que en enero se filtró un video del CEO de Twitter, Jack Dorsey, donde quedó en evidencia que la censura masiva en Twitter fue planificada.

“Esto va a ser mucho más grande que una sola cuenta, y durará mucho más que este día”, dijo Dorsey en el video, en relación con el bloqueo de la cuenta de Twitter del presidente Donald Trump.

“Estamos enfocados en una cuenta [@realDonaldTrump] en este momento, pero será mucho más grande que una sola cuenta, y continuará por mucho más tiempo que este día, esta semana y las próximas semanas, y continuará más allá de la inauguración”, dijo Dorsey . “Y tenemos que esperar eso y tenemos que estar preparados para eso”, advirtió en el video.

La censura por parte de las Big Tech se ha dado hacia cualquier usuario conservador de Facebook o Twitter. Con el reportaje de TIME quedó en evidencia que no es casual que las redes sociales más grandes busquen limpiar el camino de lo que les molesta. Estas compañías también aportaron miles de dólares a favor de la campaña presidencial de Joe Biden.

Un reportaje del New York Post reveló que una revisión de los registros de la Comisión Federal Electoral mostró que la vicepresidente de políticas públicas y directora de privacidad de Facebook, Erin Egan, donó 99,440,01 dólares a los demócratas y a Biden, en las últimas semanas de la carrera electoral.

Del mismo modo, el director financiero de Facebook, David Wehner, donó 2,800 dólares a la campaña de Biden y el mismo monto al fallido intento de la demócrata Amy McGrath.

Por su parte, David Fischer, director de ingresos de Facebook, también donó 2,800 a Biden durante las primarias demócratas, y otros 750 durante las elecciones generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

¿Quién es Mike Podhorzer el "arquitecto" de la mega conspiración electoral contra Trump?

Next Article
Para ganar las elecciones, Va por México debe corregir. Imagen: https://pri.org.mx/ElPartidoDeMexico/SaladePrensa/Nota.aspx?y=36567

Va por México ganará las elecciones (si captan 3 cosas)

Related Posts
Total
1
Share