fbpx
senado

La izquierda demócrata aspira eliminar el filibuster para tener vía libre en el Senado

Gracias al filibuster el Senado había logrado controlar iniciativas de izquierda que cambiarían el futuro de los Estados Unidos, pero ahora hay un movimiento en la Cámara alta que desea eliminar el requisito

[Read in English]

Ahora que los demócratas controlan el Senado, los más progresistas del partido aspiran a que se aprueben proyectos y medidas radicales que habían sido engavetadas por los republicanos; para ello, el próximo paso sería eliminar el filibuster, mejor conocido como el “obstruccionismo”.

A pesar de que los demócratas lideran tanto el Congreso como el Senado, se necesitan por lo menos 60 votos en la Cámara alta para poder interrumpir un debate y proceder a una votación de un proyecto de ley; lo que suavizaría los planes más ambiciosos de la nueva administración y también de los más progresistas.

Gracias al filibuster el Senado había logrado controlar iniciativas de izquierda que cambiarían el futuro de los Estados Unidos, pero ahora hay un movimiento en la Cámara alta que desea eliminar el requisito de los 60 votos para establecer que solo se necesite una mayoría simple: es decir, 50 más 1.

Los demócratas podrían actuar para eliminar el obstruccionismo y forzar un cambio en las reglas con un voto de mayoría simple.

El senador demócrata Dick Durbin, de Illinois, dijo que poner fin al obstruccionismo debería ser una obviedad, para que así puedan aprobar la agenda demócrata en el Congreso.

“Por supuesto que el Senado debería considerar poner fin al obstruccionismo (…) el pueblo americano quiere que actuemos”, señaló.

El partido republicano sostiene que mantener el obstruccionismo legislativo es fundamental para la institución y también es de suma importancia para la minoría.

Un artículo de Chad Pergram para Fox News señala que aunque eliminar el filibuster es una aspiración de los demócratas más radicales, en la práctica les sería casi imposible pues “cambiar cualquiera de las 44 Reglas Permanentes del Senado implica un voto de procedimiento de 67 votos a favor”.

Hay que recordar que adentro del mismo partido demócrata, también hay quiénes se oponen a la medida de eliminar el filibuster; por ejemplo, los senadores demócratas Joe Manchin (D-WV) y Kyrsten Sinema de Arizona ya dijeron que se van a oponer al bloqueo del requisito.

De acuerdo con Alejandro Navarro, director de contenido en The Impact Lawyers “la cuestión radica en que el partido demócrata no sacará adelante fácilmente medidas legislativas de gran calado, tales como proyectos para enfrentarse a la COVID-19 o la puesta en marcha de un Green New Deal, ya que ello requeriría de un apoyo de tres quintas partes de los miembros de la Cámara Alta”.

“Es por todo esto por lo que resuena en los pasillos del Capitolio la aplicación de la opción nuclear, una vía por la cual los demócratas pueden, unilateralmente, dejar sin efecto el filibuster. A través de esta opción, los demócratas tendrían barra libre para aprobar cuantas medidas legislativas se les antoje”, señala Navarro.

Eliminar el filibuster: “un gran error”

Julio M. Shiling, politólogo, escritor y director de Patria de Martí dijo a El American que eliminar el filibuster “sería un gran error”.

Shiling explicó que el sistema estadounidense ha tenido éxito debido al esfuerzo de moderación y negociación en las instituciones; sin embargo con tácticas como la eliminación del filibuster eso acabaría.

“Los fundadores de los Estados Unidos querían un sistema engorroso que obligaría a un consenso y un esfuerzo a la moderación; la idea de frenos y contrapesos es precisamente para la búsqueda de la moderación y evitar los extremos por lo que sería un grave error eliminar el filibusterismo”, dijo.

Para el especialista lo más importante de que permanezca el filibuster como requisito en el Senado “es que evita extremos”; sin embargo señaló que es poco probable que suceda debido a que hay demócratas que no están de acuerdo.

“Hay un pequeño número de demócratas preocupados; senadores más moderados del partido demócrata están captando el peligro de lo que esto podría representar en cuanto a la radicalización del Senado”, agregó.

Explicó que sin el filibuster podrían pasar mucho más proyectos indeseados y sin análisis profundos “como la ley de Salud cuando se aprobó el Obamacare”.

“Lo más importante de que permanezca el filibuster como requisito en el Senado es que evita los extremos”: Julio Shiling.(Wikipedia)
“Conciliación presupuestaria”: el as bajo la manga

Tras no contar con los votos necesarios para eliminar el filibuster, el partido demócrata tendría un as bajo la manga; se trata de la “conciliación presupuestaria” que esencialmente priva al Senado de sus dos características principales: debate ilimitado y un proceso de enmienda ilimitado.

Chad Pergram lo explica en otro artículo para Fox News, se trata de “una opción legislativa para promover cierta legislación con impactos fiscales”. Puede ser la próxima táctica para aprobar proyectos como la Ley COVID; sin embargo para proceder tanto la Cámara como el Senado deben aprobar presupuestos.

“La reconciliación presupuestaria tiene más consecuencias para el Senado que para la Cámara. El tiempo de debate tiene un límite de 20 horas y restringe las enmiendas (…). Pero la reconciliación presupuestaria frena los filibusteros del Senado”, explica Pergram.

¿Luz verde a la izquierda?

La agenda de transición de Biden está llena de planes para aumentar el control del Estado. Biden-Harris ya publicaron sus propuestas, y una de las cosas que más preocupa es que utilizarían la “Ley de Producción de Defensa” para atender el tema de la pandemia de la COVID-19. Esta ley permite que el Gobierno federal tome el control de industrias privadas.

Otra normativa que preocupa, es que en el marco de la recuperación económica de emergencia, Biden implementaría un salario mínimo por hora de 15 dólares a nivel federal, una disposición que podría establecer controles de precios nacionales y atentar contra el libre mercado.

«El inminente asalto socialista de los demócratas a nuestra nación hará que los primeros dos años en el cargo del presidente Obama parezcan moderados», denunció el senador republicano Marco Rubio (R-FL) antes de las elecciones que le otorgaron la mayoría del Senado al Partido Demócrata.

El senador republicano advirtió que con la mayoría, los demócratas harán realidad iniciativas socialistas como el «Green New Deal, la medicina socializada, impuestos al estilo europeo sobre la industria y los trabajadores estadounidenses, regulaciones radicales que dañarán a las pequeñas empresas y la capitulación ante el Partido Comunista chino estarán en la agenda», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Comprar americano, Biden

Biden firma orden para "comprar americano" en programas federales

Next Article
Disney, Dumbo

Disney esconde 3 películas que considera "racistas"

Related Posts
Total
0
Share