fbpx
La izquierda propone la fragmentación del país: alertan sobre avance del comunismo en Chile

La izquierda propone la fragmentación de Chile: alertan sobre avance del comunismo

La periodista chilena explica en una conversación con Julio Shilling el avance de la izquierda en su país

En Chile, la izquierda avanza a pasos agigantados. Ya grupos socialistas han propuesto una Asamblea Nacional Plurinacional y disolver los poderes del Estado. Patricia Bravo, periodista chilena y testigo de primera mano de la constante decadencia sistémica de su país explica, en conversación con Julio M. Shiling para El American, que ahora pretenden fragmentar el país.

¿Cómo está Chile? ¿Qué es lo que están haciendo las fuerzas democráticas? ¿Qué esperanza pueden tener?

La situación en Chile en este momento es crítica. Todos los miedos que hace dos años venimos diciendo de cosas que podrían suceder, están sucediendo.

¿Están implementando los discursos que prometieron? O sea, la colonización de Chile.

Antes de pasar a este tema de la Convención Constituyente tenemos el segundo problema que es en el sur de Chile, que está el tema del cual Mapu, que es lo que quieren hacer, casi como una palestinización de lo que es Chile, ya se están pasando hacia Argentina. Es hacer como una nación completa aparte, del pueblo mapuche. La verdad es que de pueblo mapuche muy poco. Querés hacer como una nación, pero allá ya se formó guerrilla y la gente que está en esa guerrilla de mapuche tiene bien poco. La verdad, los mapuches chilenos son todos de tercera 4.ª o 5.ª generación. Todos chilenos son mezclados y la gente que trata de hacer esas reivindicaciones está totalmente manipulada o ideologizada por doctrinas de izquierda marxista.

La izquierda propone la fragmentación de Chile: alertan sobre avance del comunismo
Gabriel Boric, nuevo presidente de Chile, junto a Sebastián Piñera, expresidente, en el paso de poder el 11 de marzo de este año (Valparaiso, Chile). (EFE)

Es que es una ofensiva. Es parte de una sola estrategia, precisamente la noción de dividir y el factor de la identidad. El marxismo identitario se convierte en la fórmula para destruir la nación.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Usan el indigenismo como excusa para justamente destruir la nación. Y pasando al tema de la Convención Constituyente, que es la que se ha formado, se formó para hacer escribir una nueva Constitución y está básicamente manejada por la ultraizquierda. Gente de izquierda ya está espantada con lo que están haciendo en esa convención. Gente de izquierda clásica ya está absolutamente arrepentida de haber votado la prueba de la nueva Constitución e incluso nombres de personas que he conocido, digamos políticos de la izquierda clásica, no están de acuerdo porque se está transformando en un cinismo plurinacional. En el fondo, lo que están proponiendo es la fragmentación del país. Pretenden hacerlo tanto en gobiernos regionales como comunales. O sea, la estatización al máximo. 

Lo peor es que ya había comisiones que estaban planteando estas ideas y se pensaba que cuando llegaran al pleno, tal vez como eran tan desorbitadas las ideas, no las iban a aprobar, pero ya aprobaron unidades tan desorbitadas como exterminar el Poder Judicial. O sea, que ya haya un poder judicial por región, por comuna y siempre beneficiando, digamos, a todo lo que es el indigenismo. Por ejemplo, en el sur están estos grupos, estas guerrillas están en el sur, si cometen un atentado y a lo mejor por declararse indigenistas van a tener otra justicia que va a ser diferente a si fueran chilenos. Y como ellos están reivindicando sus tierras, según ellos ancestrales, a lo mejor van a tomar fondos de otras personas. Ellos van a resultar favorecidos porque van a tener otro tipo de justicia.

Bueno, eso es otro desprendimiento, por ejemplo, de marxismo cultural, en el sentido de que la noción de la igualdad ante la ley no existe.



No existe, no.

Entonces la idea de tener diferentes sistemas legales de acuerdo a agravios percibidos del pasado, de la identidad, entonces, si te pones de víctima, de pronto tienes derecho a ciertos procedimientos de equidad entre comillas. Y entonces, en efecto, la ley es desnaturalizada y lo que hay es un mecanismo para imponer medidas de injusticia con la idea de reivindicar cosas que ya no tienen por qué reivindicar.

Exacto pasaron cinco o seis generaciones atrás. 

La facción es gente de diferentes tribus a facciones entre fenómenos que estaban en rivalidad. En fin, es un tema muy complejo, pero lo vemos en todas partes de Estados Unidos con la cuestión de la raza, en América Latina, pues este es el frente que hasta en Argentina tiene también un movimiento o ¿no?


Sí. Están más bajos que Chile, pero se están ampliando.

La noción de la dictadura en Bolivia, por ejemplo, se reposó sobre precisamente un plurinación, con todo este tipo de delirio, con el propósito de nuevo de establecer los mismos frentes divisorios. Antes de concluir, ¿tienes un poco de esperanza? ¿Estás viendo de parte de tus conciudadanos, tal vez algunos que dijeron metí la pata? ¿Crees que se puede frenar este proceso?

Sí y no. Sí, porque si bien el rechazo al aprobar esta Convención Constituyente fue un 22 %, luego casi subió a un 44 %, o sea, se dobló el porcentaje de gente que empezó a darse cuenta de la manipulación política que había al respecto. Es probable que aumente mucho más el rechazo frente a esta nueva Constitución, que es un circo.

De hecho, uno de los constituyentes que salió elegido fue un caso bien famoso. Salió elegido porque él representaba a los enfermos terminales de cáncer. La gente lo eligió a él. Salió en todas las protestas calvo representando a la enfermedad. Una investigación periodística dio con que era falso. Nunca estuvo enfermo, nunca tuvo cáncer y al final lo sacaron de la la Convención, pero sigue recibiendo el sueldo. Entonces ha sido un engaño impresionante. La gente se ha dado cuenta, pero la verdad no creo que ni siquiera como están ellos tan envalentonados ni siquiera vamos a llegar a plebiscitos. Yo creo que ellos van a aprobar que no exista plebiscito. Y si sigue así, esto puede incluso llevar a una guerra civil.

Es una minoría muy poderosa y que si bien es minoría, un 30 % de la población de Chile, que es la ultraizquierda, su poder radica en la violencia.

Previous Article
Rosa María Payá: la dictadura castrista es un peligro para la región

Rosa María Payá: la dictadura cubana es un peligro para la región - Lo Que Importa

Next Article

The Batman no es una obra maestra

Related Posts
Total
3
Share