fbpx

Javier Milei, el outsider libertario que amenaza a la clase política tradicional argentina

Javier Milei, el outsider libertario que amenaza a la clase política tradicional argentina

Argentina es un país que, en las últimas décadas, estuvo gobernado por la izquierda radical, el peronismo y la social democracia; ahora un economista de corte liberal, con algunas ideas conservadoras sociales, amenaza el establishment del país sudamericano

[Read in English]

«No estoy aquí para guiar siervos. Vine a despertar leones. Quiero oírlos rugir, ¡viva la libertad carajo!». Esta fue, probablemente, la frase más imponente de Javier Milei durante su campaña como precandidato para lograr un escaño en el Congreso argentino.

En Latinoamérica, Milei es un fenómeno conocido desde hace varios años. Es economista, docente, conferencista y, próximamente, podría ser diputado nacional. El 12 de septiembre, el líder de La Libertad Avanza, el espacio político que Milei encabeza junto a Victoria Villarruel, se convirtió en la tercera fuerza política de Buenos Aires luego de que el economista superara el 13% de los votos en las elecciones primarias conocidas como PASO, superando las expectativas de adversarios y aliados.

La victoria de Javier Milei, que, a partir del resultado de las PASO podría tener un escaño asegurado en las elecciones de noviembre, coincide con la caída del kirchnerismo, el peronismo y el oficialismo en casi toda Argentina, incluso en regiones históricamente izquierdistas como la patagónica Santa Cruz. El triunfo también coincide con las buenas elecciones de los referentes liberales José Luis Espert y Ricardo López Murphy, resultados que ponen de manifiesto el crecimiento del liberalismo en el país sudamericano.

Javier Milei, liberal, es un referente de la derecha en la región. Apoyó, por ejemplo, al expresidente Donald Trump en las elecciones de noviembre de 2020. Básicamente, las urnas propinaron un golpe preventivo al progresismo argentino posicionando a un libertario, con algunas ideas conservadoras en temas sociales como el aborto, como una amenaza seria a desafiar el sistema político desde dentro.

Javier Milei da un discurso junto a Victoria Villarruel y su equipo de campaña. (Vía: La Nación, YouTube).

Las facetas de Javier Milei

Milei es lo más parecido a un rockstar en la política latinoamericana. Tiene, principalmente, tres facetas por las que es conocido. Primero, es un economista «polémico» (para la izquierda), siendo él un liberal-libertario confeso que aboga por la profunda reducción del Estado y el gasto público, de los impuestos bajos, de acabar con los subsidios y de cerrar con el Banco Central de Argentina en una región donde la mayoría de los economistas son estatistas.

La otra faceta de Javier Milei —por la que se hizo bastante famoso en toda la región, por cierto— es su retórica disruptiva. En las entrevistas y debates en televisión, Milei siempre fue un orador directo y duro. El economista jamás le rehuyó a manifestar claramente sus ideas políticas y, en algunas ocasiones, a veces se salía de tono para apuntar con el dedo a quienes, para él, destruyeron la economía y el desarrollo argentino: el kirchnerismo, el peronismo y la «oposición» socialdemócrata argentina, representada en Juntos por el Cambio.

La última faceta de Milei es la de outsider libertario. Precandidato a diputado y agitador de masas. En un país donde la izquierda viene gobernando desde hace siete décadas, a través del peronismo, el kirchnerismo y la tibia socialdemocracia del macrismo, y donde la mayoría de la prensa tradicional es afín a ideas progresistas y estatistas, donde las universidades, como la Universidad de Buenos Aires (UBA), son prácticamente centros de adoctrinamiento progresista. El economista se convirtió en una verdadera amenaza para la clase política tradicional argentina.

Javier Milei, el outsider libertario que amenaza a la clase política tradicional argentina
Javier Miley y Victoria Villarruel saludan a una multitud de seguidores. (Twitter).

El gran logro de Milei: sacar al liberalismo de los libros


Mejor no le pudo haber ido al disruptivo y reconocido economista en sus primeras elecciones como candidato a un cargo público. No solo fue el tercer candidato más votado en Buenos Aires, la capital de Argentina, sino que sacó grandes números en las zonas trabajadoras argentinas, logrando capitalizar lo que ya es un evidente descontento de la clase baja y media con el oficialismo.

«Milei es el mejor exponente de cómo dar la batalla cultural desde que entró a la política», le dijo a El American el abogado argentino Martin Litwak, allegado a Milei, quien reside en Miami y se especializa en planificación de patrimonio. Litwak explicó que la victoria de Milei se da en un momento importante, pues el discurso político estaba demasiado virado hacia la izquierda y, con las buenas elecciones del liberalismo, Argentina avisa que no necesariamente seguirá un camino de izquierda radical como sí ocurrió en países como Venezuela.

Más allá de qué sucederá con Argentina y las acciones que tomará el oficialismo tras esta debacle, el gran logro de Milei es sacar al liberalismo del fundamentalismo de biblioteca. Es decir, llevar «las ideas de la libertad», como las llama el propio economista, a los barrios argentinos hastiados de la inseguridad y el desempleo; a la clase media cansada de la inflación y de cómo su dinero cada vez vale menos; a los emprendedores completamente agobiados por las mil y una cargas impositivas que impone el Estado argentino.

Imagen
Javier Milei rodeado de periodistas y una multitud de personas junto a Victoria Villarruel. (Twitter)

Ver a Javier Milei caminando por las villas, siendo recibido por la gente de a pie, es un síntoma de que las ideas libertarias están calando en un sector de la sociedad argentina, sobre todo cuando las autoridades están enfocadas en temas como la ideología de género o el feminismo, cuestiones foráneas que no sirven para resolver los temas más urgentes del argentino común. Para tener una idea, hoy por hoy, a excepción de Venezuela, Argentina es el país con peor desempeño económico de la región. La pobreza está por encima del 40 %, la desnutrición infantil avanza peligrosamente, el sector privado quedó destruido debido a la pandemia, las draconianas medidas sanitarias del Gobierno, las regulaciones estatales y los altos impuestos.

Claramente, la gente está molesta, y muchos no solo con el oficialismo, sino también con la «oposición» socialdemócrata y centrista que también es bastante criticada por Milei. Luego de conocer sus grandes resultados, el economista escribió un hilo en Twitter criticando al oficialismo y también a las «palomas que quieren negociar» con el gobierno encabezado por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

«Si bien estamos contentos por el resultado, sabemos que no hay nada que festejar. La inflación galopante, el desempleo y la pobreza nos obligan a redoblar esfuerzos para que las ideas de la libertad puedan devolverles la esperanza a los argentinos», escribió Milei. «Ayer los argentinos expresamos nuestro hastío con una casta política colectivista que viene arruinando nuestras vidas desde hace más de setenta años. Le dijimos basta al kirchnerismo; y también le dijimos basta a las palomas que quieren negociar con los K».

Allí está la diferencia principal de Milei con respecto al resto de los políticos opositores argentinos. El cambio que busca el economista es de sistema, un proyecto político que no aspire al continuismo, sino, al contrario, a cimentar nuevas bases económicas para un país deprimido. Un proyecto ambicioso que va en contra de la casta política tradicional, los medios de comunicación y la cultura pop argentina; un outsider en toda la ley.

A Milei le queda mucho camino por recorrer, su carrera política apenas inicia y las elecciones no cambiarán mucho las decisiones y leyes que emanen desde el Congreso argentino, sin embargo, dio un primer paso importante y notable mostrándose como una opción real para cambiar las reglas del juego en un país plagado de izquierdismo y progresismo.

«Tienen miedo, los zurdos tienen miedo», fue una de las frases de Javier Milei para explicar que el establishment argentino tiembla porque un libertario logró, en unos pocos meses, bajar sus ideas a tierra, llegar a los barrios y a la clase media con un discurso abiertamente de derecha, liberal en lo económico y conservador en algunos temas de índole social. ¿Será Javier Milei el encargado de derrotar a la casta política argentina? Habrá que seguir muy de cerca la evolución de quien podría ser diputado para averiguarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
secretario salud el american newsroom puerto rico

Secretario de Salud reveló que el índice de positividad de COVID-19 bajó a 7.2 % en Puerto Rico

Next Article
Met Gala: liberales y demócratas critican a AOC por su vestido “Tax the Rich”

Met Gala: liberales y demócratas critican a AOC por su vestido “Tax the Rich”

Related Posts
Total
51
Share