fbpx
Juneteenth

Juneteenth: la historiografía desafía a la historia

El Día de la Independencia Nacional Juneteenth del 19 de junio es una denominación errónea, otra distorsión de la verdad general del arsenal de armas de los guerreros socialistas

[Read in English]

Los historiadores, los politólogos, los filósofos, los sociólogos, los antropólogos y muchas otras disciplinas académicas cuentan con la exactitud histórica para elaborar teorías y opiniones. La historiografía, el estudio y la práctica de escribir sobre la historia, se entremezcla muy a menudo con prismas ideológicos. El “Juneteenth”, la más reciente fiesta federal establecida, puede ser un ejemplo de ello. ¿Qué ocurre cuando la historiografía desafía a la historia?

El presidente Joe Biden, con la vicepresidenta Kamala Harris a su lado, firmó el jueves 18 de junio la undécima fiesta federal del país. La legislación estableció el 19 de junio oficialmente como el Día de la Independencia Nacional Juneteenth. Todos los países luchan con la elección de las fechas para honrar las marcas relevantes que subyacen a sus experiencias históricas. Una nación tan rica y diversa históricamente como Estados Unidos ofrece, como es de esperar, un amplio abanico para elegir. ¿Es el 19 de junio la fecha más emblemática para celebrar el fin de la esclavitud en Estados Unidos?  

En 1865, en esa fecha, en Galveston (Texas), las tropas de la Unión al mando del general Gordon Granger proclamaron el fin de la esclavitud en el Estado de la Estrella Solitaria. Esta fecha, sin embargo, no registra el último bastión confederado en rendirse al ejército federal. El general de brigada Stand Watie, un líder indio de la Nación Cherokee que comandaba el Ejército del Trans-Mississippi del Sur, un batallón compuesto principalmente por indios Cherokee, Muskogee, Osage y Seminole, fue supuestamente el último comandante de la Confederación en rendirse. La conclusión formal de las hostilidades se produjo el 23 de junio, cuatro días después, en el entonces Territorio Indio (actual Oklahoma).

De hecho, para mayor precisión técnica, el último acto de resistencia confederada terminó de forma concluyente el 6 de noviembre de 1865, cuando el acorazado Shenandoah se rindió en Liverpool, Inglaterra. Este barco, hay que señalar, fue eficaz para causar daños a los intereses del Norte. En agosto de 1865, el Shenandoah había capturado o destruido 38 barcos, incluyendo balleneros y buques mercantes. La Guerra Civil, librada principalmente por la esclavitud, el pecado fundacional no resuelto de Estados Unidos, tiene una serie de fechas que tienen mayor importancia para acabar con ella como institución que el 14 de junio, llamado “Juneteenth”, una combinación de las palabras “June” (junio) y “nineteenth” (diecinueve).

El presidente Abraham Lincoln emitió la Proclamación de Emancipación el 22 de septiembre de 1862. Esta orden ejecutiva fundamental establecía que, a partir del 1 de enero de 1863, “todas las personas mantenidas como esclavos dentro de cualquier Estado o parte designada de un Estado, cuyo pueblo esté entonces en rebelión contra los Estados Unidos, serán entonces, en adelante y para siempre libres”. El 9 de abril de 1865, el comandante confederado, el general Robert E. Lee, se rindió en Appomattox, Virginia, poniendo fin técnicamente a la Guerra Civil. Es cierto que la resistencia armada rebelde continuó, dispersa y aislada sin un mando central. Sin embargo, gran parte de esta actividad se debió a la lentitud con la que viajaron las noticias de la rendición de Lee. El 20 de agosto de 1866, el presidente Andrew Johnson, vicepresidente de Lincoln, declaró formalmente el fin de la Guerra Civil, dieciséis meses después de Appomattox.

Hay múltiples fechas que tienen una mayor conexión con la finalidad de la esclavitud que el 19 de junio (Juneteenth). Algunas de ellas fueron citadas anteriormente. La verdad es que el 19 de junio, juzgado estrictamente en su relevancia histórica, es intrascendente para llevar la esclavitud a su fin. Esto hace sospechar honestamente el razonamiento de la decisión de destacar esta fecha en términos nacionales. Aquí, de nuevo, la guerra sucia de la izquierda contra la República Americana, asoma su cabeza monstruosa.

 19 de junio 2020 en el Centennial Olympic Park de Atlanta, Georgia, Estados Unidos. (EFE)

El nombre real de la fiesta recién acuñada por la nación es Día de la Independencia Nacional Juneteenth. ¿De qué se trata la parte de “independencia nacional”? El 4 de julio es el único Día de la Independencia, después de todo, que existe en Estados Unidos. He aquí otro indicio de revisionismo histórico, pero a través de lentes teñidos de ideología. Hay una correlación indirecta aquí con el “Proyecto 1619” del The New York Times, esa interpretación fraudulenta de la historia americana que afirma que la esclavitud fue la razón de ser de Estados Unidos. Esto está financiado intelectualmente por la Teoría Crítica de la Raza (TCR) del marxismo.

El representante republicano de Kentucky, Thomas Massie, uno de los catorce valientes republicanos de la Cámara de Representantes que votaron en contra de la nueva festividad federal, tuiteó al convertirse en ley: “El nombre oficial de la festividad es “Día de la Independencia Nacional Juneteenth”. Bendito sea tu corazón si crees que ese nombre no fue elegido para dividir a este país y disminuir el Día de la Independencia que celebramos el 4 de julio”. Massie tiene toda la razón. En el Senado, fue aprobado unánimemente.

La izquierda, con su control de los principales medios de comunicación, de las Big Tech, del capital woke y del Gobierno de Biden-Harris, está totalmente a la búsqueda de dispositivos epistemológicos para deconstruir Estados Unidos. La TCR y la guerra racial que está instigando son parte del plan. La historia está asediada por la corrección política socialista. Herbert Marcuse lo llamó “tolerancia represiva”. El Día de la Independencia Nacional Juneteenth del 19 de junio es una denominación errónea, otra distorsión de la verdad general del arsenal de armas de los guerreros socialistas. ¡Preparen sus fuegos artificiales, todos, para celebrar el verdadero día de la independencia de Estados Unidos, el 4 de julio!  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
tiempos de vuelo boom

Tiempos de vuelo podrían reducirse pronto a la mitad, gracias al capitalismo

Next Article

Régimen de Ortega en Nicaragua niega entrada a la prensa internacional

Related Posts
Total
0
Share