fbpx
Keystone XL

¿Qué es el Keystone XL?: el oleoducto que Biden canceló en su última etapa de construcción

Keystone XL es un proyecto que abarcó más de 12 años y consiste en un oleoducto destinado a transportar crudo canadiense a los Estados Unidos

[Read in English

La administración de Joe Biden decidió cancelar el proyecto del oleoducto Keystone XL. La medida del presidente demócrata supone la perdida de unos 10,000 empleos y la incertidumbre de una obra que estaba en su cuarta y última etapa de construcción, y a punto de iniciar operaciones.

Se trata de un proyecto que abarcó más de 12 años y que consiste en un oleoducto destinado a transportar crudo canadiense a los Estados Unidos.

La compañía petrolera TC Energy e incluso sindicatos, intentaron persuadir al nuevo presidente explicando los beneficios de Keystone XL: 10 mil trabajos; un Fondo de $ 10 millones para capacitación; $ 500 millones para proveedores y empleos indígenas; y energía 100 % renovable para operar el oleoducto.

Sin embargo, el proyecto ha enfrentado juicios durante tres administraciones presidenciales de Estados Unidos; y ahora forma parte de una de las primeras medidas que Biden desmonta, y que por el contrario fue respaldada por el Gobierno de Trump.

¿Qué es el oleoducto Keystone XL y por qué es un tema tan controvertido?

Keystone XL es una expansión de un oleoducto existente que transporta crudo canadiense a USA. La expansión se concibió cuando los precios del petróleo estaban en máximos históricos con el objetivo de bombear 830,000 barriles de petróleo a 1.210 millas de las arenas petrolíferas canadienses a Steele City, Nebraska.

La controversia existe porque grupos ambientalistas se opusieron al proyecto bajo el alegato de amenaza de derrames. También citaban que las arenas petrolíferas de Canadá son consideradas las energías más intensivas en gases de efecto invernadero del mundo.

Asimismo agricultores, ganaderos y grupos de nativos americanos también se opusieron al oleoducto porque el proyecto atravesaba zonas ecológicamente sensibles y grandes fuentes de agua potable.

Pese al rechazo de la administración de Barack Obama, fue en 2016 con la llegada del presidente Trump que se retomaron las esperanzas de retomar el proyecto para hacerlo realidad.

Trump había hecho de la aprobación de Keystone XL una de sus principales promesas de campaña, y su administración siguió adelante concediendo la aprobación durante los primeros meses de su Presidencia; sin embargo, se produjeron impugnaciones en Montana y Nebraska por lo que Trump decidió expedir un nuevo permiso en 2019 que permitía la construcción sin revisión ambiental.

Ahora con la llegada de Biden a la Presidencia, la compañía TC anunció que se comprometía a gastar 1.700 millones de dólares en energía solar, eólica y de baterías para operar el oleoducto que ya está parcialmente terminado, y sin embargo el presidente entrante firmó una orden ejecutiva por la que se cancelaba el permiso del oleoducto para operar.

No está claro cómo planea la administración Biden abordar la pérdida de 10,000 empleos que vendría con el fin de la construcción del enorme oleoducto.

¿Sin el oleoducto, Estados Unidos retomaría comercio con Rusia y Venezuela?

Un reportaja del Wall Street Journal reveló que Estados Unidos sigue recibiendo la mitad de sus importaciones de petróleo de Canadá; y ahora ante la negativa del proyecto las petroleras “podrían verse obligadas a comprar más petróleo de Estados adversarios como Rusia y Venezuela”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Joe Biden - El American

Asesor de Biden dice que será el presidente "más europeísta de la historia"

Next Article
lloyd austin

Lloyd Austin es confirmado como nuevo secretario de Defensa

Related Posts
Total
0
Share