fbpx
hispanic vote, El American

The Luna Spotlight: Reflexiones sobre la YLLS y cómo ganar el voto hispano

Actualmente, según pewhispanic.org, la mayor minoría votante del país son los hispanoamericanos. En concreto, los de ascendencia mexicana. Se ha vuelto extremadamente importante el acercamiento a esta comunidad, especialmente por parte de los conservadores

[Read in English]

En los últimos años, he tenido la oportunidad única de ver cómo Turning Point USA se ha convertido en una de las principales organizaciones conservadoras del país ¿Dónde encajo yo en todo esto? Bueno, con ellos empecé. Me reclutaron para unirme a la organización, junto a Charlie Kirk, Candace Owens y Brandon Tatum en el verano de 2018.

En ese momento, no sabía mucho sobre la organización, pero lo que sí sabía, es que estaban yendo a lugares a los que el GOP no solía acercarse. Estaban apuntando directamente al voto hispano. En una época de políticas identitarias y del uso generalizado del término “racista” por parte de los progresistas de extrema izquierda, TPUSA se dio cuenta de que para ayudar a educar (y salvar a este país) había que combatir el fuego con el fuego, y eso significaba no sólo defender las voces fuertes de las minorías conservadoras, sino implicar directamente a la base.

Actualmente, según pewhispanic.org, la mayor minoría votante del país son los hispanoamericanos. En concreto, los de ascendencia mexicana. Se ha vuelto extremadamente importante el acercamiento a esta comunidad, especialmente por parte de los conservadores para apuntar al voto hispano. De hecho, en los últimos meses, el DNC ha lanzado una iniciativa de más de 20 millones de dólares para combatir la desinformación en línea y específicamente con memes (en español) dirigidos al voto hispano.

¿Cómo se combate esto? A través de la educación, los liderazgos y la guerra de la información. Algo de lo que TPUSA ha hecho gala en los últimos años. Trabajé para TPUSA como su Directora Nacional de Alcance Hispano durante un año antes de anunciar mi candidatura al Congreso. Allí asistí por primera vez a la Young Latino Leadership Summit (YLLS, Cumbre de Jóvenes Líderes Latinos en español).

Este año ha sido probablemente la cumbre más importante de las que han organizado hasta ahora. ¿Por qué? Porque no sólo fue capaz de educar e informar a los jóvenes activistas hispanos de todo el país sobre lo que realmente está sucediendo con la crisis humanitaria en la frontera, sino que trajeron increíbles oradores para incluir a Art Del Cueto (el presidente del Sindicato de la Patrulla Fronteriza), Kimberly Guilfoyle, el Embajador de Estados Unidos en México, Jesse Holguin (el fundador y líder de LEXIT), el senador Ted Cruz, y por supuesto, yo.

Algunas personas pueden argumentar que esto es política de identidad, pero a esas personas les digo “No, no lo es”. Mucha gente como yo, y los jóvenes hispanoamericanos crecen en una sociedad bicultural en la que a veces no es públicamente aceptable ser conservador o abrazar tus valores conservadores y se parte de que el voto hispano debe ser demócrata. Cuando se crea un entorno en el que se escuchan historias reales de gente como tú y se te muestra que no eres el único, se enciende una chispa que no sólo empodera a la gente para encontrar sus voces, sino que les ayuda a luchar, a pelear por sus creencias, por su pasión y por este país.

Sé que al asistir a esta conferencia, no sólo pude ayudar a empoderar a los jóvenes líderes, sino que pude hacer exactamente lo que tantos han hecho antes que yo… pude liderar. Es importante recordar que juntos somos más fuertes. Que un frente unido en el movimiento conservador significa tutelar, potenciar y liderar a los que vendrán después de nosotros.

Si no me hubiera unido a Turning Point, puedo decir que no sería la líder eficaz que soy hoy. Aprendí de los mejores y ahora es responsabilidad de todos nosotros transmitirlo. Viajé por el país y aprendí a escuchar a los que no estaban de acuerdo conmigo, para poder, a su vez, perfeccionar mis argumentos. Escuchar es la clave para cualquier líder.

Es nuestra responsabilidad potenciar la voz de las generaciones futuras. Compartir nuestros conocimientos y dejar el mundo mejor que como lo encontramos. Significa dar ese primer paso, y adentrarse en lo desconocido para hacer el cambio, y es aquí, en estas conferencias y a través de organizaciones como esta, donde comienza el cambio inicial.

En esta columna bimensual, no sólo verán mi respuesta y cobertura de los eventos clave en nuestra nación a nivel conservador de base, sino que escucharán a los líderes hispanos emergentes, activistas y periodistas que llevarán esta antorcha para las generaciones futuras.


Anna Paulina Luna es corresponsal jefe y vicepresidente de El American English

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Morgan Zegers: «Los jóvenes no conocen la realidad de los países que sufrieron el comunismo»

Morgan Zegers: «Los jóvenes no conocen la realidad de los países comunistas»

Next Article
Derek Chauvin, El American

Derek Chauvin declarado culpable de 3 cargos en caso Floyd

Related Posts
Total
0
Share