fbpx



king, martin luther

Martin Luther King Jr.: lo bueno y lo malo

[Read in English]

Si hoy América parece dividida, para la primera mitad del siglo XX estaba aún más dividida. Las leyes de Jim Crow habían revertido los efectos que la Proclamación de Emancipación que Abraham Lincoln había promulgado en el año 1863, durante la Guerra de Secesión. No fue sino hasta casi un siglo después, gracias al Dr. Martin Luther King Jr (MLK). que se pudo acabar finalmente con la segregación racial en el país.

Jim Crow vs. Abraham Lincoln

Aun tras la abolición de la esclavitud, el racismo siguió presente en las dinámicas sociales de los estados del sur y no hubo tantos cambios en términos de aceptación por parte de la sociedad hacia los afroamericanos que gozaban ahora de libertad y protección civil como cualquier otro ciudadano americano. Con el paso de los años los demócratas fueron ganando cada vez más territorio político en las gobernaciones y alcaldías sureñas.

Fue tras el “Gran Compromiso” de 1877 que resultó en la última retirada de las tropas federales en el sur, que los Redeemers, una gran coalición demócrata racista, retomó el poder político en el sur, promulgando las leyes de Jim Crow e imposibilitó en las últimas décadas del siglo el registro y participación electoral afroamericana.

Con alza de impuestos, pruebas de alfabetización y comprensión de textos, como requisitos inamovibles para ejercer el derecho al voto, a los afroamericanos y blancos pobres les fue prácticamente prohibido el derecho al sufragio.

La situación de la libertad para los afroamericanos que había iniciado como un gran acontecimiento encabezado por Abraham Lincoln fue rápidamente revertida por un siglo hasta la promulgación de la “Ley de los Derechos Civiles” en 1964.

Martin Luther King Jr., the good

Bebederos, autobuses, baños, sectores totalmente segregados, más la persecución constante —muchas veces seguida por linchamientos y asesinatos— eran las rutinas que Jim Crow había creado. Pero para los tiempos de la Segunda Guerra Mundial el desafío a la segregación racial había crecido radicalmente. En el año 1948 el presidente Truman firma la “Orden Ejecutiva 9981” que acababa con la segregación racial en las Fuerzas Armadas. Pero tal hecho no fue suficiente.

Fue el ataque al sargento veterano de guerra Isaac Woodard por parte de la policía de Carolina del Sur lo que causó, junto con otros hechos como el asesinato de Emmett Till de catorce años, y el suceso de Rosa Parks en el autobús, la organización del movimiento por los derechos civiles. Martin Luther King Jr. organizó con diferentes organizaciones y activistas el boicot de los autobuses en Selma, Alabama.

El liderazgo que King ejerció en el boicot inspiró a la prolongación de la protesta por más de un año a pesar de la represión policial y el terrorismo de segregacionistas blancos. El Dr. King, arrestado por las autoridades, reveló que sus acciones no guardaban rencor, sino nostalgia por entendimiento y comunicación.

En su libro La marcha hacia la libertad; la historia de Montgomery, afirmó: «con frecuencia, los hombres se odian unos a otros porque se tienen miedo; tienen miedo porque no se conocen; no se conocen porque no se pueden comunicar; no se pueden comunicar porque están separados».

king martin luther
(Foto)

El liderazgo de Martin Luther King Jr. respaldado por los 40,000 afroamericanos de la protesta logró que se acabara con la segregación en autobuses y otros espacios públicos como restaurantes y escuelas en 1956, pero quedaban muchas batallas por librar hasta 1964.

El Dr. King Jr. no se detuvo ahí. Siguió detentando su liderazgo organizando y encabezando marchas masivas por el sufragio para los afroamericanos, el derecho al trabajo —que buscaba también la dignificación de este—, y la desegregación general. Todas estas acciones sirvieron como presiones importantes y sus demandas terminaron siendo tipificadas en la “Ley de Derechos Civiles” y la “Ley de Votación” de 1965.

Su liderazgo, sin embargo, había sido fácticamente regional hasta que, tras su arresto en Birmingham, Alabama, generó el apoyo del presidente John F. Kennedy (JFK) en 1963. Esto sentó un precedente político importantísimo, visto que autoridades regionales habían ignorado o criticado las acciones de King. El apoyo de JFK logró que se sellara prácticamente la aprobación de una ley que aboliese la segregación y reconociera derechos civiles a los afroamericanos.

Martin Luther King Jr., the bad

No obstante sus grandes logros, King fue un hombre repleto de errores que se contraponen tan firmes como sus opuestos positivos. El primero, de los más notables tanto para sus compañeros activistas como para sus rivales, fue el uso de niños en las manifestaciones que se organizaron. Para el boicot en Birmingham, King decidió utilizar niños en un intento de disuadir la violencia policial.

El resultado, para infortunio del activista, fue el contrario. Niños y jóvenes fueron reprimidos duramente y arrestados por las autoridades que no tuvieron ningún tipo de compasión con ellos. Malcolm X, activista musulmán se pronunció criticando las acciones diciendo: «los verdaderos hombres no ponen a sus niños en el punto de mira».

Archivos desclasificados del FBI revelan que MLK llevaba una vida muy distinta a la que un líder religioso debería llevar. En 1968, King había recibido financiamiento de la Fundación Ford para auspiciar talleres de trabajo para ministros afroamericanos en Florida. En los documentos se puede leer que el pastor participó en actos orgiásticos con otros activistas. «Un ministro negro que asistió expresó más tarde su disgusto por la bebida, la fornicación y la homosexualidad detrás de escena que sucedió en la conferencia», se lee.

A screenshot of an old, photocopied file page detailing Dr King's alleged sexual misconduct
Captura obtenida del documento.

«Se trajeron varias prostitutas blancas y negras del área de Miami. Se realizó una orgía sexual de toda la noche con estas prostitutas y algunos de los delegados», se lee en líneas posteriores. En el suceso, relata el documento, dos mujeres se negaron a participar del acto, sobre lo que «King y otro de los hombres presentes discutieron» para acordar «cómo se les iba a enseñar e iniciar a este respecto».

El escritor David Garrow que ganó su premio Pulitzer por su biografía de Martin Luther King, comenta sobre otras revelaciones inquietantes al respecto del activista. El FBI había plantado transmisores en las habitaciones que habían sido reservadas por King. Buscando información sobre potenciales conexiones con el Partido Comunista, encontraron en realidad una violación a una de las feligresas que habían lo acompañado a él y a su amigo, el pastor Logan Kearse.

El hecho, de acuerdo con el Daily Mail se desarrolló de la siguiente forma: «en la habitación del hotel de King, los archivos afirman que luego “discutieron qué mujeres entre los feligreses serían adecuadas para actos sexuales naturales y no naturales”.

«“Cuando una de las mujeres protestó diciendo que no estaba de acuerdo” —continúa— el ministro bautista la violó de inmediato y con fuerza”, mientras King miraba». La reacción de King, muestra el documento, fue «miró, se rió y ofreció consejos», durante la violación.

Cuando una mujer criticó el hecho, el documento afirma que se escuchó a Martin Luther King Jr. decir que realizar el acto «ayudaría a su alma».

Más allá de Martin Luther King

Las facetas de King muestran dos caras, una pública y una privada; ambas registradas, pero una mucho más terrible y desconocida que la otra, desafortunadamente. Su búsqueda incansable por los derechos de los afroamericanos que terminó en uno de los mayores acontecimientos civiles, posó una sombra sobre unas conductas totalmente inaceptables y repulsivas.

La ironía que rodean las acciones de muchos líderes históricos es la naturaleza contradictoria de estas: coartar libertades en nombre de la libertad, matar en nombre de la vida, entre otras. Pero las acciones de King no tienen un vínculo más que el de una hipocresía manchada por el secreto de Estado (no puede decirse que violación alguna perpetrada por un pastor busca un beneficio mayor en el contexto de libertad religiosa o de los derechos civiles).

Esto no quiere decir que sus acciones negativas destruyen la lucha por los derechos, pero sí dejan una mancha imposible de remover sobre un líder que ha servido de inspiración para muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Oclocracia

Oclocracia.com

Next Article
Roberta Jacobson

Biden designa a Roberta Jacobson como coordinadora para frontera con México

Related Posts
Total
1
Share