fbpx

¿Es México un Estado fallido?

¿México es un Estado fallido?

Con un Estado que funcionara bien, México aprovecharía plenamente el talento de su gente y el potencial del país, además de la vecindad con Estados Unidos

[https://elamerican.com/is-mexico-a-failed-state/Read in English]

¿México es un Estado fallido? Las constantes noticias acerca de masacres y violencia generalizada en amplias regiones de la República mexicana salpican las noticias de América, pintando el lienzo de un país caótico, similar a un Western donde solo mandan los villanos y no hay un John Wayne en 10 pueblos a la redonda, tan solo un montón de “sheriffs” corruptos.

El Estado mexicano es profundamente incompetente

Esa imagen mental tiene algo de cierto, en especial respecto a la indolencia/ineptitud de las autoridades mexicanas, de todos los colores y de todos los niveles, hasta el grado de que se han vuelto incapaces de cumplir con una de las funciones básicas de cualquier Estado funcional: la protección de los caminos y las vías de ferrocarril. Sí, igual que en las películas del far west.

Veamos el caso de los trenes: el Reporte de Seguridad en el Sistema Ferroviario Mexicano, actualizado al primer trimestre del 2021 y elaborado por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, muestra un incremento en los reportes de robo a los ferrocarriles, que sumaron 791 entre enero y marzo pasado, un aumento de 13.49 % respecto al trimestre anterior, impulsados principalmente por un drástico aumento en el robo de “componentes de vía” (rieles y durmientes) que se disparó un 63.7 %.

Esos robos se han convertido en forma de vida para miles de maleantes y a menudo se traducen incluso en descarrilamientos, como los registrados recientemente en Puebla y Jalisco. Sí, como usted lo lee, el Gobierno mexicano no solo es incapaz de cuidar a sus habitantes en las comunidades y ciudades, sino que ni siquiera pueden proteger vías que están fijas y por lo tanto deberían ser mucho más fáciles de monitorear y proteger.  

Peor todavía, cuando el problema no son los ladrones oficiales, aparecen los “activistas sociales”. Desde el 2020 México suma aproximadamente 7,000 horas de bloqueo en la red de vías férreas, principalmente en el estado de Michoacán, donde la CNTE (un seudo sindicato de maestros que en la práctica opera como una banda de extorsión política) aprovecha cualquier pretexto para paralizar el estado y obtener aun más prebendas del Gobierno local y de la federación.

¿La consecuencia? Más de $4.4 mil millones de dólares en pérdidas, tan solo en 2020, de acuerdo con el Cargo Theft Report 2021, de BSI & TT Club, el cual explica que debido a los bloqueos en las vías, la industria mexicana intentó recurrir en mayor medida a los camiones de carga, para mover sus mercancías. La mala noticia: que las carreteras mexicanas son tan inseguras como sus rieles. O peor.

Ese mismo reporte explica que, a diferencia de los ladrones de carga que operan en Estados Unidos o Canadá, “los ladrones en México no se oponen a realizar secuestros armados de camiones de carga en tránsito…los ladrones de carga en México a menudo utilizan la violencia…[y] en múltiples casos, ladrones bien armados han superado a los escoltas de seguridad [de los cargamentos]”. De película del viejo oeste, o -más bien- de terror.

Y el problema no está solo en el transporte de carga, el robo de vehículos a mano armada es un riesgo cotidiano en buena parte de México, incluyendo las principales carreteras del país, hasta el grado de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos desaconseja e incluso prohíbe a sus funcionarios circular por algunas carreteras federales mexicanas, como la 45D en el tramo entre Celaya e Irapuato, restricción que comparte el gobierno de Canadá.

La violencia está en las carreteras, en las calles y en los hogares. No solo se trata de los barrios peligrosos que podríamos encontrar en otras partes del mundo, en México hay ciudades y regiones enteras capturadas por criminales o sometidas a la lucha sin tregua de los cárteles que se disputan el territorio ante la mirada inerte e inepta del Gobierno federal, que prometió “abrazos, no balazos”.

El resultado es un estado de cuasi guerra sin paralelo a nivel internacional. Un multicitado estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal coloca a seis ciudades mexicanas como las más violentas del mundo, otro incluye a cinco ciudades mexicanas entre las 10 con mayor índice de homicidios a nivel mundial. La inseguridad se respira, la impunidad se vive y la incompetencia de las autoridades (de todos los partidos y todos los niveles) se nota a leguas de distancia.

¿México es un estado fallido? No, es un estado funcional, pero que ha fracasado en aprovechar su potencial. Imagen: Unsplash
¿México es un Estado fallido? No, es un estado funcional, pero que ha fracasado en aprovechar su potencial. Imagen: Unsplash

¿Entonces, México es un Estado fallido?

La reacción instintiva sería que sí, pero la respuesta no es tan sencilla.

A pesar de la delincuencia y la violencia imbatible, México sigue funcionando y creciendo. Hay ciudades modernas, amplios centros comerciales y enormes zonas industriales que han hecho de este país el principal socio comercial de los Estados Unidos, superando a Canadá, y sí, también a China.

Mencionaba antes los comunes atracos a los trenes. Sin embargo, entre enero y julio de este año, los ferrocarriles mexicanos desplazaron un total de 54,595.12 millones de toneladas-kilómetro en 1.2 millones de carros, superando claramente no solo las cifras del 2020, sino también las registradas durante ese mismo periodo en los años previos a la pandemia de Covid-19, así que México a pesar de todo, se mueve.

Y se seguirá moviendo, incluso más rápido, ya que la integración económica con el resto de Norteamérica es un gran motor de desarrollo. En marzo del 2021, Canadian Pacific Railway Limited anunció que se fusionará con Kansas City Southern, lo que significa la creación de una red de 32,000 kilómetros de largo, que incluirá por primera vez tanto a México como a Estados Unidos y Canadá.

Proyectos similares avanzan en muchas otras industrias. Así que a la pregunta de “¿México es un Estado fallido?” No. México es un estado corrupto, conflictivo, violento y complejo, pero también funcional y competitivo.

Lo que sí es México es un Estado fracasado

Regreso al caso del tren. El Banco Mundial señala que Estados Unidos mueve 26 veces más toneladas de toneladas-kilómetro que México. Seguramente esa diferencia sería mucho menor si el Estado mexicano funcionara bien, brindando seguridad e impidiendo el bloqueo de los vías. Lo mismo aplica al resto de la economía. Con un Estado que funcionara bien, México aprovecharía plenamente el talento de su gente y el potencial del país, además de la vecindad con Estados Unidos. Sería una nación mucho más prospera que hoy en día, incluso más que Canadá.

No aprovechar esas condiciones hace de la República mexicana un Estado fracasado, aunque (todavía) no sea un Estado fallido. Así de claro, aunque duela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
CEE puerto rico, el american newsroom puerto rico

Supremo de Puerto Rico declara inconstitucional sus facultades para nombrar al presidente de la CEE

Next Article
El papa pide otorgar un salario a todas las personas en el mundo sin la necesidad de trabajar

El papa pide otorgar un salario a todas las personas en el mundo sin la necesidad de trabajar

Related Posts
Total
43
Share