fbpx

Mike García - americanos en Afganistán

“No todos los americanos pueden regresar por culpa de Biden”: Rep. Mike García revela detalles de evacuación en Afganistán

El representante republicano Mike García reveló cómo el Departamento de Estado se convirtió en “una enorme pesadilla burocrática” para rescatar a americanos de Afganistán

[Read in English]

Mientras el presidente Joe Biden desconocía el número exacto de colaboradores y americanos a evacuar de Afganistán, representantes republicanos como Mike García, Darrell Issa y Mike Waltz lograban rescatar a cientos de connacionales que veían frustrados sus esfuerzos de salir del país.

Cuando la administración demócrata anunció que retiraría a las tropas americanas, dijo también que se mantendría en Afganistán hasta asegurarse de que todos los americanos y colaboradores estarían de regreso en Estados Unidos. Sin embargo, eso no sucedió, haciendo cuesta arriba el rescate de miles de connacionales y colaboradores.

Legisladores republicanos contaron en exclusiva para El American cómo fue el proceso para lograr que cientos de americanos llegaran sanos y salvos a Estados Unidos, mientras luchaban contra la burocracia impuesta por el Departamento de Estado y al mismo tiempo contra la violencia y hostilidad de los talibanes.

Representantes como Mike García (R-CA) quien además sirvió en Irak y Darrell Issa (R-CA) aseguran que no dejarán de trabajar hasta que todos los americanos estén en casa, pues solo entre ellos lograron evacuar casi 140 americanos. Sin embargo, García denuncia que la desorganización de la administración demócrata es la causa por la que aún quedan tantos americanos esperando a ser rescatados.

“El congresista y su equipo han ayudado a liberar a 31 miembros de nuestra comunidad de Afganistán. Hemos estado en contacto regular con muchos niveles de gobierno y hemos trabajado bien con ello, a veces, ha habido cargas burocráticas. Estamos en contacto constante con las familias y las personas a las que intentamos ayudar a escapar. No dejaremos de trabajar hasta que estén en casa”, dijo a El American la oficina del representante Darrell Issa.

“Hasta ahora, hemos conseguido sacar a 101 personas. Principalmente ciudadanos y residentes legales, y también algunos con visas especiales”, dijo Mike García al denunciar que el Departamento de Estado estableció durante el proceso una serie de limitantes que impidieron la rápida evacuación de los connacionales.

“El Departamento de Estado fue una enorme pesadilla burocrática”: Mike García

García contó en exclusiva a El American que mientras intentaba ayudar a evacuar a cientos de americanos, el Departamento de Estado cambiaba constantemente los requisitos. De hecho, denunció que además de no existir una comunicación interna entre funcionarios tampoco existía una respuesta que aliviara la incertidumbre de quienes esperaban ser rescatados.

“Estaban publicando orientaciones y esas orientaciones cambiaban día a día. Si tenías una visa P-1, P-2, SIV o eras residente legal permanente, todo cambiaba constantemente. Nos pedían que rellenáramos estas hojas de cálculo de Excel que nos pedían muchos datos, lo cual está bien (…) pero el Departamento de Estado cambiaba a diario el formato de estos formularios. Era como si no se hablaran entre ellos, había una docena de personas trabajando en este problema de forma independiente y comunicándose con diferentes oficinas y dándonos diferentes orientaciones. Había, literalmente, 12 direcciones de ocrreo diferentes a las que podíamos enviar cosas, y cuando las enviábamos no había una respuesta cercana”, denunció.

“Era realmente más fácil cancelar tu televisión por cable que contactar con el Departamento de Estado durante una de las peores crisis de evacuación humanitaria que nuestra nación ha visto. Y esto no fue por algo trivial, esto fue literalmente para salvar vidas americanas y sacar a la gente de Afganistán. Es por eso que todavía tenemos tanta gente allí”, García aseveró.

Aunque la administración Biden habló oficialmente de unos 200 americanos varados en Afganistán, la cifra podría ser mayor ya que solo la oficina de García está rastreando a 10 ciudadanos americanos y a otros 95 residentes permanentes y más de mil poseedores de visas especiales que siguen en ese país.

“Tenemos alrededor de 1,200 personas a las que seguimos rastreando, 95 son residentes legales, 10 de ellos son ciudadanos americanos y el resto son ciudadanos afganos con visas SIV, P-1, P-2, P-3 a los que hemos tratado de traer, hemos perdido la comunicación con algunos de ellos, lo que no es una buena señal, pero estamos rastreando a muchos de ellos y tratando de mantenerlos vivos básicamente en este momento”, explicó el representante.

“Son personas que deberían estar en Estados Unidos ahora mismo y que no lo están por culpa de la burocracia”, reiteró el Mike García.

García denunció que el proceso de evacuar a los americanos debió empezar meses antes de la retirada de las tropas para resguardar sus vidas; criticó que un proceso que tenía que haber iniciado hace más de nueve meses, realmente se llevó a cabo en solo 9 días.

“Esto debería haberse hecho durante un período de nueve meses en lugar de nueve días (…) El Departamento de Estado no se agilizó, siguió tratando esto como una misión diplomática cuando deberíamos haberlo tratado como una operación militar (…) El Departamento de Estado fue una enorme pesadilla burocrática con la que había que tratar”, agregó.

Para el representante de California la administración demócrata hizo todo de manera incorrecta, desde anunciar la fecha exacta de retirada de tropas, hasta convertir la evacuación en un proceso diplomático sin que los militares contaran con los recursos necesarios para extraer a todos los americanos que quedaban en ese país.

“El Departamento de Defensa tenía una cierta presencia, pero no estaba involucrado a los niveles que necesitaba y no estaba protegiendo a la gente sobre el terreno al nivel que debería haber estado. Nuestros militares que estaban allí no recibieron el equipo y los medios adecuados. Se les dio rifles y cascos en lugar de Humvees, APCs y apoyo aéreo cercano mientras intentaban sacar a la gente”, dijo.

“En una retirada ordenada, uno pasaría unos meses asegurándose de tener una lista precisa y manifiesta de todos los que todavía están en el país. Y es claro que eso no ocurrió. Cuando se produjo el caos hace unas semanas, la gente empezó a entrar en pánico y nos dimos cuenta rápidamente de que el gobierno americano no tenía comunicaciones ni ningún tipo de enlace directo con la gente que seguía en el país”, denunció.

Esta administración sacó a los militares y luego trató de averiguar cuántos ciudadanos americanos se quedaron atrás. Literalmente, el proceso más retrógradoque se les pudo ocurrir poniendo a todo el mundo en la posición más arriesgada”, agregó.

García contó que los esfuerzos de su oficina no se dieron de forma aislada y que logró unirse con el representante republicano de Florida, Mike Waltz que también participó en procesos de extracción.

Detalles de las evacuaciones

Mike García ofreció detalles de la estrategia de evacuación y reveló que aunque mucho de los esfuerzos se hicieron de forma digital, también ha sido indispensable el contacto con las fuerzas especiales. Señaló que cada vez se complican más las extracciones a medida que Biden afirma: “hey, estamos afuera”.

“Básicamente, estamos moviendo a la gente para llevarlos a los puntos de control de oportunidad, para movilizarlos al aeródromo. Al encontrarse con la resistencia tratamos de moverlos a otros lugares; además estamos tratando de conseguir a algunos de estos agentes conocidos, buenos y de confianza que están en el terreno para llevarlos con ellos . Eso es efectivamente lo que hemos estado haciendo”, dijo.

García confirmó que el gobierno de Biden impide la salida de vuelos privados haciendo aún más difícil la situación.

“El hecho es que esta administración no está permitiendo que ciertos vuelos salgan del país o vayan a terceros países en este momento, lo que está haciendo esto aún más difícil”, contó.

Mike García: “No todos los americanos que quieren volver a USA pueden hacerlo”

Entre las importantes revelaciones que dio el republicano destaca que no todos los americanos que desean volver a Estados Unidos pueden hacerlo debido a que la administración de Joe Biden impide con burocracia que sus familias puedan también viajar a USA.

“Una de las restricciones que nos pusieron fue que tienes que ser ciudadano americano para que te permitan subirte a un avión, salir de Afganistán y venir a Estados Unidos. El problema es que muchos de estos ciudadanos, tras veinte años de presencia en Afganistán, tienen familias en el país. Tienen esposas, tienen hijos, incluso nietos. Por lo tanto, el hecho de que no hayan podido abrir las puertas un poco más para permitir que la familia inmediata de estos americanos venga y pase por un proceso de inmigración normal antes de sacarlos del país es lo que ha hecho que todavía hayan tantos americanos allí”, explicó.

“Quieren volver a casa, solo que no quieren que ejecuten a su familia al hacerlo. Esta es la realidad de la que Biden no habla y es una de nuestras mayores frustraciones en este momento”, denunció Mike García.

“Mientras seamos capaces de mantener a la gente escondida y refugiada en los lugares correctos mientras estamos trabajando para otras vías para sacarlos… ahora hay opciones de migración por tierra, hay algunos otros vuelos charter que todo el mundo está buscando también, así que hay esperanza, sólo se está haciendo mucho más difícil en este momento, si soy honesto. Y Dios sabe cuánto daño han hecho ya los talibanes”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
americanos en Afganistán - rehenes

"Americanos en Afganistán están en situación de rehenes": Representantes republicanos

Next Article

Mayoría de americanos no aprueba mandato de Biden de vacunación obligatoria, según encuesta

Related Posts
Total
1
Share