fbpx

Nacionalismo Chino

Nacionalismo desde kindergarten en China

Según el gobierno chino, el “nacionalismo comienza en kindergarten para garantizar que los genes rojos se transmitan de generación en generación”

El nacionalismo es la pieza fundamental en los principios de Xi Jinping. El amor y defensa al partido, junto con la consecución de intereses nacionales (que son los mismos del partido), representan el futuro de China. En su libro Gobernanza de China, Xi Jinping explica cómo el PCCh se convierte paso a paso en el eje central de lo que él denomina “sueño chino”.

Xi Jinping, el actual dirigente chino se conoce como el líder más importante del gigante asiático desde el ex dictador Mao Zedong. Desde su llegada al poder en 2012, el líder trajo consigo directrices que fortalecen al Partido Comunista chino (PCCh) como “la entidad suprema de todo el país”.

En esta medida, la llegada de Xi Jinping se convirtió en una transformación de la visión de China tanto al interior como hacia el exterior del país. Al interior, el nacionalismo se fortalece a partir de la educación, la persecución a los disidentes políticos y el dominio absoluto de la tecnología y la información.

Xi Jinping impulsa la apuesta por recuperar los territorios perdidos bajo la teoría de “una sola China” y la dignificación del país “tras un siglo de vergüenza”.

La visión al exterior es poco alentadora, según Freedom House, con una “generación menos abierta de mente, más nacionalista, más partidaria de un gobierno autoritario” hará que los argumentos democráticos de países como Estados Unidos sean menos aceptadas y con relaciones menos pacíficas, añade la publicación de Freedom House .

El control económico a partir de la nacionalización de empresas y la violación de los derechos humanos son consecuencias del proyecto que busca la supremacía socialista, según el portavoz del PCCh.

Sin embargo, para lograr un nacionalismo solido a futuro, Xi Jinping ha reformado los centros juveniles y de educación comunistas que datan desde 1950. El PCCh incorpora las directrices de Xi y promueve los sentimientos nacionalistas y la instrucción militar desde una edad temprana, y asegura que sean transmitidos de generación en generación como la genética, según el portavoz del partido, según Bloomberg.

A su vez, la BBC informó que desde mayo de 2020, un delegado del máximo organismo asesor de China, Si Zefu, dijo que muchos de los hombres jóvenes de China se habían vuelto “débiles, tímidos y autodestructivos”, lo que obligó a las autoridades a endurecer la educación en los menores y censurar contenido LGBTI.

Nacionalismo para menores de familias chinas

El dirigente chino, Xi Jinping, quiere que los niños y los estudiantes no solo obedezcan, sino que amen al Partido Comunista, según el PCCh. .

Bajo el sistema de “jóvenes pioneros” Freedom House publica que el adoctrinamiento político  ha sido durante mucho tiempo un componente obligatorio para todos los niveles de la educación en China.(Efe)
Bajo el sistema de “jóvenes pioneros” Freedom House publica que el adoctrinamiento político ha sido durante mucho tiempo un componente obligatorio para todos los niveles de la educación en China.(Efe)

Bajo el pensamiento de Xi, con el esquema de la nueva ley de seguridad nacional, se contemplan nuevas directrices para reforzar el control ideológico del Partido Comunista sobre las universidades, escuelas, maestros y estudiantes, pero particularmente, como informó Bloomberg, imponer el nacionalismo a los menores en educación primaria.

Bloomberg citó que los menores son instruidos con supuestos para lograr “la superioridad del sistema socialista”. La efectividad del sistema se logra a partir de la vigilancia.

En las escuelas primarias y secundarias hay cámaras de vigilancia vinculadas a un “software de reconocimiento facial y se les ponen cintas en la cabeza a los menores con detección de ondas cerebrales”, de acuerdo a la publicación de Freedom House.

La defensa del PCCh es la prioridad para China, el PCCh tal y como lo hicieron Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara en Cuba, fomenta el adoctrinamiento militar y físico para evitar que “los hombres chinos pierdan masculinidad”.

Según el PCCh existe una tendencia creciente entre los jóvenes chinos hacia la “feminización”, teniendo como consecuencia que el Ministerio de Educación chino en 2020 emitiera una directriz para “gestionar eficazmente” lo que para Beijing “inevitablemente pondría en peligro la supervivencia y el desarrollo del nacionalismo chino”.

Además de adoctrinar a los estudiantes sobre el pensamiento de Xi Jinping y la ideología comunista, las autoridades y los grupos de presión chinos instauraron el discurso contra el sistema democrático. 

Las críticas y persecusiones a profesores y analistas que expongan argumentos a favor de los sistemas democráticos son perseguidos desde hace varios años, incluso, la desaparición de varios libreros de Hong Kong por enviar libros a China sobre temáticas occidentales y democráticas.

Los grupos de presión chinos apuntan contra la democracia a raíz de la toma al capitolio en Washington, según informó Bloomberg.

Lam Wing Kee, dueñ de Causeway Bay Books de Hong Kong, que fue cerrada por presión de China en 2015. Lam y sus socios fueron arrestados por la venta de libros democráticos y contrarios al nacionalismo chino. (Efe)
Lam Wing Kee, dueño de Causeway Bay Books de Hong Kong, que fue cerrada por presión de China en 2015. Lam y sus socios fueron arrestados por la venta de libros democráticos y contrarios al nacionalismo chino. (Efe)
Nacionalismo para menores de familias pertenecientes a minorías étnicas

En Xinjiang, los niños de las minorías musulmanas están más expuestos directamente al adoctrinamiento. Aquellos cuyos padres han sido detenidos por “reeducación” son enviados a orfanatos estatales, donde, según los informes de organizaciones civiles, “se les exige que hablen chino, coman carne de cerdo y lean consignas referentes al nacionalismo comunista chino”.

“En algunos casos, se utiliza a los niños para informar sobre sus padres. Un informe de New York Times revela las condiciones e interrogatorios a los niños de kindergarten en Xinjiang. 

En la misma línea, la situación de los menores afro chinos refleja el racismo estructurado de China. Los menores a pesar de tener nacionalidad china, sufren exclusiones en el sistema social y gubernamental, principalmente en la provincia de Cantón, donde la comunidad afro ha sufrido ataques racistas sistematizados.

Nacionalismo chino y control en el extranjero

Los jóvenes chinos que estudian en el extranjero tiene limitaciones para debatir y explorar los “temas prohibidos” como la masacre de la plaza Tiananmen de 1989. Por otra parte, el régimen chino ha impulsado el famoso Instituto Confucio, encargado según la prensa, de difundir propaganda, persecución, represión a profesores y conductas contrarias al Estado de derecho.

El Instituto Confucio es una herramienta del PCCh acusada de promover el nacionalismo chino. (Efe)

Estados Unidos y Suecia, entre otros países restringieron las actividades del Instituto Confucio por servir a los intereses del PCCh que van en contra del sistema legal y los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Dragón, Rojo, Oriente, Occidente

El amenazante rugido del gran dragón oriental en Davos

Next Article

Oda a Nueva York de la mano de Fran Lebowitz

Related Posts
Total
0
Share