fbpx
Saltar al contenido

El NIH inyectó cocaína a cachorros para experimentar y luego los mató

Read in English

[Read in English]

Una investigación de White Coat Waste Project (WCW)  reveló este jueves que los Institutos Nacionales de Salud  (NIH, por sus siglas en inglés), financió estudios de cachorros que eran inyectados con la droga.

“A través de esta chaqueta especial para inyectar drogas, los cachorros fueron dosificados con cocaína una y otra vez durante meses, junto con un ‘compuesto experimental’, para ver cómo interactuaban las dos drogas”, explicaron los investigadores.

La investigación detalló que el experimento se desarrolló entre septiembre de 2020 y septiembre de 2021 y tenía un informe previsto para mayo de 2022. Además, el procedimiento se filmó para que los experimentadores pudieran ver si los cachorros tenían alguna reacción adversa a los medicamentos.

“Antes de ser drogados, los perros también fueron obligados a someterse a una cirugía, donde se les implantó una ‘unidad de telemetría’ para monitorear sus signos vitales durante todo el experimento”, señalaron.

Agregaron que “al final del experimento, los cachorros fueron asesinados o ‘reciclados’, lo que significa que fueron enviados para ser utilizados en otros experimentos inútiles, crueles e innecesarios”.

También indicaron que no se trató de un solo experimento, conocieron que se realizaron estudios similares al menos dos veces. “¿Por qué hacer el mismo experimento dos veces? ¿Por qué incluso hacerlo una vez? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que usted está pagando la factura. Estos dos experimentos costaron a los contribuyentes más de 2.3 millones de dólares”.

Otra investigación sobre estudios de la NIH

Esta no es la primera investigación realizada por White Coat Waste Project. En octubre del 2020, otro trabajo periodístico reveló que la NIH financió a organizaciones que inyectaron y alimentaron a la fuerza a perros con una droga experimental durante varias semanas, antes de matarlos y diseccionarlos.

De acuerdo con la investigación, el instituto gastó 1.68 millones de dólares del dinero de sus contribuyentes para envenenar y “descortezar” a 44 cachorros Beagle. También se conoció que infectaron a los animales con parásitos causantes de enfermedades para probar un fármaco experimental en ellos.

Deja una respuesta

Total
1
Share