fbpx
ocasio-cortez

Ocasio-Cortez demuestra que reprobó economía básica en post viral

Hay un problema evidente con la diatriba apasionada de Ocasio-Cortez.

[Read in English]

Por Brad Polumbo

Diga lo que quiera sobre la querida representante Alexandria Ocasio-Cortez, pero ella sabe cómo hacerle llegar un mensaje a las redes sociales. Uno de los miembros más jóvenes de la Cámara de Representantes, la demócrata y socialista de Nueva York cuenta con 8,1 millones de seguidores en Instagram.

Es una lástima que Ocasio-Cortez haya usado una vez más su talento para hacerse viral y difundir narrativas engañosas que ignoran los principios económicos. Esta vez, en una de sus historias de “pregúntame cualquier cosa” en Instagram, se le preguntó a la congresista sobre su posición si los multimillonarios no deberían existir

“La cuestión de los multimillonarios no se trata tanto de ser un individuo ‘bueno’ o ‘malo’ como de la inmoralidad de un sistema y una economía que no sólo permite el abuso de la gente común, sino que recompensa financieramente a los poderosos que se benefician de no pagar a los trabajadores un salario digno, mantener la medicina cara… o de otra manera acaparar niveles impensables de riqueza para unos pocos, negando las dignidades básicas para muchos”, escribió.

Ocasio-Cortez continuó: “Los multimillonarios son un síntoma de una sociedad que no proporciona a las personas elementos básicos de dignidad”, concluyendo: “Si la gente quiere podemos volver a la cuestión de los multimillonarios cuando todo el mundo tenga atención sanitaria, se aborde el cambio climático, y las personas tengan verdaderos niveles de vida dignos”.

Hay un problema evidente con la diatriba apasionada de Ocasio-Cortez: la economía no es un juego donde se gana todo o nada. Su argumento se basa en la idea de que en el proceso de conseguir una gran riqueza, un billonario tenía que quitarle esa riqueza a otra persona. Simplemente no es así como funciona una economía de libre mercado.

Cuando usted voluntariamente compra alimentos en el mercado local, tanto usted como el dueño de la tienda se benefician de la transacción. Obtienes bienes que valen más para ti que el dinero que estás gastando en ellos (o de lo contrario no harías la compra) y viceversa para el dueño de la tienda.

Por lo tanto, al perseguir su fortuna, el multimillonario propietario de una cadena de supermercados tendría que enriquecer a millones de clientes creando oportunidades de transacciones mutuamente beneficiosas. La única forma de obtener una gran riqueza, sin hacer esto sería presionando al gobierno para que se establezcan regulaciones de amiguismo o subsidios para obtener un monopolio artificial (el tipo de programas que Ocasio-Cortez apoya a menudo).

Con su última diatriba anti-billonaria, Ocasio-Cortez se involucra en la falacia del todo o nada del pensamiento económico pobre.

“La falacia aquí es la suposición implícita de que hay un pastel fijo de riqueza y que lo que hace la actividad del mercado es simplemente asignarlo entre individuos, hogares o naciones”, explica el economista Steve Horwitiz. “Ignora la forma en que se crea la riqueza a través de la producción y el intercambio”, continúa. “Una de las ideas fundamentales de la economía es que el intercambio es mutuamente beneficioso y por lo tanto genera riqueza”.

De hecho, la economista Deirdre McCloskey estima que los empresarios exitosos sólo ven alrededor del 2 % de la riqueza total creada por su innovación. Tomemos como ejemplo al difunto CEO de Apple, Steve Jobs. Murió con un valor neto de 10 mil millones de dólares, convirtiéndolo en uno de los malvados multimillonarios que Ocasio-Cortez quiere regular y gravar hasta dejarlo fuera de la existencia. Sin embargo, no logró esta gran riqueza defraudando a la gente o aprovechando oportunidades que podrían haber ido con otros.

Más bien, para convertirse en multimillonario, Jobs desplegó la creación de 2 millones de puestos de trabajo en los Estados Unidos, casi 450.000 a través de proveedores y aproximadamente 1,5 millones más indirectamente a través de un ecosistema de ventas al por menor. Además, Jobs tuvo que supervisar el desarrollo y la distribución de productos que han mejorado inconmensurable todas nuestras vidas.

Por supuesto, Ocasio-Cortez y sus partidarios podrían argumentar que simplemente quieren abordar el estado final de los multimillonarios tomando esa riqueza y redistribuyéndola entre los más necesitados. Pero cualquier política para lograr este objetivo, como la tasa impositiva máxima del 70 % favorecida por la congresista, destruiría la estructura de incentivos que le permiten a los empresarios seguir avanzando. Para decirlo de manera simple, Jobs probablemente se habría detenido después del primer iPod si se hubiese enfrentado a niveles de impuestos confiscatorios en cualquiera de sus siguientes éxitos. 

Así que, si Ocasio-Cortez cumpliera con su amenaza, el resultado natural de esta falsa narrativa no sería la utopía de justicia social que Ocasio-Cortez imagina. Sería una América donde todos somos mucho más pobres.


Brad Polumbo es un periodsta libertario-conservador y Editor de Opinión en Foundation for Economic Education.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
joe biden, partido comunista, global times,

Partido Comunista cree que Biden neutralizará a enemigos de China

Next Article
Ocasio-Cortez, Goya Foods

Ocasio-Cortez multiplica por 10 las ventas de Goya y la nombran empleada del mes

Related Posts
Total
0
Share