fbpx
Saltar al contenido

Oswaldo Payá es honrado con una calle en Miami diez años después de su asesinato

Oswaldo Payá es honrado con una calle en Miami diez años después de su asesinato

Available: English

[Read in English]

El fallecido líder opositor cubano Oswaldo Payá, de cuya muerte se cumplen 10 años el viernes, cuenta desde este jueves con una calle a su nombre en Miami (Florida) para honrar el legado de “un hombre que vivió y murió por el ideal de una Cuba libre”.

La palabra “asesinato” fue utilizada para referirse a la muerte de Payá por todos los oradores del acto que precedió a la colocación de la placa con la leyenda “Oswaldo Payá Sardiñas Way” en la avenida LeJeune, entre las calles 11 y 14 del noroeste de la ciudad de Miami.

Su hija, Rosa María Payá, dijo que su padre, fundador del Movimiento Cristiano Liberación y promotor del Proyecto Varela que buscaba celebrar un referéndum en la isla, fue asesinado por “un régimen que en su debilidad -dijo- no tiene más recursos que la violencia y el terror”.

La hija del fallecido dirigente opositor vinculó las protestas pacíficas que estallaron en Cuba el 11 de julio de 2021 con el legado de su padre, quien, según dijo, “dedicó su vida al cambio” del sistema político comunista que impera en la isla desde 1959.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“El sistema no ha cambiado, pero el pueblo cubano sí”, dijo en referencia a las protestas, y aseguró, parafraseando a su padre, que la “noche no será eterna” y los cubanos vivirán su liberación.

La dedicación del nombre de Payá a una calle miamense fue una iniciativa de la Junta Municipal de Miami y autoridades del condado Miami-Dade que recibió el respaldo del Congreso de Florida.

Al acto de hoy asistieron, entre otros, la congresista republicana por Florida María Elvira Salazar; el alcalde de Miami, Francis Suárez, funcionarios municipales y condales y la familia del fallecido fundador del opositor Movimiento Cristiano Liberación y Promotor del Proyecto Varela, así como líderes de grupos del exilio.

También estuvo el padre de Harold Cepero, el joven activista que murió junto a Payá el 22 de julio de 2012 en lo que las autoridades cubanas consideran un accidente automovilístico.

El conductor del automóvil, el político conservador español Ángel Carromero, fue acusado por la Justicia cubana de conducción temeraria y estuvo preso en Cuba, pero por un acuerdo entre Gobiernos no cumplió toda su condena en la isla.

“Para mi fueron unos mártires”, dijo a Efe Amílcar Cepero, padre de Harold y hoy residente en Misuri, con lágrimas en los ojos.

La congresista Salazar entregó a la familia Payá, que estaba representada también por su viuda, Ofelia Acevedo, y uno de sus hijos varones, un reconocimiento del Congreso de Estados Unidos al líder opositor.

Además se leyó durante el acto una misiva del senador de origen cubano Marco Rubio a la familia Paya.

Total
0
Share