fbpx
Partido Comunista chino

El Partido Comunista chino usa el trabajo forzado como ventaja competitiva

El Partido Comunista chino le brinda la ventaja competitiva más importante y atractiva a los empresarios en busca de rentabilidad

[Read in English]

El Partido Comunista chino con el modelo de Xi Jinping ha intensificado la persecución a minorías religiosas en Xinjiang. Ha modernizado y dotado de seguridad tecnológica campos de concentración donde, además de adoctrinamiento, se ha denunciado trabajo forzado.

Las nuevas políticas de educación laboral se hacen eco de las obsesiones maoístas ha denunciado la prensa. Con el fin de intensificar el pensamiento socialista, Xi Jinping ha impulsado que los estudiantes y trabajadores trabajen con las líneas a fin al Partido Comunista chino.

Libertad laboral vs adoctrinamiento

Estados Unidos goza de un sistema jurídico que facilita la creación de empleo y le brinda al empleado herramientas para negociar y un mercado robusto de oportunidades.

El presidente electo Joe Biden junto a sus aliados sindicales han anunciado una subida a 15 dólares la hora de trabajo, lo que según analistas, afectará la creación de miles de puestos de trabajo. Sin embargo, a pesar de la presión sindical de Estados Unidos, el país americano aún cuenta con un sistema de libertad laboral.

Por el contrario, los trabajadores chinos están enfocados desde edad temprana a cumplir con los requerimientos del Partido Comunista chino. La mano de obra atractiva para empresarios a la hora de invertir en China, se funda no sólo en lo robusto que representa el mercado laboral chino, sino en las condiciones que Beijing ofrece.

Una generación menos abierta de mente, más nacionalista, más partidaria de un gobierno autoritario y más aislada de un conjunto común de hechos y normas que anteriormente facilitaban los intercambios internacionales pacíficos. (Efe)
Una generación menos abierta de mente, más nacionalista, más partidaria de un Partido Comunista chino autoritario y más aislada de un conjunto común de hechos y normas que anteriormente facilitaban los intercambios internacionales pacíficos. (Efe)

El líderazgo de Xi Jinping le ha dado al gigante asiático las herramientas par poder mitigar protestas, controlar medios de comunicación y también el poder de manipular y crear una ventaja competitiva con mentes más cerradas a los estudiantes y trabajadores según un informe de Freedom House. Los trabajadores adoctrinados evitan las protestas laborales y permiten al Partido Comunista garantizar a las compañías un menor costo.

El crecimiento de China obedece a su sistema autoritario. Según Freedom House con el fin de perseguir los intereses nacionales el Partido Comunista chino aprovechó la desinformación del Covid-19 al Occidente, ha sofisticado el trabajo forzado y ha reforzado el adoctrinamiento a sus ciudadanos.

Partido Comunista chino, un nuevo sistema

Cuando los empresarios extranjeros negocian con empresas chinas, no están negociando con el CEO de una compañía, sino están negociando con el Partido Comunista chino en pleno.

Por otro lado, el Partido Comunista chino ha logrado incorporar empresas locales y extranjeras en su esquema. Antes de la llegada de Xi Jinping, los ciudadanos gozaban de cierta libertad para emprender. Ahora, en China la división entre propiedad privada y Estado en la era de Xi Jinping es casi nula.

China es propietaria de compañías que figuran como las más grandes del mundo. Por ejemplo, la empresa de metro más grande, de infraestructura, o de telecomunicaciones son propiedad del Partido Comunista chino.

Con la nueva apuesta por el dominio de las plataformas tecnológicas a partir del éxito de Ant Group del empresario Jack Ma, Xi Jinping ha mostrado a un Partido Comunista chino que según Jude Blanchette experto en temas relacionados con China, se ha convertido en “un sistema sui generis que está creando un orden político-económico completamente nuevo, y que ya está dejando una profunda impresión en el orden global”.

El sistema al que se refiere el experto Jude Blanchette, explica que el Gobierno de China ya no es más un ente separado del sistema capitalista, sino que el nuevo Partido Comunista chino es además un conglomerado empresarial.

Capitalismo al servicio del Partido Comunista chino

Beijing está utilizando el desarrollo económico para fortalecer al Partido Comunista. En cabeza de Xi Jinping, el partido se ha fortalecido en todos los frentes. En materia de seguridad, a comienzos del 2021 promulgó la nueva ley de seguridad nacional, encaminada a la protección de los denominados “intereses nacionales”.

Durante el 2019 y 2020 se reforzaron las medidas de control a la prensa, y los confinamientos le sirvieron a Beijing para controlar aún más a la ciudadanía. Por su parte, las violaciones a derechos humanos y el trabajo forzado que venía desde décadas atrás, se fortaleció en lo últimos años con la sofisticación de los campos de concentración en Xinjiang.

Tesla Partido Comunista chino
En Febrero miles de trabajadores volvieron a la línea de montaje de Tesla en Shanghai, muchos de ellos traídos en autobuses proporcionados por el gobierno desde dormitorios asegurados por funcionarios para evitar que se mezclaran con la comunidad. (Efe)

Además, las empresas extranjeras que deciden invertir en China, además de seguir los lineamiento y reglas básicas de Beijing, deben servir a los intereses del partido, según analistas.

Ejemplos exitosos de empresarios americanos en China abundan. Sin embargo quien más se ha destacado recientemente es el caso de Tesla con Elon Musk. La compañía de automóviles fue noticia mundial por la manera como se adaptó a la pandemia.

Con el fuerte apoyo del Gobierno Chino, Musk logró poner en marcha su planta en Shanghai China, mientras millones se confinaban por el Covid-19, según la prensa. Bill Russo, CEO de Automobility Ltd., un consultor con sede en Shanghai dijo que “Tesla consiguió su gran éxito porque a China le interesa que Tesla lo tenga”.

Según los analistas, el crecimiento de Tesla en China beneficia competitivamente al Gobierno chino. Las tecnologías que se desarrollen con colaboración de del Partido Comunista chino, se convertirán en chinas, como sucedió con las telecomunicaciones.

El gobierno además ha dado incentivos para que los ciudadanos accedan a las tecnologías que el Partido considera estratégicas. Ahora es un Partido Comunista financiador, millones de dólares son guiados a fomentar industrias, proyectos e incluso gobiernos que favorezcan al interés chino.

Modelo de Xi Jinping para el crecimiento chino

Al no tener una diferencia clara entre lo público y lo privado el presidente de la Comisión estatal para la supervisión y administración de las activos del Estado chino, SASAC, Peng Hao, explicó que en China “independientemente de si son empresas estatales o privadas, todas son empresas chinas. El Gobierno promueve firmemente la integración de empresas grandes, medianas y pequeñas, con un desarrollo coordinado e innovador para construir conjuntamente un grupo de empresas de clase mundial”.

Por ende las empresas chinas al no estar en manos de los ciudadanos, no tienen que sufrir lo que los empresarios en Occidente, por ejemplo, las consecuencias de la pandemia, las regulaciones gubernamentales y normas básicas de derechos laborales para los trabajadores.

China no informó a tiempo los detalles del Covid-19, lo que le dio ventaja para crecer económicamente frente a países como Estados Unidos. (Efe)

Según Bloomberg, la reactivación convierte a China en “la única gran economía mundial que se expandió el año pasado”. La prensa ha informado que el crecimiento de la economía china fue de 2,8 %.

A pesar de que el consumo quedó rezagado en la industria y las familias tuvieron una disminución de sus salarios como en el resto del mundo, Bloomberg destacó que China tuvo ventajas respecto a Occidente gracias al Covid-19, lo que le permitió a las empresas chinas y extranjeras mostrar números positivos durante la pandemia.

Para finales de Febrero de 2020, la mayoría de ciudades chinas ya terminaban la etapa de confinamiento y comenzaban a proyectar el control de la crisis, mientras que Estados Unidos vino a reaccionar hasta mediados de marzo y aún no logra controlar la epidemia.

Esta ventaja le ha dejado el producto interno bruto en un 6,5 % en el último trimestre respecto al año 2019, lo que llevó el crecimiento al 2,3 % para todo el año 2020, informó la prensa. Además, China aumentó su participación en la economía mundial al ritmo más rápido registrado, según el Banco Mundial

1 comment
  1. Artículo interesante y real, donde vivo hay una compañía que hace intercambio con China y trae a sus propios trabajadores a la fábrica tal como se menciona en el artículo.
    En lo referente al COVID-19, nadie me saca de l’an cabeza que fue una especie de armar biológica para lograr lo que China quería que es el crecimiento de su economía por encima de Occidente. Ellos están bien enfocados en convertirse en la primera economía mundial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
ron desantis - big tech

Ron DeSantis: Florida tomará medidas contra las Big Tech luego de "decapitar" a Parler

Next Article

Energías renovables: la apuesta de las petroleras ante la pandemia

Related Posts

El récord de Trump

La responsabilidad individual, el amor a la patria, el respeto a la ley y a su imperio, la creencia en un orden trascendental superior, la subscripción al sistema de libre empresa y la comprensión de que la libertad es el derecho natural más preciado, fueron las directrices morales que impulsaron las políticas del 45º presidente
Total
0
Share