fbpx
Krugman

Paul Krugman parece ignorar que la inflación afecta más a los hogares de bajos recursos

Aunque el economista no tenga idea por qué el alza en los precios es algo preocupante, tal vez podría remitirse a la experiencia de sus colegas hispanoamericanos

Paul Krugman insiste en que la inflación no es necesariamente mala. En su reciente columna en The New York Times, donde defiende a Joe Biden por afirmar que la inflación, nos permitimos citar de forma literal, “Es un gran activo. Más inflación. Que estúpido hijo de p#ta”.

En su columna, Krugman cuestiona ¿por qué la inflación es una carga política? y afirma que, a pesar de que hubo una caída en el salario real durante la época de Reagan, la confianza del público americano sobre la economía era más optimista que ahora, relacionando que la presión de los medios a la administración Biden por reducir la inflación es una mera maniobra política.

A pesar de la sorpresa del premio nobel de economía, él mismo se da la respuesta más adelante cuando admite la caída en los salarios reales por la crisis del petróleo en el 79 y 80, años donde la inflación “coincidencialmente” totalizó entre el 11 % y el 13 % anual, respectivamente.

Krugman sostiene que no hay razón para ser pesimista por la inflación, pues, según él, la economía americana no va por un mal rumbo, argumentando que el país tuvo un año de extraordinario de crecimiento, el consumo sigue estimulado, y llama menor al problema de las cadenas de suministro y alaba los planes de la administración Biden para solucionar los cuellos de botella que hay en la distribución de productos.

Sí, Krugman puede tener parcialmente razón en una cosa: no estamos en una situación particularmente riesgosa si la inflación simplemente dura un año, y luego volviera a sus niveles normales. El problema viene cuando la inflación perdura.

Krugman ignora la historia económica de Estados Unidos y el mundo

“La inflación tiene una serie de explicaciones económicas, pero también es un fenómeno psicológico”, recordaba el antiguo de ministro de Finanzas de Uruguay, Ignacio de Posadas Montero, en un foro sobre inflación organizado por El American.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En otras palabras, la disposición de la gente a pagar más y de las empresas a cobrar más se perpetua si la gente cree que los precios van a seguir subiendo indefinidamente, llevando a las economías a círculos viciosos que algunos lectores hispanos podrán recordar haber vívido en sus propios países.

Aunque Krugman no tenga idea por qué el alza en los precios es algo preocupante, tal vez podría remitirse a la experiencia de sus colegas hispanoamericanos, que vieron como la inflación devastó los bolsillos de millones de personas, durante los 80 e incluso bien entrados los 90. En muchos países, como Colombia, la inflación nunca llegó a los astronómicos niveles de Argentina o Venezuela, sin embargo, años de una inflación sostenida sirvieron para devastar el poder de compra de la moneda colombiana y estancar los ingresos de los ciudadanos.

Años de inflación pueden devastar el ingreso de las personas y encarecer el costo de servicios como la seguridad social. (EFE)
Años de inflación pueden devastar el ingreso de las personas y encarecer el costo de servicios como la seguridad social. (EFE)

El problema de la inflación es cuando se vuelve permanente. Si bien nada va a cambiar por un año de inflación moderada en la economía americana, la historia puede ser muy distinta si son 5 o 10 años de inflación elevada. No hay aumento del salario mínimo que resista la pérdida del 60 % al 70 % del poder adquisitivo de la moneda en menos de una década.



Es por esa razón que la Reserva Federal (FED) lleva meses preparando al mercado para una subida de las tasas de interés, justamente para que la inflación no se salga de control. Un año de inflación del 6 % tal vez no mate a nadie, pero diez muy seguramente sí.

Tener una inflación elevada durante mucho tiempo no solo encarece el costo de vida, sino que hace más costosa la provisión de servicios gubernamentales, como la seguridad social o el Medicaid que tienen que ser ajustados a los costos de la inflación.

Lo que Krugman no parece entender cuando compara el optimismo de los americanos durante la administración Reagan con el pesimismo que se vive con la administración Biden es que durante mediados de los 80 se estaba viendo la luz al final del túnel del ciclo inflacionario y en el presente lo que le preocupa al público es volver a ese nefasto ciclo que tomó casi diez años resolver.

"¡No más abusos con el pan! queremos precios justos", manifestantes protestan contra el alza de precios en España. En los 70 la inflación fue el dolor de cabeza de las economías. (EFE)
“¡No más abusos con el pan! queremos precios justos”, manifestantes protestan contra el alza de precios en España. En los 70 la inflación fue el dolor de cabeza de las economías. (EFE)

Krugman también ignora que la evidencia indica que en efecto la inflación proporcionalmente afecta más a los hogares de bajos recursos. Analizando un reciente estudio de la facultad de economía de Penn Wharton se puede observar que los hogares más pobres durante el 2021 tuvieron un incremento en el gasto de casi $2,100. Es decir, un incremento del 6.8 % en su gasto anual para sostenerse.


Recordemos que estamos hablando de hogares cuyos ingresos son muy bajos, por lo que un incremento en su gasto de casi $2,100 puede estarse llevando casi un 10 % de sus ingresos solo por efecto inflación. Un hogar de cuatro personas por debajo de la línea de pobreza en el país gana menos de $26,000, por lo que tener que destinar $2,000 extras a su subsistencia puede representar un gasto enorme para las familias.

Ahora imaginen este gasto subiendo $2,000 durante 10 años. Simplemente no hay incremento del salario mínimo que pueda cubrir los costos que esto representaría. Y ahí va el asunto Paul, queremos subir las tasas de interés para evitar que el aumento del costo de vida se vuelva un problema estructural de la economía que le cueste a los americanos, en especial a los más pobres, miles de dólares de sus bolsillos todos los años.

Previous Article
Ron DeSantis - Florida

DeSantis: los cubanos no son inmigrantes ilegales, fueron autorizados a venir porque escapan de un régimen comunista

Next Article
Mientras los demócratas piden desfinanciar la Policía en USA, Biden dona $8 millones a las fuerzas de seguridad de Colombia

Mientras los demócratas piden desfinanciar la Policía en USA, Biden dona $8 millones a las fuerzas de seguridad de Colombia

Related Posts
Total
40
Share