fbpx
Fotografía en blanco y negro de mujer cubriéndose los ojos con su propia mano

¿Qué es el gaslighting y cómo saber si has sido víctima?

Descubre qué es el gaslighting y cómo saber si has sido víctima de este tipo de maltrato psicológico.

Las relaciones interpersonales pueden ser muy complejas, ya que pueden afectar directamente en nuestro rendimiento y autoestima. Es por eso que debemos tener mucho cuidado cuando estos vínculos se tornan abusivos. 

En este artículo descubrirás un tipo de abuso psicológico que es más común de lo que parece, y que pasa desapercibido, pero que se va enraizando hasta que tu autoestima se ve minada. Este tipo de maltrato se llama gaslighting.

A continuación, te presentamos su definición, sus indicios y cómo reconocer si has sido víctima de esta táctica de manipulación

¿Qué es el gaslighting o luz de gas?

Si después de hacer un reclamo justificado te suelen responder con frases como «eres demasiado sensible», «estás demente, eso nunca sucedió» o «tienes muy mala memoria», probablemente estás siendo víctima de gaslighting

El gaslighting, también conocido como «luz de gas», es una forma de abuso emocional en el que una persona ejerce técnicas de manipulación sobre otra para hacerle creer que su criterio no es válido y que hay fallas en su percepción de la realidad, su juicio o su memoria. Es un tipo de maltrato que aparece, por lo general, en dinámicas de pareja, pero también son posibles en relaciones de trabajo, de amigos, familiares, etc. 

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Origen del término

El término proviene de una obra de teatro realizada en 1938, titulada Gaslight, que se popularizó por sus adaptaciones al cine en 1940 y en 1944. La película fue protagonizada por la famosa actriz Ingrid Bergman

Narra la historia de un hombre que le hace creer a su mujer que está loca, con la intención de robarle su fortuna, haciendo cambios mínimos a su alrededor, como mover los objetos de sitio, desaparecer las joyas de la mujer y hasta alterar la luz de gas —porque en ese momento no había electricidad—. De esta forma, pretendía que ella creyera que no había cambio alguno. 

Ejemplos de técnicas de gaslighting

El gaslight se puede manifestar a partir de distintas tácticas de manipulación. Te presentamos las más relevantes: 



Trivialización

Ocurre cuando el abusador minimiza una situación o ignora tus sentimientos. Por eso es común que quienes ejercen este abuso emocional suelen acusar a sus víctimas de ser demasiado sensibles

Por ejemplo, usarán frases como «no es para tanto, ¿vas a hacer que esto afecte nuestra relación?» o «te parece que esto es realmente tan importante para crear todo este drama».

Retención

Ocurre cuando se confronta al manipulador y este niega o finge no saber de lo que se le acusa: «tú sí te inventas cosas»,«nadie más que tú piensa eso».

Contraataque

Es un tipo de táctica que ocurre cuando la persona que ejerce la manipulación cuestiona la memoria y el propio juicio de la víctima: «¿estás seguro?, normalmente no tienes buena memoria» o «en ningún momento me dijiste eso». 


Negación

Ocurre cuando el manipulador «olvida» los eventos tal y como ocurrieron, y puede alegar que se están inventando las cosas. Niega tanto los acontecimientos que puede llegar a acusar a los otros de manipulación: «es que nadie me entiende», «lo que digo se utiliza en mi contra», «date cuenta del daño que me haces cuando actúas de esa manera».

Desvío

Una táctica hábil del manipulador es que desvía el cauce de la discusión e inmediatamente cuestiona la credibilidad de la persona a quien se le está haciendo gaslighting. Pueden oírse frases como: «ya deja de quejarte» o «no vamos a hablar de esto de nuevo».

Etapas del gaslighting

Para poder reconocer mejor la luz de gas y contraatacar es preciso conocer primero las distintas etapas en las que se pone en acción esta táctica de maltrato psicológico:

Idealización

En esta etapa, similar al enamoramiento, la víctima está encantada por quien hace luz de gas y no le ve ningún defecto. Aunque el gaslighting suele ser más frecuente en relaciones de pareja, también puede ocurrir en relaciones de amistad, con compañeros de trabajo, en la misma familia, entre otras. 

Devaluación

En esta etapa empieza a atacar a la persona debido a sus imperfecciones. Ante el manipulador, parece que la persona nunca logra hacer las cosas bien y siempre está disculpándose por ello. Pasa de ser adorada a ser incapaz.

Descarte

La persona que ejerce la manipulación ya no se preocupa por arreglar la relación, sino que insiste en menospreciar y atacar a la víctima, pero logra atraparla por medio de breves momentos de positividad dentro de la relación. Este individuo generalmente ancla la relación de esta manera.

Señales de que eres víctimas de gaslighting

El gaslighting es una forma de manipulación psicológica que puede afectar tu autoestima cuando se ejerce en contra de ti de forma sistematizada. Por lo general, comienza con comentarios muy sutiles que van escalando hasta lograr que te cuestiones tu propia percepción de la realidad. Imagina una gota que cae constantemente sobre una piedra y que, poco a poco, hace mella hasta dejar un orificio y romperla. Así funciona el gaslighting.

Afortunadamente, se puede identificar y escapar de esta dinámica poniendo los límites asertivos que sean necesarios entre esa persona y tú. Por esto te presentamos una lista de señales para identificar cuándo el gaslighting se ha convertido en una amenaza para tu bienestar emocional: 

1. Cuestionas tus ideas o acciones y te autocriticas constantemente.

2. Sueles preguntarte si eres demasiado sensible.

3. Siempre eres tú quien termina pidiendo perdón a tu pareja, padres, jefes…

4. A menudo, sientes confusión y dudas de tu propia cordura. 

5. Sientes que tus opiniones no valen.

6. Te sientes inseguro ante cualquier toma de decisión.

7. Te sientes culpable sin realmente entender por qué.

8. Las situaciones sociales te pueden generar ansiedad. 

9. Sabes que algo anda muy mal, pero no sabes cómo expresarlo. 

10. Ocultas información a tus amigos y tus familiares para no tener que explicar o dar excusas.

¿Qué hacer ante una situación de gaslighting?

Salir de relaciones abusivas muchas veces es más difícil de lo que parece, sobre todo porque a las personas que han padecido este maltrato psicológico les cuesta reconocerse como tal y tienen muchas dudas sobre su propia percepción de la realidad.

Te compartimos algunas recomendaciones para hacerle frente a este tipo de manipulación antes de que ocurran, puedas prevenir este tipo de dinámicas y cuidar de tu salud mental:

Identifica las señales

Hay que fijarse en las respuestas que dan las otras personas ante tus dudas, tus miedos y tus sentimientos. ¿Son empáticas o más bien te juzgan y te contradicen? 

Si alguna vez algo que has dicho y se ha interpretado de una forma inadecuada, o te han respondido haciéndote sentir incómodo, pregúntate si aquello que has dicho ha sido realmente incorrecto o si más bien la otra persona solo te quiere hacer sentir mal.

Presta especial atención a las personas que tienen siempre una actitud negativa y crítica. Intenta no vincularte con ellas. 

Confía en tu instinto

Si sientes que alguien está rebajando tus opiniones, pone en duda tus conocimientos o invalida tus sentimientos, entonces esa persona no es la indicada para tener una relación interpersonal contigo. 

Vincularnos con otras personas nos debería hacer sentir en compañía y bienestar; deberíamos saber que nuestras opiniones son válidas y, aun cuando nos equivoquemos, nuestras opiniones deben ser respetadas.

No te culpes ni avergüences. A la mayoría de las personas nos puede pasar que, en algún momento, caemos en dinámicas de maltrato con una pareja abusiva. Eso no significa que nos debamos definir por ellas. Somos más que una relación tóxica

Recuerda que el gaslighting es una forma de abuso psicológico y, aunque en una relación haya sucedido, esto no significa que en las demás relaciones te pasará. No seas tan duro contigo mismo

Busca apoyo

Si piensas que puedes estar viviendo en una situación de maltrato, recuerda que no estás solo. Existen instituciones, centros de servicio y comunidades que pueden ofrecerte acompañamiento. 

Puedes recurrir también a tus otros vínculos. Es importante que no te aísles de tus seres queridos y que seas capaz de contarles la situación por la que estás pasando. Las personas que te quieren y te tienen estima no dudarán de lo que estás viviendo.

El gaslighting, o hacer luz de gas, es un tipo de abuso emocional que minimiza al otro, le genera baja autoestima y mina su propio criterio hasta que la víctima ya no es capaz de sentir que su voz es válida.

Es importante que puedas reconocer a tiempo si estás involucrado en una situación que tiene matices violentos, para que puedas tomar las medidas adecuadas antes de que te involucres de lleno en esa relación.

Recuerda que no estás solo, que cuentas con una red de personas que te apoya y estará disponible a escucharte y acompañarte en este proceso de reconstrucción personal.

¡Suscríbete a nuestro newsletter para recibir información útil, actual y relevante!

Previous Article
Talibán, El American

Régimen talibán incumple su promesa y prohíbe a las niñas asistir a las escuelas secundarias en Afganistán

Next Article
víctimas - guerra Ucrania

Muertos, heridos y refugiados: las cifras a un mes de la invasión rusa en Ucrania

Related Posts
Total
13
Share