fbpx
Qué es un NFT, El American

¿Qué es un NFT y por qué algunos valen tanto dinero?

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué son los NFT y por qué son tan valiosas? ¿Son una estafa como afirman algunos? ¿Un frente para empresas criminales?

Por Peter Jacobsen

Probablemente, hayas escuchado hablar del desarrollo o la venta de tokens no fungibles (NFT) en los últimos meses. El artista digital Beeple batió récords en el arte digital cuando vendió la obra Everydays-The First 5000 Days por 69 millones de dólares.

Dependiendo de a quién se escuche, los NFT son o bien inútiles e inexplicables, o bien una gran innovación en la descentralización, rivalizando con la criptomoneda en importancia. Los complicados aspectos técnicos de los NFT hacen que las opiniones divergentes sean comprensibles, especialmente cuando se combinan con los altos precios.

Aunque el volumen de las transacciones basadas en NFT es probablemente imposible de rastrear (debido a que su método de compra es la criptodivisa), una línea particular de NFT, los CryptoPunks, han cambiado de manos por un volumen total de ventas de 1,560 millones de dólares.

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué son los NFT y por qué son tan valiosas? ¿Son una estafa como afirman algunos? ¿Un frente para empresas criminales?

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Una comparación de tecnologías similares y un análisis económico de los derechos de propiedad pueden ayudarnos a entenderlo.

Como probablemente haya notado en la introducción, así como en otras historias de NFT, los NFT se asocian a menudo con el arte digital. Los NFT no tienen por qué estar asociadas al arte, pero el hecho de que lo estén nos da una pista de por qué son importantes.

Sin embargo, primero debo destacar lo que es una NFT desde una perspectiva técnica. Una NFT es esencialmente una unidad de datos que es única y no reproducible. Se basa en una criptomoneda existente capaz de generar este token. El valor de la NFT radica en estas dos características: singularidad y no reproducibilidad.



¿Por qué es importante? Consideremos el problema del arte digital. Los artistas informáticos pueden pasar horas o días creando una obra de arte única que la gente valora. Sin embargo, es difícil que estas valiosas obras de arte se vendan. ¿Por qué? El arte digital es notoriamente fácil de copiar. La mayoría de las imágenes de Internet pueden copiarse perfectamente con un clic derecho. Incluso si esto no funciona, el botón “Imprimir pantalla” de la mayoría de los teclados solidifica el problema de la facilidad de copia.

En teoría, los artistas digitales podrían ayudarse del gobierno para impedir que se copien las imágenes. Sin embargo, en la práctica, esto simplemente no es factible. ¿Va a revisar el gobierno los discos duros de los millones de espectadores de millones de imágenes en Internet para comprobar si hay capturas de pantalla ilegales? El costo es demasiado elevado.

Pero los NFT presentan una solución interesante. Al crear un NFT para una obra de arte digital concreta, el creador puede vender una ficha única e irreproducible que representa la obra de arte original.

Tal vez se pregunte: “¿entonces un NFT impide que se haga una captura de pantalla de una imagen?”.


No. Pero esa no es la cuestión.

Para entender por qué, piense en el arte tradicional. La tecnología y el nivel de habilidad de los artistas es tan amplio hoy en día, que es relativamente fácil producir versiones de, por ejemplo, la Mona Lisa, que la persona promedio sería incapaz de distinguir del original. De hecho, se puede tener una imagen de la Mona Lisa en el salvapantallas del ordenador que es una copia literal del original. ¿Desvaloriza esto el original?

Evidentemente, no.

Mientras se pueda rastrear la propiedad del original, este mantiene su valor. El aspecto que la gente valora de la Mona Lisa es la originalidad. No importa que se pueda hacer una copia del original que tenga el mismo aspecto para el ciudadano promedio. Probablemente, no pagarán nada cercano al precio del original.

El NFT, por tanto, le permite al artista vender una copia original. Independientemente del número de copias que se hagan de los píxeles, el NFT actúa como la firma del artista, haciendo un seguimiento permanente a la propiedad del original.

Parte de la razón por la que los NFT son difíciles de entender es que la propiedad se suele considerar binaria. Alguien es dueño de algo o no lo es. Y, aunque puede haber un sentido en el que esto sea cierto, en la práctica es posible que ciertos atributos de un bien sean demasiado costosos para “poseerlos”.

Para entender esto, podemos utilizar el trabajo del economista de la UCLA, Harold Demsetz. En “The Exchange and Enforcement of Property Rights (El intercambio y la aplicación de los derechos de propiedad), Demsetz considera el ejemplo del aparcamiento a precio cero que ofrecen los centros comerciales. Cuando los centros comerciales construyen estacionamientos, proporcionan un beneficio a las tiendas cercanas al centro comercial. Los propietarios de estas tiendas verán que los clientes aparcan en el centro comercial, pero cruzan la calle para ir a su tienda. De este modo, estos propietarios tendrán más ventas con un gasto relativamente menor en aparcamientos.

Llegados a este punto, es posible que piensen que esto tiene fácil solución. El centro comercial podría simplemente vigilar sus aparcamientos y asegurarse de que nadie abandone el centro comercial. Esto les permitiría a los clientes aparcar gratis y evitaría que la gente depreciara los estacionamientos y ocupara las plazas de los clientes del centro comercial. Sin embargo, hay un problema con esto. La vigilancia es costosa. Y en cualquier caso en el que el costo de la vigilancia supere el beneficio de atrapar a un ladrón de plazas de aparcamiento más, el propietario del terreno pierde el control sobre su propiedad legal. Entonces, parte del valor del terreno del propietario se transfiere a los propietarios de las tiendas adyacentes en forma de mayores ventas.

Sin embargo, no todo está perdido para el propietario del centro comercial. Para ver por qué, consideremos el caso de Walt Disney. Cuando Disney creó su primer parque temático, parte del valor del mismo se filtró a los propietarios de los terrenos adyacentes. La enorme cantidad de turismo impulsó las ventas de los negocios en los alrededores, y este impulso en las ventas se capitalizó en un mayor valor del terreno. Disney era dueño de su parque, pero no era dueño de todo el valor creado por su parque.

No volvería a cometer el mismo error. Con el fin de capturar todo el valor creado por el desarrollo de futuros parques temáticos, Disney utilizaría una variedad de empresas ficticias para comprar enormes áreas de terreno que rodeaban los futuros parques. Al comprar los terrenos adyacentes, Disney se hizo propietario del atributo del aumento del valor del suelo creado gracias al cultivo de sus parques. Una vez construidos los parques de Disney, era libre de vender los terrenos a un precio más alto y capturar el beneficio.

Los NFT cumplen una función algo similar. Cuando un artista digital crea una nueva imagen, crea valor para los miles de personas que la disfrutan. Pero al igual que las empresas que rodean un nuevo centro comercial o un parque temático, los individuos que disfrutan de la imagen sin tener que pagar están captando el valor de la misma.

Esto no quiere decir que disfrutar de imágenes gratuitas sea algo malo. Solo que hacerlo supondrá una menor compensación para el creador que si la imagen se puede vender. Al crear un NFT, los empresarios digitales pueden captar mejor el valor de su creación creando una copia original inconfundible con un valor directamente relacionado con el deseo de la gente de poseer el original.

Los NFT pueden considerarse, por tanto, como una tecnología para definir, hacer cumplir y, en última instancia, transferir los derechos de propiedad. Esta función permite que se produzca un intercambio mutuamente beneficioso entre creadores y conocedores y, todo lo demás constante, deberíamos esperar que los creadores estén más interesados en crear piezas de valor cuando son capaces de capturar ese valor.

La naturaleza única y no reproducible de los NFT ha allanado el camino para un nuevo uso: las tarjetas digitales de socio. Presentando un NFT que solo usted posee, puede obtener acceso exclusivo a determinados privilegios. Por ejemplo, un nuevo restaurante, Fishfry Clubvende membresías en forma de NFT. Si quieres comer allí, es mejor que tengas NFT o seas el invitado de alguien que la tenga.

Este uso de los NFT es en realidad anterior a los NFT. Urbit es una versión reimaginada de Internet. Los detalles justifican un artículo en sí mismo, pero una de las características de Urbit es que ofrece un Internet más “amigable”.

¿Cómo se consigue esto? Pues comprando una identificación Urbit con dinero, y esta identificación te sigue a todas partes. Y con una identificación que no se pueda cambiar, tu reputación te sigue a todas partes. A diferencia de la Internet moderna, en la que se pueden crear cuentas “quemadas” en cuestión de minutos para trollear anónimamente a la gente en Twitter, en Urbit tu identidad cuesta dinero.

Esta identificación es un NFT, aunque como se ha mencionado anteriormente es anterior al término.

Al igual que el arte no es nuevo, las tarjetas de identificación y las llaves no son nuevas. Sin embargo, los NFT ofrecen otra alternativa de identificación que, salvo error humano, sería imposible de falsificar.

En mi opinión, las NFT no son ni una estafa total ni un concepto revolucionario. Las NFT son simplemente una encarnación moderna de una tecnología de aplicación de los derechos de propiedad que es tan antigua como la propia humanidad. Al igual que las antigüedades de gran valor vienen con papeles para su verificación, las NFT proporcionan la verificación de la propiedad del equivalente digital del “original”.

Así que, aunque no voy a comprar ningún arte pixel y multimillonario de un zombi, tampoco me encontrarás en subastas de arte de alto nivel. Me conformaré con las capturas de pantalla, pero me alegro de la nueva gama de intercambios mutuamente beneficiosos que otros podrán disfrutar ahora.

Previous Article
Abraham Lincoln, El American

¿Por qué BLM odia a Abraham Lincoln?

Next Article
Vacunados, El American

Estudio sobre Ómicrom revela que los vacunados propagan el COVID al mismo ritmo que los no vacunados

Related Posts
Total
0
Share