fbpx
2020, Netflix,

“Que Muera el 2020″ de Netflix ilustra problema con el poder

Nuestro gobierno existe para gobernar a gente con defectos, pero también es dirigido por esa misma gente llena de defectos. Es por esta razón que un gobierno debe ser estrictamente limitado

[Read in English]  

Por Hannah Cox

Si alguna vez un año mereciera un análisis retrospectivo cómico, sería el 2020. El infame tramo de 366 días (sí, fue un año bisiesto) nos dio un número desgarrador de titulares impactantes, tramas con extraños giros de la trama y trágicas catástrofes.

Así que el nuevo programa del “falso documental” de Netflix, “Que Muera el 2020”, es un como un esperado bálsamo, que ofrece una detallada línea de tiempo global de todos los eventos con un lado de humor y sátira oscura.

En su corto tiempo de duración, la película cubre los incendios forestales de Australia, Brexit, el discurso de Greta Thunberg sobre el cambio climático en la cumbre del G7, el juicio político, la pandemia, los cierres patronales y la escasez de equipos de protección personal. Eso te lleva a mayo. Continúa con el asesinato de George Floyd por la policía y las protestas y disturbios resultantes de “Black Lives Matter”, la brutalidad policial, el derribo de monumentos confederales, el fenómeno Karen, la muerte de Ruth Bader Ginsburg, las elecciones y la vacuna contra el coronavirus.

Pasaron muchas cosas en el 2020, nadie te culpará si has olvidado algunos de estos hechos, o si pensabas que sucedieron antes del año pasado.

La película se concentra en los acontecimientos en sí mismos, pero la historia general que cuenta es la de la humanidad enfrentándose a tiempos difíciles e inciertos. Y aunque el comentario es bastante divertido, no lo es el comportamiento de algunas de las personas las cuales cubre – los Karens y los policías asesinos, los saqueadores y las personas encerradas en cuarentena, etc. Al final de todo, los espectadores se quedan con un sabor amargo en la boca por todos los involucrados. “¡Quizás seamos nosotros el virus realmente!”

Lo que hace notable al documental-comedia es que se niega a tomar partido y no deja ninguna piedra sin voltear. El fracaso del gobierno, el abuso de poder, la corrupción, la violencia del estado y la incompetencia general son un juego limpio y reconocido en todo el espectro político. En una época en la que la mayoría de los comentaristas sólo detectan el mal cuando lo hace “el otro lado”, encontré esta inquebrantable consideración refrescante por su honestidad y precisión.

Como se muestra en el documental-comedia, los humanos son falibles – somos propensos a la corrupción, el tribalismo, la envidia y el error- y esos defectos trascienden los partidos políticos y las fronteras.

Hay demasiadas personas cometiendo errores fatales y asumen que sólo necesitamos elegir “mejores” personas con “buenas intenciones” para arreglar el mundo. Piensan que si “su personaje” estuviese en el poder todo iría bien, en lugar de reconocer estas verdades fundamentales sobre la humanidad. El 2020 debería disolver para siempre esa noción ya que el mal comportamiento de ambos lados estaba a plena vista, y ya que incluso las mejores intenciones creaban efectos devastadores en la vida de las personas.

Debido al problema del conocimiento, los líderes no son capaces de planificar centralmente la vida de millones de personas, y cuando lo intentan, logran que los ciudadanos salgan heridos – incluso cuando esos intentos se hacen con buenas intenciones.

Tomemos los confinamientos por ejemplo. Le daremos a los políticos el beneficio de la duda y asumiremos que la mayoría de ellos intentaron salvar vidas con estas acciones. Pero los encierros terminaron por perjudicar mucho más a la gente: se perdieron empleos, aumentó el hambre, creció la desigualdad, los suicidios y las sobredosis se dispararon, y los encierros finalmente no evitaron la propagación de enfermedades.

Así que los humanos son imperfectos, y son incapaces de tomar decisiones que afecten a un gran número de personas. Eso es un strike uno y un strike dos. Añada a esto la naturaleza del poder – sabemos que el poder corrompe y ofrece incentivos perversos que hacen que incluso los “buenos” se pierdan. Eso hace el tercer strike.

Por estas razones, es imperativo que reduzcamos los incentivos negativos que la naturaleza del poder generan, y que eliminemos las capacidades que tengan los políticos, con sus defectos, para infligir daño a la sociedad en general. Sólo podemos hacerlo limitando el tamaño y el alcance del gobierno.

Volvamos al ejemplo de los cierres. Si el poder del Estado hubiera estado suficientemente limitado, los gobernantes no habrían estado en posición de infringir la libertad individual en primer lugar. No habría importado quién fuera gobernador, al menos no tanto.

Es sobre estas realidades ineludibles que los Estados Unidos fue estructurado originalmente.

En The Federalist No. 51, James Madison, quien es recordado como el Padre de la Constitución, escribió:

“Si los ángeles gobernaran a los hombres, no serían necesarios controles externos o internos sobre el gobierno. En la estructura de un gobierno que debe ser administrado por hombres sobre hombres, la gran dificultad radica en esto: primero debes permitir que el gobierno controle a los gobernados; y en el siguiente lugar obligarlo a que se controle a sí mismo”.

El gobierno existe para gobernar a gente con defectos, pero también es dirigido por esa misma gente con defectos. Por eso los Framers diseñaron la Constitución norteamericana para poner límites estrictos al poder de los políticos. Estados Unidos es único por el hecho de que las leyes fueron consagradas en primer lugar para poner límites al gobierno, más que a nosotros. Los Fundadores sabían que cualquier gobierno que se pusiera en marcha siempre buscaría enriquecerse y atrincherarse en detrimento de sus ciudadanos, y por eso buscaron restringirlo. Este es el principio esencial que subyace bajo la creencia en un gobierno limitado.

Este principio está bien ilustrado metafóricamente por un antiguo mito.

En La Odisea de Homero, Odiseo es un héroe de guerra que regresa a casa. En su viaje se le advierte de los monstruos sirena que se hacen pasar por mujeres hermosas y atraen a los marineros que pasan a su muerte con una canción encantadora. Odiseo les dice a sus hombres que se pongan cera en los oídos, pero él quiere escuchar la música, y por eso ordena a su tripulación que lo aten al mástil del barco. La canción de las sirenas le llega cuando el barco pasa, prometiéndole paz y felicidad si se une a los monstruos. Odiseo rompe sus ataduras, desesperado por seguir a las sirenas, pero afortunadamente está atado y sobrevive.

James Buchanan, un economista norteamericano, usó la historia de Odiseo y las Sirenas como un ejemplo de cómo debemos acercarnos a nuestro gobierno en su libro, The Reason of Rules. Sabiendo que los hombres son falibles, y sabiendo que el poder es un canto de sirena con el potencial de llevarnos a todos a la muerte, es imperativo que atemos a nuestros políticos al mástil de la nave. No podemos esperar que se resistan al canto de las sirenas por sí solos.

Esta comprensión de la naturaleza de la política, el gobierno y la naturaleza humana dio forma al trabajo de Buchanan, pionero de la “teoría de la elección pública”, que le valió el Premio Nobel. Buchanan encontró que, al igual que la gente común, los políticos actúan en su propio interés de acuerdo con los incentivos. Y así, de nuevo, debemos limitar las oportunidades que enfrentan y que traerán daño a otros.

Que Muera el 2020 comienza con el narrador diciendo, “Estamos reviviendo los eventos del 2020”, a lo que el personaje de Samuel L. Jackson responde, “¿Por qué querrías hacer eso?” Pero debemos mirar hacia atrás a los eventos del 2020 para poder aprender de las importantes lecciones que encierran. El 2020 es un cuento de los fracasos del gobierno, y la moraleja de la historia es que nunca debimos haberle dado tanto poder, en primer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
reichstag

El Reichstag de Estados Unidos

Next Article
Capitalismo Woke, El American

Big Tech y la construcción de una verdad oficial

Related Posts
Total
0
Share