fbpx
senador republicano, rand paul, discurso

Rand Paul: la voz sensata frente al paquete de estímulo

El senador Rand Paul ha dado un importante discurso que pone en perspectiva la catástrofe que el paquete de estímulo representará para los ciudadanos.

[Read in English]

El Senado de los Estados Unidos ha aprobado un paquete de estímulo de 900 millardos de dólares para paliar los efectos que han generado las políticas aplicadas durante la pandemia. Ante esto, el senador republicano por Kentucky, Rand Paul, ha dado uno de los discursos más importantes en el Partido, que pone en perspectiva la catástrofe que el paquete de estímulo representará para los ciudadanos. Este discurso, además, aprovecha para hacer una de las críticas más épicas a muchos de sus representantes que han entrado quizás muy dogmáticos a esta nueva etapa cuasi-laborista del Partido.

En un discurso de doce minutos, Paul ataca a la hipocresía de varios miembros de su partido, pone en perspectiva al plenario y al país sobre los gastos del Gobierno, muestra los catastróficos efectos que seguir en el eterno retorno del gasto público puede generar sobre las generaciones futuras y cuál es el verdadero y único camino para salvar al país.

Rand Paul, Mr No-Free-Money

«A los republicanos les gusta burlarse de la Teoría Monetaria Moderna (TMM)», con esta frase Rand Paul abre su discurso con su característica voz tranquila. La premisa principal de la TMM es que el Estado puede imprimir moneda de forma ilimitada sin discreción y con impunidad. Para focalizar su crítica a los republicanos que apoyan este paquete de estímulo, utiliza la frase del ex vicepresidente Dick Cheney «Ronald Reagan probó que los déficits no importan» recordando el aumento radical del gasto público que el presidente estadounidense aplicó durante sus administraciones.

Para el senador, los republicanos que están apoyando esta ley de casi 6.000 páginas representa y propone todo lo que ellos dicen oponerse. Esta ley, dice Paul, es básicamente: «¡dinero gratis para todos!» y que no discrimina entre personas. El paquete prácticamente obliga a las personas a endeudarse aún más y aceptar el dinero, así estén empleados completamente, así sean dueños de sus propios hogares, así sean dueños de sus propios negocios.

La TMM prácticamente consiste en este siguiente pensamiento que Rand Paul propone más adelante: «si el dinero crece en los árboles, ¿por qué no dar más dinero? ¿Por qué no darlo todo el tiempo? ¿Por qué detenerse en $600 por persona? ¿Por qué no dar $1.000? ¿Por qué no $2.000? […] Si podemos imprimir dinero con impunidad, ¿por qué no hacerlo?».

Los republicanos que apoyaron el paquete a los que llama «republicanos de dinero gratis» (Free-Money Republicans) son criticados por Paul porque, a su manera de ver, critican rápidamente el socialismo de los demócratas pero, en realidad, no son muy distintos. Los ciudadanos deberían recordar a esos conservadores que denuncian el socialismo y que apoyaron este paquete, invita el senador, que estarán convirtiendo la diferencia de los partidos de «Adam Smith vs. Karl Marx» a «Karl Marx vs. Friedrich Engels».

A los «conservadores» que rápidamente identifican el socialismo de los Demócratas: si ustedes votan a favor de esta monstruosidad de gasto, no son mejores que ellos.

Senador Rand Paul (R), KY

El Gobierno en perspectiva

Tras su crítica al Partido Republicano, Rand Paul procede a poner en perspectiva al público sobre el gigante gasto público del Gobierno. El año pasado, revela, el gobierno recaudó $3.3 billones de dólares y gastó $6.6 billones, generando un déficit del mismo tamaño que el dinero recaudado.

«¡No tenemos más dinero para el rescate por el coronavirus! ¡Los cofres están vacíos! ¡No hay más rainy-day fund!», resalta el senador. El Congreso, afirma, se ha gastado todo el dinero. Pero aclara, el problema del gasto astronómico no es uno reciente, sino que prácticamente es una tradición política del bipartidismo.

rand paul, republicanos, paquete
Para el senador Paul el Congreso debería dejar de incrementar automáticamente el gasto público y comenzar a buscar dentro del presupuesto dónde se pueden encontrar ahorros que puedan pagar por estas necesidades. (Fuente: Wikipedia)

Con George W. Bush, el gasto público pasó de $5 billones a $10 billones. Bajo la era Obama, pasó de $10 billones a $20 billones. Pero desde la era Obama hasta ahora, el aumento va por $27 billones y se ha estado aumentando $1 billón anualmente. Pero Rand Paul no se detiene ahí, y revela unas cifras aún más alarmantes para los ciudadanos.

La deuda por cada ciudadano va por $136.000 y no tiene planes en detenerse. La única herencia que obtendrán los hijos, proyecta, será esta deuda que anulará cualquier oportunidad económica para ellos en el futuro. La deuda total representaba el 55% del PIB hace 20 años, ahora representa el 128%, revela Paul.

¡El Congreso se ha gastado todo el dinero!

Para poner en perspectiva, el senador utiliza unas cifras que pueden comunicar las proporciones de lo que un millardo representa. «Hace un millardo de segundos era 1988 y Reagan era presidente. Hace un millardo de minutos, Jesucristo caminaba en las costas de Galilea. Hace un millardo de horas los hombres aún vivían en cavernas. Pero hace un millardo de dólares fue hace 80 minutos atrás. A la velocidad que el Congreso gasta dinero, un millardo de dólares fueron hace 80 minutos».

La hipocresía sobre la pandemia

Este es el problema fundamental —y no la pandemia—, arguye Rand Paul. «El problema de la deuda empeora porque alcaldes y gobernadores imponen terribles restricciones que aplastan a los negocios». No es la pandemia, sino el gobierno que se dedica a restringir la economía el que ha causado tantas calamidades durante estos tiempos.

Paul detecta una correlación entre las autoridades de las regiones y el gobierno de la Unión: mientras se le siga dando dinero a los gobernadores y alcaldes, más confinamientos decretarán. «Cada dólar de auxilio que se les pasa a los gobernadores solo les permite a estos “dictadores de latón” a perpetuar los confinamientos». Imponen reglas arbitrarias y nada científicas, horarios sin ningún tipo de criterio, obligan a los negocios a atender parcialmente para cerrarlos de nuevo, les quitan y les revocan a voluntad los permisos para funcionar, mientras cientos de miles de trabajos se pierden.

«Si seguimos financiando a estos dictadores de latón, ellos seguirán impidiendo la apertura de la economía». El gobierno, arguye el senador, ha sido el obstáculo más grande para recuperarnos económicamente.

Para el senador Paul, el Congreso debería dejar de incrementar automáticamente el gasto público y comenzar a buscar dentro del presupuesto dónde se pueden encontrar ahorros que puedan pagar por estas necesidades.

El dinero gratis no va a salvarnos: ¡lo que nos salvará es abrir la economía!

To Make America Great Again, we must Make America Open Again

Paul cierra su discurso con un «sí hay una alternativa: ¡abrir la economía!» contra un paquete que solo aumentaría críticamente la deuda de los ciudadanos, y pide que se deje a los estadounidenses reconstruir sus vidas a través del trabajo.

Manteniendo las restricciones, manteniendo una guerra eterna en Afganistán que les sigue constando $50 millardos y miles de vidas a los Estados Unidos, manteniendo cerrada la economía y manteniendo el aumento del gasto público, a juicio de Rand Paul, solo sumirá al país en un declive económico sin precedentes que las generaciones futuras tendrán que acarrear.

rand paul, senador, republicano, pandemia
Paul cierra su discurso con un «sí hay una alternativa: ¡abrir la economía!» (Foto: Flickr)

Su discurso termina finalmente con una lección al Gobierno y a todos sus compañeros de partido:

Liderazgo no es endosar el problema a aquellos que no pueden protestar: ¡es tomar las decisiones difíciles ahora!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Los esfuerzos legales de Trump robustecieron las instituciones americanas

Next Article
dEUDA PÚBLICA, PRÉSTAMOS, Privado, dinero, financian,

Los peligros del dinero privado en las elecciones públicas

Related Posts
Total
0
Share