fbpx
abortion-protest

Republicanos muestran su apoyo por la revocación de Roe v Wade

El escrito sostiene que la Corte debería “soltar su vicioso control” de la política sobre el aborto y dejar que los estados y el Congreso elaboren una legislación que refleje “los diversos puntos de vista de Estados Unidos”

[Read in English]

Días después de que el estado de Misisipi presentara un escrito jurídico en el que pedía abiertamente a la Corte Suprema que anulara la polémica decisión Roe v Wade de 1973, que convirtió el aborto en un derecho constitucional, 228 congresistas republicanos presentaron un escrito de apoyo a la postura adoptada por el estado de Misisipi en el que pedían a la Corte que no solo mantuviera la ley (que prohíbe el aborto después de las 15 semanas), sino que reconociera que algunos precedentes podrían ser reconsiderados e incluso “anulados total o parcialmente”.

El escrito sostiene que la Corte debería “soltar su vicioso control” de la política sobre el aborto y dejar que los estados y el Congreso elaboren una legislación que refleje “los diversos puntos de vista de Estados Unidos” y que, al mismo tiempo, esté “basada en la ciencia del desarrollo fetal y la salud materna”. El escrito también mantenía la misma postura que la de Misisipi, que es la de utilizar la viabilidad como punto de referencia para determinar qué abortos deben permitirse o no, citando a analistas jurídicos que han tachado de “arbitraria” la decisión que sentó ese precedente (Casey v Planned Parenthood).

El caso en cuestión, llamado Jackson v. Woman’s Health Organization, plantea si la prohibición de Mississippi de casi todos los abortos después de las 15 semanas es constitucional, y el caso también cuestiona la prueba de “viabilidad” que limita la legalidad de los abortos hasta después de que el feto se considere viable.

Misisipi vs Roe v Wade

El escrito de amicus curiae, una herramienta jurídica utilizada por grupos que tienen un gran interés pero no son partes del caso en sí para dar a conocer sus opiniones, fue firmado por una gran variedad de legisladores republicanos, tanto del Senado como de la Cámara de Representantes.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnel (R-KY), estuvo acompañado por 43 compañeros senadores, entre los que se encontraban Marco Rubio (R-FL), Mitt Romney (R-UT), Rand Paul (R-KY), Tim Scott (R-SC) y Lindsey Graham (R-SC), entre otros. En la Cámara de Representantes, el líder de la minoría, Kevin McCarthy (R-CA), firmó el escrito junto con el resto de los líderes del GOP de la Cámara, como Dan Crenshaw (R-TX), Mario Díaz-Balart (R-FL), Liz Cheney (R-WY), con un total de 186 representantes del GOP firmando el escrito.

Los congresistas del Partido Republicano no han sido los únicos que han presentado escritos de apoyo a la impugnación de Misisipi ante las Cortes. Al menos 10 gobernadores republicanos, entre ellos el de Florida, Ron DeSantis, y el de Texas, Greg Abbott, se han sumado al escrito presentado por el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, argumentando que la actual jurisprudencia sobre el aborto es “una intrusión injustificada en las esferas soberanas de los estados”.

roe v wade - aborto - el american
Cientos de políticos republicanos han firmado escritos legales apoyando el caso de Misisipi (EFE)

Los senadores Ted Cruz (R-TX), Josh Hawley (R-MO), y Mike Lee (R-UT) también presentaron un documento separado a la Corte argumentando que mantener el precedente anterior en este caso (una doctrina llamada “stare decisis”) no debe ser la posición por defecto de la Corte tas argumentan que la jurisprudencia actual sobre el aborto es “inviable”.

Los políticos no han sido los únicos en apoyar el caso de Misisipi. En declaraciones a El American, Lila Rose, fundadora del grupo provida Live Action, dijo que “Roe v Wade y Casey v Planned Parenthood son leyes injustas y sin sentido que han permitido el asesinato de más de 60 millones de niños inocentes antes de nacer”. Rose también dijo que el avance de la medicina moderna ha hecho que las anteriores definiciones de viabilidad sean “vagas, anticuadas y siempre cambiantes”, añadiendo que “desde Roe, el marcador de viabilidad ha pasado de 28 semanas a 22 semanas. Ahora disponemos de ultrasonidos en 4D, avances médicos que nos permiten operar y salvar la vida en el útero, y de imágenes de alta definición que muestran los primeros momentos de la vida”.

Rose también añadió que el movimiento provida, del que ella es una de las caras más reconocidas, “ha trabajado todos los días para educar al mundo sobre la realidad de lo que el aborto hace a un niño pre-natal, lo que el aborto hace a una mujer, y cómo ha herido profundamente nuestra visión de la maternidad, y las familias, añadiendo que su organización pide que el Tribunal “arroje estas decisiones (Roe y Casey) al basurero de la historia junto con Dred Scott, Plessy y Korematsu”.

La importancia del caso de Misisipi

La Corte Suprema ha tomado decenas de decisiones muy controvertidas a lo largo de su dilatada historia, sin embargo, no sería un eufemismo decir que Roe v Wade es seguramente una de las decisiones más divisivas que ha tomado el Tribunal. El país está muy dividido (y casi a partes iguales) entre los partidarios de la vida y los partidarios del aborto, y cada bando cuenta con una base de activistas enérgica y comprometida que trabaja para imponer su opinión en la esfera pública.

La Corte Suprema se enfrentará a una decisión potencialmente revolucionaria sobre el aborto a finales del próximo año, ya que tendrá que decidir no sólo la constitucionalidad de la ley de aborto de Missisipi, sino también la utilidad de la prueba de viabilidad e incluso si la jurisprudencia actual sobre el aborto es constitucional.

La Corte potencialmente tomará una decisión trascendental sobre la jurisprudencia del aborto (EFE)

En cualquier circunstancia normal, esta decisión sería extremadamente polémica. Sin embargo, este caso se encuentra con un Tribunal compuesto por seis jueces nombrados por presidentes republicanos, con muchos progresistas pidiendo abiertamente que el Congreso “abarrote el Tribunal” haciendo alarde de más de cien años de precedentes y añada más jueces (ostensiblemente progresistas) al banquillo. Cualquier decisión que tome la Corte tendrá esta espada de Damocles sobre su cabeza, ya que los progresistas seguramente amplificarán sus llamamientos a abarrotar la Corte si esta falla en contra de sus deseos.

Todas las miradas estarán puestas en los nuevos miembros de la Corte, los nombrados por Trump Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, que jugarán un papel crucial en la aritmética de la decisión final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Ron DeSantis

Portavoz del régimen chino emprende campaña de desprestigio contra Ron DeSantis

Next Article
Castroism

Réquiem para la mitología castrista

Related Posts
Total
0
Share