fbpx
salario mínimo, restaurantes, El American

Entre el salario mínimo y la pandemia: pequeños restaurantes al borde del exterminio

Aumentar el salario mínimo y quitar las propinas sería una disminución en el salario de los empleados de los pequeños restaurantes

[Read in English]

Aumentar el salario mínimo de los Estados Unidos no es buena idea ni para los empleados. El dueño de un restaurante en Virginia aseguró que sus trabajadores no desean el nuevo sueldo debido a que sería una disminución de sus ingresos.

Tony Stafford, chef y fundador de Ford’s Fish Shack en Virginia, dijo a Fox News que aumentar el salario mínimo y quitar las propinas sería una disminución en el salario de los empleados.

Las propinas en los restaurantes están profundamente arraigadas en la mentalidad americana. A los propietarios les preocupa que los posibles comensales vean que los precios son significativamente más elevados sin darse cuenta de que no incluyen las propinas. 

Cuando Joe Biden dio a conocer su plan de ayuda COVID-19 incluyó 1.9 billones de dólares de ayuda, pero los restaurantes, el sector más golpeado por la pandemia, no encontró ninguna planificación para superar los desmanes de la pandemia; en cambio, lo que sí halló fue la propuesta para aumentar el salario mínimo a $15 la hora, una razón más para declararse en quiebra.

“Es un golpe más”, dijo al Chicago Tribune Matt Grimes, propietario de Colonial Cottage, inaugurado en 1933. Para pagar esos salarios, dijo, “tendría que aumentar mis precios en no menos del 30 %. ¿Cuánto estás dispuesto a pagar por huevos con tocino?”.

Grimes dijo que actualmente paga un salario inicial para los trabajadores por hora de $9, por encima del mínimo federal y estatal de $7.25. Pero a $15, dijo, “haría todo lo posible para reducir el personal y tener sólo los trabajadores más eficientes”.

También aseveró que con la medida de Biden sus meseros probablemente perderían ingresos porque las generosas propinas irían desapareciendo a medida que los clientes se vean afectados por los aumentos de precios.

Recientemente la Oficina de Presupuesto del Congreso descubrió que un aumento del salario mínimo tendría efectos mixtos. En un informe de 2019, dijo que elevar el mínimo federal a $15 para 2025 impulsaría los salarios de 17 millones de trabajadores y sacaría a 1.3 millones de la pobreza. Pero también dijo que 1.3 millones de otros trabajadores se quedarían sin trabajo.

“Cuando se trata de la industria de restaurantes y servicios de alimentos, el plan Biden puede causar más daño que bien”, dijo al Chicago Tribune Sean Kennedy, vicepresidente ejecutivo de asuntos públicos de la Asociación Nacional de Restaurantes.

Hasta diciembre de 2020, el 17 % de los restaurantes, más de 110,000 establecimientos, cerraron de forma permanente o por un período indefinido, según la Asociación Nacional de Restaurantes.

Aumenta el salario mínimo y también el desempleo

Joe Biden finalmente confirmó que apoyará la medida de elevar el salario mínimo a nivel federal a $ 15 la hora; ahora miles de pequeños negocios, que son los que realmente pagan el mínimo, se encuentran en una difícil situación financiera o al borde de cerrar sus puertas.

Teniendo en cuenta  que la gran mayoría de las personas que ganan un salario mínimo en Estados Unidos no trabajan en corporaciones, sino en Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), es muy probable que un incremento significativo del mismo disuada a los pequeños y medianos negocios de contratar nuevo personal —en el mejor de los casos— o despedir gente en el peor.

Restaurantes al borde de la muerte

Según un informe de la Federación Nacional de Restaurantes, las ventas de los restaurantes en Estados Unidos cayeron $ 240 mil millones entre marzo y diciembre de 2020.

En abril, cuando las restricciones de movilidad alcanzaron su punto máximo, ocho millones de personas empleadas en bares y restaurantes habían sido despedidas.

“En lugar de seguir luchando en un entorno empresarial extremadamente incierto, muchos propietarios de restaurantes decidieron cerrar sus puertas”, lamentó la federación.

“Nos estamos quedando sin tiempo.” Esta es la súplica desesperada del dueño de un restaurante de Mississippi que pide la aprobación de la “Ley de Restaurantes” para sobrevivir ante el cierre deliberado de las autoridades demócratas.

Ahora, además del aumento de salario debido a la cuarentena y al confinamiento excesivo, la industria culinaria de USA se encuentra al borde del colapso.

“Necesitamos que el Congreso apruebe la Ley de Restaurantes”, dijo Robert St. John, propietario de New South Restaurant Group. “Si el presidente Biden y el Congreso quieren tener un impacto en las cifras de desempleo, puede reducirlo ahora mismo”, agregó en una entrevista en Fox & Friends.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Incentives - El American

Los incentivos son importantes, ¡en todas partes!

Next Article
Guo Shuqing Biden

Guo Shuqing, el banquero chino que desafía a Estados Unidos

Related Posts
Total
1
Share