fbpx
Saltar al contenido

Disney en problemas: Senado de Florida aprueba ley que arrebata sus privilegios tributarios

Disney, El American

Available: English

[Read in English]

El Senado de Florida aprobó este miércoles una ley que impedirá a The Walt Disney Company seguir operando sus propiedades independientemente en un distrito especial y sujetará a la compañía a las leyes estatales y de los condados de Orange y Osceola.

La ley SB 4-C, introducida por el representante Randy Fine del condado de Brevard, disuelve seis distritos especiales, entre los que se encuentra el Reedy Creek Improvement District, que gobierna a Disney World.

El gobernador Ron DeSantis expandió este martes la Sesión Especial del Senado para dar a Fine la oportunidad de introducir la ley. El senador dijo que “Disney es un invitado en Florida” y que los floridanos “se lo recuerdan” con la decisión.

La movida de DeSantis responde al boicot por parte de Disney contra la ley de Derechos Parentales en la Educación, aprobada recientemente con el objetivo de evitar la sexualización de los niños en las escuelas. Además, prohíbe la instrucción de contenido sexual e ideología de género a niños desde el jardín de infancias hasta el tercer grado.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En un comunicado emitido por la compañía en sus redes oficiales y en su página web, Disney dijo que su objetivo era “derribar” la ley o que la misma fuese “repelida” por la legislatura.

DeSantis entonces respondió a Disney que “ellos no gobiernan” Florida y que “nunca lo harán” mientras él sea gobernador. “Debemos preguntarnos por qué es tan importante inyectar transgenerismo en los salones del jardín de infancia o ideología de género woke en los salones de segundo grado”, le dijo el republicano a Tucker Carlson a finales de marzo.

Derribando el autogobierno de Disney

El estado de Florida define un distrito especial como “una unidad de gobierno local creada para un propósito especial. A diferencia de un propósito general, que tiene jurisdicción para operar dentro de un límite geográfico delimitado y es originada por ley general, acto especial, ordenanza local o por disposición del gobernador y el gabinete”.

Reedy Creek Improvement District fue creado en 1967 por la Legislatura Estatal con el objetivo de “apoyar y administrar ciertos aspectos del desarrollo económico y el turismo dentro de los límites del Distrito”. Otorgaba a Disney World la autoridad para tomar sus propias decisiones con respecto a las normas arquitectónicas, los planes de expansión, la protección contra incendios, la recolección de desechos y las instalaciones de tratamiento de agua, además de una exención de impuestos.

De acuerdo con el texto, la ley SB 4-C disolverá “cualquier distrito especial independiente establecido por una ley especial antes de la fecha de ratificación de la Constitución de Florida el 5 de noviembre de 1968 y que no fue restablecido, re-ratificado o reconstituido de otro modo por una ley especial o ley general posterior al 5 de noviembre de 1968”.

A partir del 1 de junio de 2023, cuando la ley entrará en efecto, Disney perderá el control de los 25,000 acres del territorio del distrito, en el que se le permitía construir nuevas estructuras y pagar tarifas de impacto por dicha construcción sin la aprobación de una comisión de planificación local.

La ley incluye una medida especial para eliminar la excepción de Disney en la ley contra la censura de Big Tech, firmada por DeSantis en 2021.

La Cámara de Representantes del estado deberá votar para aprobar o desaprobar la ley este jueves, antes de que llegue al despacho de DeSantis para que sea ejecutada con su firma.

Total
18
Share