fbpx
Taiwan Model

El audaz modelo de Taiwán contra el Covid-19

En 2019 Taiwán se conectaba con Wuhan el epicentro de la pandemia con 12 vuelos directos semanales

[Read in English]

Taiwán ha registrado 757 casos de infectados por el Covid-19 de los cuales 657 son casos importados de viajeros a los que se les detecta una vez arriban al país. En total 7 personas han perdido la vida a causa de la pandemia en la isla.

Taiwán ha sido uno de los países que mejor ha manejado la pandemia. Lo ha hecho porque las condiciones geográficas dificultaron la llegada que viajeros contagiados, como también es el caso de Nueva Zelanda. Además las autoridades tomaron medidas a tiempo y las circunstancias políticas con Beijing, han permitido que la respuesta de Taiwán sea más eficaz, al no tener a China como referencia incluso en el desarrollo de las vacunas.

En el año 2003 las autoridades sanitarias de Taiwán tuvieron que luchar sin apoyo internacional contra el también virus originado en china SARS, una clase de influenza que tuvo al menos 8.000 casos probables en todo el mundo y 774 muertes.

El desempeño que tuvo Taiwán conteniendo el SARS en 2003, le permitió desarrollar protocolos, tecnología y una experiencia que ha sido fundamental para las decisiones acertadas que las autoridades de Taipei han tomado para contener el Covid-19.

Por otro lado, la colaboración de la ciudadanía ha sido clave para la efectiva respuesta de las autoridades de salud en la implementación de medidas para contener los virus SARS y Covid-19, sin necesidad de coartar la libertad ni golpear la economía.

¿Por qué Taiwán a diciembre de 2020 registra tan sólo 7 muertos y menos de 800 casos?

El 31 de diciembre de 2019, el Centro de Control de Enfermedades de Taiwán (CDC) supo de fuentes en línea sobre al “menos 7 casos de neumonía atípica en Wuhan, China”. Las autoridades de Taiwán intentan sin éxito ponerse en contacto con el centro chino para el control y la prevención de enfermedades con el fin de confirmar la situación mencionada en internet. 

A su vez, el CDC envió un correo electrónico al punto focal de la OMS, informándole de su “comprensión de la enfermedad y solicitando más información”, sin embargo a diciembre de 2020 la OMS no ha dado respuesta alguna. 

Taiwán puso en marcha desde el mismo 31 de diciembre de 2019 los protocolos para identificar a viajeros que presentaran síntomas inusuales. El día 8 de enero de 2020, se registró en Tailandia el primer paciente internacional con Covid-19  en un viajero procedente de China, informaron las autoridades. 

Mientras que la OMS el día 10 de enero recomendaba “no imponer restricciones de viaje” y posteriormente el 14 de enero anunciaba que no habían suficientes pruebas de que el virus se transmita persona a persona; las autoridades de Taiwán por su parte, restringían los vuelos desde la provincia de Hubei y prohibían la visita de ciudadanos chinos de Wuhan a Taiwán.

Desde principios de marzo, los turistas extranjeros no tienen permiso de visitar Taiwán, sin embargo, el comercio internacional ha venido creciendo en medio de la crisis.

A pesar de haber cerrado la libre circulación de vuelos internacionales, Taiwán no ha impuesto cuarentenas ni restricciones de movilidad a los ciudadanos. El desarrollo de tecnología y estudio de datos ha sido fundamental para detectar y prevenir el virus en la isla. Sumado a la información transparente a la ciudadanía, a la prensa y a la comunidad internacional. 

Estados Unidos ha sido el país que más a apoyado la gestión de Taiwán en la pandemia. Desde Marzo, se han firmado acuerdos para la cooperación en la transmisión de datos, desarrollo de vacunas y medicamentos para contra restar el virus.

El Ministro de Salud de los Estados Unidos, Alex Azar, pronuncia su discurso en el Colegio de Salud Pública de la Universidad Nacional de Taiwán durante su visita a Taipei. Azar es el funcionario estadounidense de más alto nivel que visita Taiwán desde que Washington cortó las relaciones diplomáticas con Taipei en 1979. (Efe)
El secretario de salud de los Estados Unidos, Alex Azar, pronuncia su discurso en el Colegio de Salud Pública de la Universidad Nacional de Taiwán durante su visita a Taipei. Azar es el funcionario estadounidense de más alto nivel que visita Taiwán desde que Washington cortó las relaciones diplomáticas con Taipei en 1979. (Efe)

El modelo de Taiwán ha sido ejemplo para contener la pandemia en Nueva Zelanda, Canadá, Japón entre otros países. Sin embargo, la presión de China a la comunidad internacional, ha impedido que los países puedan coordinar cualquier tipo de ayuda con Taipei. 

Taiwán no fue invitada a la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS y se censuraron los comentarios sobre el país en la reunión virtual de seis días. La OMS también se ha negado a compartir información relevante sobre el virus y ha evitado responder preguntas a la prensa sobre el caso.

Investigar el origen de Covid-19 sin los testigos clave

China ha impedido que se realice una investigación a fondo sobre el origen de la pandemia. La propaganda del Gobierno chino en medios locales insiste en que el origen del covid-19 no es en territorio chino.

Las constantes noticias sobre rastros del virus en mercancías congeladas provenientes de Occidente (mayúscula), sirven al Gobierno para reafirmar dicha postura. Además Beijing ha entregado información limitada y retrasada sobre el virus, que apareció en diciembre de 2019 en Wuhan, capital de la provincia de Hubei al sur de China.

Un año después de haber comenzado la pandemia que a diciembre de 2020 ha dejado más de un millón 600 mil muertes, el régimen chino dio luz verde para que investigadores de la OMS, viajen a territorio chino para investigar el origen del virus.

Los investigadores de la OMS viajarán a China a comienzos de enero para reunirse con investigadores locales y tratar de hallar una respuesta sobre los orígenes del virus. Sin embargo, estarán ausentes los médicos que alertaron la existencia del virus. 

El Dr. Li Wenliang, denunciante chino que sonó la alarma sobre el coronavirus pero fue reprendido por el regimen comunista chino. Santuario improvisado en las afueras del Hospital Central de Wuhan en Wuhan, Provincia de Hubei, China. (Efe)
El Dr. Li Wenliang, denunciante chino que sonó la alarma sobre el coronavirus pero fue reprendido por el regimen comunista chino. Santuario improvisado en las afueras del Hospital Central de Wuhan en Wuhan, Provincia de Hubei, China. (Efe)

Estará ausente Li Wenliang el primer médico que mediante mensajes de texto, alertó sobre los síntomas que presentaban numerosos pacientes, debido a que al identificar la pandemia, fue sancionado por el régimen chino por deslealtad y porque, según el régimen, mintieron sobre los sucesos provocando un desorden social. 

China falló en el manejo de la pandemia con la complicidad de la Organización Mundial de la Salud, sacrificando la mejor oportunidad para desentrañar los orígenes del virus, según informó The New York Times. 

Total
11
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Hackers, guerra, rusia, eeuu

"Declaración de guerra": el grave ataque de hackers rusos a organismos en EEUU

Next Article
Jair Bolsonaro, Brasil

Ministro de Economía de Brasil detuvo golpe en marcha contra Bolsonaro

Related Posts
Total
11
Share