fbpx
Saltar al contenido

Trudeau presenta un plan radical de control de armas y enfrenta crítica por autoritario

Trudeau presenta un plan de control de armas radical y enfrenta crítica de autoritarismo

Available: English

[Read in English]

UNA SEMANA DESPUÉS de anunciar que su administración impondrá nuevas restricciones contra la libre posesión de armas tras la masacre en Texas, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció el plan de control de armas más radical en la historia de Canadá.

Se trata de una legislación sin precedentes presentada al parlamento, que incluye una congelación nacional de la venta, importación y compra de armas de fuego en Canadá.

Asimismo, el propio Trudeau revalidó su compromiso por seguir comprando las armas de asalto que hoy son propiedad de los ciudadanos canadienses. Un programa que fue presentado en enero de 2021.

“Lo que esto significa es que ya no será posible comprar, vender, transferir o importar armas de fuego en cualquier lugar de Canadá”, dijo Trudeau sobre la nueva legislación en una conferencia de prensa. “Como parte adicional de esta nueva legislación, también estamos luchando contra el contrabando y el tráfico de armas, aumentando las sanciones penales máximas y proporcionando más herramientas para que las fuerzas del orden investiguen los delitos con armas de fuego”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“La inmensa mayoría de los propietarios de armas las utilizan de forma segura y de acuerdo con la ley, pero aparte del uso de armas de fuego para el tiro deportivo y la caza, no hay ninguna razón para que nadie en Canadá necesite armas en su vida cotidiana, y los canadienses ciertamente no necesitan armas de asalto diseñadas para matar al mayor número de personas en el menor tiempo posible. Los canadienses están unidos en el deseo de que se hagan más cosas para mantener las comunidades seguras y prevenir los suicidios y la violencia de género, y eso es exactamente por lo que estamos aquí hoy”, señaló el primer ministro canadiense.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, ha sido acusado en reiteradas ocasiones de “tirano” por sus polémicas medidas gubernamentales. (EFE)

No es la primera medida que el gobierno de Justin Trudeau toma acciones contra el libre porte de armas. En 2020, tras la masacre en Nueva Escocia que dejó un saldo de 22 víctimas, el gobierno decretó la prohibición de la venta y el uso de 1,500 tipos de armas de asalto. En este caso, su legislación va más allá, prohibiendo casi todos los tipos de armas.

“Hace dos años, nuestro gobierno prohibió 1,500 modelos de armas de asalto (…) También ampliamos los controles de antecedentes para evitar que las armas de fuego llegaran a manos equivocadas”, dijo Trudeau. “Ahora, cuando vemos que la violencia con armas de fuego sigue aumentando, es nuestro deber seguir actuando”.

‘Estoy en shock’: Justin Trudeau enfrenta críticas por medidas totalitarias

El anuncio de la legislación contra el libre porte de armas no ha caído nada bien en Canadá, sobre todo entre periodistas independientes, activistas y parlamentarios, quienes están tildando a Trudeau de tomar un rumbo autoritario contra los canadienses.

“El primer ministro promete congelar las armas de fuego a los propietarios legales de armas que los delincuentes ignorarán. No olvidemos que el primer ministro Trudeau en el proyecto de ley C-5 propone eliminar varias sentencias mínimas obligatorias por delitos con armas de fuego”, criticó en Twitter Dan Albas, parlamentario por el Partido Conservador de Canadá.

“Estoy en shock”, dijo Roberto Wakerell-Cruz, editor canadiense del medio independiente The Post Millennial, tras el anuncio de Justin Trudeau.

“Suspender las libertades civiles. Embargar las cuentas bancarias de los opositores. Censurar Internet. Prohibir los viajes en avión y tren a los no vacunados. Poner al 99 % de los periodistas en la nómina del gobierno. Instalar a un amigo obediente como jefe de la RCMP. Desarmar al público. Realmente es como su héroe Fidel Castro, ¿no?”, escribió en Twitter el periodista de Rebel News Ezra Levant.

No es la primera vez que a Trudeau se lo acusa de dictador. En medio de las protestas contra las restrictivas medidas sanitarias —como el uso obligatorio de la mascarilla, los confinamientos y los mandatos de vacunación— el primer ministro atacó y satanizó a los manifestantes, especialmente a los camioneros, quienes organizaron la protesta civil más grande de la historia de Canadá contra el gobierno progresista de Trudeau.

Asimismo, periodistas independientes del medio True North, una plataforma de medios digitales canadienses centrada en el periodismo de investigación que tiene su sede en Ontario, Toronto, criticaron con severidad el nuevo plan de Justin Trudeau para acabar con el libre porte de armas en Canadá.

“¿Cuántos canadienses se dan cuenta de que la prohibición de armas de fuego del gobierno es un claro intento de Trudeau de importar guerras culturales americanas a Canadá? La mayoría de las armas que se utilizan en delitos se adquieren ilegalmente. Una prohibición de armas de fuego no mantendrá seguros a los canadienses. Cree que todos somos idiotas”, escribió el periodista y productor del medio Harrison Faulkner.

Además, Andrew Lawton, también de True North, dijo en su podcast que la legislación impulsada por Justin Trudeau es patética, ya que la posesión legal de armas de fuego no representa una amenaza para la seguridad pública de Canadá.

Total
0
Share