fbpx
videojuego the last night

El videojuego The Last Night se resiste a ser cancelado

El videojuego The Last Night fue atacado ferozmente por las feministas y aún no tiene fecha de estreno

[Read in English]

En 2017 se presentó en la Electronic Entertainment Expo (E3) de Los Ángeles —una de las exposiciones más importantes de la industria— el tráiler del videojuego The Last Night, que acaparó la atención y disparó el entusiasmo de todos los asistentes.

A pesar de tratarse de un título independiente y ser el primero de la recién creada compañía Odd Tales, el videojuego The Last Night se convirtió en el gran triunfador del evento gracias a su innovadora propuesta y a su imponente belleza gráfica. Sin embargo, aunque estaba prevista su salida en 2018, a día de hoy el videojuego aun sigue en desarrollo y lucha por poder estrenarse.

¿El motivo de este retraso? El videojuego The Last Night fue atacado ferozmente por las feministas y la horda woke, lo cual comprometió seriamente su financiación.

Por lo poco que se sabía de The Last Night, iba a ser un título de mundo abierto que combinaría personajes 2D en pixel art con un entorno de 3 dimensiones. Lo que hizo The Last Night fue inventar el concepto 2.5D. Sería como ver los personajes de juegos míticos como Another World, Monkey Island, o Prince of Persia, moviéndose en un rico y detallado paisaje de Hong Kong en 3 dimensiones, al más puro estilo de Blade Runner o Ghost in the Shell.

No sólo encandilaba por su atmósfera de extraordinaria belleza, sino que la experiencia de juego prometía ser transgresora, con miles de personajes diferentes y únicos con los que no solo podrías interactuar de diversas formas, sino que además recordarían su interacción contigo si los volvías a encontrar más adelante, y actuarían acorde a cómo los hubieras tratado.

videojuego the last night
Captura de pantalla del tráiler de The Last Night. Fuente: YouTube

Aunque esto se ha podido ver en otros juegos, nunca antes se había hecho a la escala y magnitud que prometía el videojuego The Last Night, que expandía las posibilidades y combinaciones de forma incalculable.

Si el apartado gráfico era cautivador e impactante, y la jugabilidad prometía ser disruptiva, la historia no se quedaba atrás en cuanto a innovación y originalidad. The Last Night se desarrollaría en un futuro cyberpunk, pero en vez de la típica distopía controlada por corporaciones, se trataría de una sociedad en la que la inteligencia artificial se habría desarrollado de tal manera que los seres humanos no tendrían que trabajar.

Las máquinas y la inteligencia artificial se encargarían de toda la producción, incluso de la artística, y el gobierno controlaría todo dando una renta básica universal a todos los ciudadanos, que ya no tendrían que producir nada, solo consumir.

Mediante unos implantes, y usando la realidad aumentada, solo tendrían que imaginar algo y podrían interactuar con ello. Así, por ejemplo, los niños únicamente tendrían que imaginar juguetes y simplemente se pondrían a jugar virtualmente con ellos.

En esta sociedad de consumidores, sin obligaciones ni responsabilidades, la gente estaría tan aburrida que lo único a lo que se dedicarían sería a ofenderse y a vigilar que nadie se saliese de la norma. Sería una distopía en la que el progresismo habría invadido todo, y el feminismo radical sería la ideología imperante. Solamente el protagonista, que de pequeño sufrió un accidente que no le permitía usar estos implantes cerebrales, vería la vida y el mundo en los términos de libertad que actualmente entendemos.

videojuego the last night, mensajes tim soret
Captura de pantalla de algunos de los mensajes de Tim Soret, creador de The Last Night

La controversia alrededor del videojuego The Last Night

Fue precisamente esta descripción del mundo en el que se desarrollaría el videojuego The Last Night lo que dio comienzo al calvario que tuvo que sufrir el juego, y que lo ha llevado a retrasarse 3 años, e incluso ha puesto en peligro que pueda llegar a ser estrenado algún día.

A raíz de la expectación que despertó el videojuego The Last Night, y probablemente por este enfoque que ponía en cuestión al progresismo y algunos de sus temas fetiche como la renta básica, el feminismo, o la cultura de la cancelación, comenzó una caza de brujas contra Tim Soret, el creador y director del videojuego.

Activistas de extrema izquierda con gran poder en la industria revisaron antiguos tuits de Soret y encontraron que en 2014 había tuiteado que no estaba de acuerdo con el feminismo moderno, por considerar que no era igualitario, ni humanista.

Además, por esos años había participado en el hashtag #gamergate, que nació como un movimiento en contra de la corrupción y tráfico de influencias entre periodistas y medios especializados con las grandes corporaciones de la industria, pero que la izquierda rápidamente convirtió en un ataque de ultraderechistas y machistas a pobres mujeres que solo querían participar en una industria dominada por hombres.

Cuando el creador de Minecraft respondió al ataque contra Tim Soret por parte de una de estas feministas radicales de gran influencia en el sector del videojuego, la situación se descontroló y las empresas e inversionistas del videojuego The Last Night se pusieron nerviosos.

videojuego the last night, tweet notch
Captura de los tweets que descontrolaron la polémica

Tim Soret claudicó ante los ataques y salió a pedir disculpas públicamente por creer en el igualitarismo y no en el feminismo moderno radical. En ese sentido, dijo que ya no era la misma persona que en 2014, y que había cambiado de opinión en muchas cosas, y también explicó que el juego no pretendía ser una crítica política al progresismo, sino simplemente explorar las implicaciones futuras de una sociedad que evolucionara de esa manera.

Esta abjuración por sus herejías, propias de la Inquisición, ha servido apenas de parche para poder seguir con el desarrollo del videojuego, aunque muy lentamente pero con la posibilidad de que sea estrenado este año. Probablemente se estrenará con cambios sustanciales en la trama, pero esperemos que no pierda la esencia de su premisa, la cual, considerando los acontecimientos, era correcta y premonitoria. El único error era pensar que esa distopía se daría en el futuro. Ya vivimos en el día siguiente a The Last Night.

1 comment
  1. Me decepcionaría bastante que si al final logra ponerlo en el mercado le cambie algo de la historia que quería darle al juego por culpa de los afendiditos de mierda que luego ni siquiera lo iban a jugar! Espero que lo termine sacando y le dé en la cara a todos esos chupiprogres de media neurona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
¿Taiwán está a salvo bajo el Gobierno Biden?

Biden silente y sin acciones concretas para frenar la crisis migratoria

Next Article
Socialism in California is destroying the state

Lo que no te cuentan sobre el Golden State: las consecuencias del socialismo en California

Related Posts
Total
14
Share