fbpx
Yellen nombra a Sarh Bloom Raskin en el Departamento del Tesoro

Yellen instaura agenda climática en el Departamento del Tesoro

Sarah Bloom Raskin es una veterana de la administración Obama, sirvió en la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal y como subsecretaria del Tesoro

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, planea expandir los poderes del departamento que preside con la inclusión de Sarah Bloom Raskin en su equipo para que supervise riesgos potenciales para el sistema financiero presentados por el cambio climático, y presione por incentivos tributarios para reducir las emisiones de carbón.

“Creo que tenemos que valorar seriamente el riesgo para el sistema financiero del cambio climático”, dijo Yellen durante su audiencia de confirmación ante el Senado, llamándolo una “amenaza existencial” para la economía de los Estados Unidos.

Yellen ha dicho que el nuevo “hub” climático en el Departamento del Tesoro revisará los riesgos para la estabilidad financiera del cambio climático, y también analizará futuros incentivos tributarios para reducir la huella de carbón.

Raskin es otra veterana de la administración de Barack Obama, donde fue nominada para ser parte de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal (FED), cargo en el que estuvo hasta 2014 cuando fue nominada por el presidente Obama para el puesto de subsecretaria del Tesoro de los Estados Unidos; ha sido vocal para que los reguladores de Estados Unidos determinen los riesgos al sistema financiero que puede implicar el cambio climático.

La nominación de Raskin para ser parte del equipo de Yellen viene tras un momento difícil para ella y su familia, pues su hijo menor, Thomas Raskin, se suicidó en la víspera de año nuevo, como fue anunciado por el esposo de Raskin, el representante Jamie Raskin.

En su audiencia de confirmación ante el Senado, Yellen manifestó la importancia de supervisar los riesgos financieros producto del cambio climático.
En su audiencia de confirmación ante el Senado, Yellen manifestó la importancia de supervisar los riesgos financieros producto del cambio climático. (Efe)
El nombramiento Raskin es parte de la política del cambio climático de la administración Biden

El nombramiento de Raskin viene en conjunto con las otras políticas de la administración Biden que comenzó bloqueando la construcción de la última etapa de la red de oleoductos Keystone XL, la prohibición de nuevas perforaciones de petróleo y gas en tierras federales, y el retorno de los Estados Unidos a los acuerdos climáticos de París.

A pesar del freno a futuras explotaciones de fracking hechas por la administración Biden, el gas natural barato ha sido crucial en la reducción de emisiones de Co2 en los Estados Unidos, llegando a superar incluso las reducciones europeas. En caso de que la administración Biden sancione vía tributaria o regulatoria los proyectos de fracking y petróleo dentro de Estados Unidos, el costo extra del impuesto se verá reflejado en las cuentas de electricidad y de gasolina que pagan millones de americanos.

Un equipo técnico no partisano en el Departamento del Tesoro tendrá que impulsar el desarrollo de energías limpias sin penalizar el bolsillo de los americanos. Un mercado equilibrado tendrá que buscar un transición hacia energías más limpias a través de incentivos de mercado y mejoras en la productividad, y no de la mano de un burócrata. La labor de Raskin si quiere cumplir este propósito deberá limitarse a un proyecto de mitigación de riesgos, no de restricciones a las actividades productivas.

¿Cuáles son los riesgos financieros del cambio climático?

Los riesgos financieros que avista Yellen y su equipo se encuentran el riesgo de inundaciones, e incendios que puedan devastar la propiedad inmobiliaria, lo que pondría en dificultades a los propietarios para pagar sus prestamos bancarios, y a los seguros a desembolsar grandes cantidades de dinero para reponer los daños.

Por ejemplo, las hipotecas en áreas costeras o vulnerables a huracanes suelen ser más costosas. De hecho el valor de las nuevas hipotecas en hogares costeros de los Estados Unidos ha excedido los $60 mil millones de dólares según los economistas Amine Ouazad y Matthew E. Kahn.

El portafolio de inversiones de los bancos podría cambiar a medida que los países comiencen a realizar la transición de energías fósiles a energías renovables, afectando el valor de los activos basados en la extracción de combustibles fósiles.

“Tanto el impacto del cambio climático en sí como las políticas para abordarlo podrían tener grandes impactos, creando activos varados, generando grandes cambios en los precios de los activos, riesgos crediticios, etc., que podrían afectar el sistema financiero”, dijo Yellen en su audiencia ante el Senado. “Estos son riesgos muy reales”, enfatizó la secretaria del Tesoro.

Aunque el Departamento del Tesoro directamente no supervisa ni regula los bancos, éste puede establecer una agenda que permita a los reguladores monitorear el riesgo para el sistema financiero del cambio climático. Como secretaria del Tesoro, Yellen, preside el Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera, un panel de reguladores que también está integrado por la FED, la Comisión de Bolsa y Valores, y la Comisión de Comercio de Futuros de Commodities.

La movida de Yellen viene en un momento en que el mercado de valores ve con optimismo a las empresas que le apuestan a la reconversión energética como Tesla, al tiempo que varias compañías petroleras han anunciado que iniciarán ambiciosos planes de inversión en energía renovables como BP y Shell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Comisión de la verdad, democratas

Comisión de la verdad: la nueva táctica totalitaria de los demócratas

Next Article
Joe Biden - El American

Presentarán proyecto de reforma migratoria de Biden en el Congreso esta semana

Related Posts
Total
1
Share