fbpx

ataques terroristas, El American

Tras 20 años de los ataques terroristas del 9/11 y la guerra contra el terror

El 11 de septiembre del 2001, USA sufrió uno de los peores ataques en su historia. Las consecuencias marcaron a una generación

[Read in English]

Hace veinte años, el 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos sufrió los mayores ataques terroristas a su territorio desde el bombardeo japonés a Pearl Harbor en 1941. Un grupo de terroristas islamistas de Al Qaeda secuestró cuatro aviones con el objetivo de estrellarlos contra cuatro edificios emblemáticos de lo que ellos consideraban la decadencia de Estados Unidos: El Pentágono (epicentro del aparato militar americano), el Capitolio del Congreso (símbolo del sistema de libertades democráticas) y las Torres Gemelas del World Trade Center (emblema del capitalismo). 

La historia ya es conocida. Los terroristas dirigidos por Osama bin Laden lograron derrumbar las Torres Gemela y atacar El Pentágono. El avión destinado al Capitolio no logró su objetivo debido a la valentía de sus pasajeros.

20 años tras los ataques terroristas del 9/11 y la guerra contra el terror
Dos horas después del primer impacto de los aviones, las Torres Gemelas cayeron, con 29 minutos de diferencia. (EFE)

El saldo de ese terrible ataque fue de 2,977 víctimas además de las imágenes de miles de civiles atrapados en un World Trade Center ardiendo, un Downtown New York lleno de escombros y una nube de polvo que quedó tatuada en el imaginario colectivo del país. 

El entonces presidente George W. Bush, quien solo llevaba meses en la Presidencia, prometió movilizar a la nación entera para traer a los perpetradores del ataque, y a cualquier nación que los apoyase, ante la Justicia.

Había iniciado la guerra contra el terror.

El 11 de septiembre y la guerra contra el terror

Solo un mes después de los ataques terroristas, USA invadió Afganistán, que estaba gobernado por el Talibán quien brindaba apoyo y logística a Al Qaeda y Osama bin Laden, el grupo terrorista responsable de los atentados del 9/11.

Bush le dio un ultimátum al Talibán de cesar el apoyo a Al Qaeda. El régimen rechazó el llamado, por lo que fuerzas americanas se movilizaron y derrocaron al Talibán con apoyo de la Coalición del Norte, un grupo de luchadores antitalibán. 

Dos años después del 9/11, Bush ordenó la invasión al Irak de Sadam Husein, a quien había acusado de estar desarrollando armas de destrucción masiva. El Gobierno de Bush nombró a Irak (en conjunto con Irán y Corea del Norte) como un nuevo «eje del mal» al que había que derrotar.

Luego de mucha polémica interna y externa, Estados Unidos y varios aliados invadieron Irak y derrocaron al sanguinario Husein, quien sería encontrado y condenado a muerte en el 2006.

Las guerras en Irak y Afganistán se estancaron luego de los éxitos iniciales y con los nuevos Gobiernos en Bagdad y Kabul incapaces de mantener el orden en sus países. En el primero, una violenta guerra civil se desató entre fuerzas sunitas y chiitas. En Afganistán el Talibán mantuvo una fuerte presencia en gran parte de la nación. 

Ambas guerras empezaron a perder popularidad rápidamente dentro de USA, afectando la imagen del saliente presidente George W. Bush, mientras que el recientemente electo, Barack Obama prometía poner fin a ambas guerras. 

George W. Bush llevaba 8 meses de su primer período cuando se dieron los ataques terroristas. (Flickr)

En Irak, Obama anunció la retirada de las tropas americanas para el 2011. Una movida que dejó un vacío de poder que permitió el surgimiento de ISIS, acercando al Gobierno iraquí con Irán y obligando a Estados Unidos a restablecer una presencia militar en el país

A pesar de los esfuerzos americanos en Afganistán, bin Laden logró evadir la justicia durante diez años, hasta que un grupo elite de los SEALS de la marina lo encontró y neutralizó en 2011. El Ejército americano se mantuvo dentro de Afganistán con el fin de ayudar al Gobierno afgano a derrotar a la insurgencia talibán en el resto del país. 

Para el decimoquinto aniversario de los atentados del 11 de septiembre, el panorama en Irak y Afganistán era complejo. A pesar de la muerte de bin Laden, el Talibán seguía representando una seria amenaza en Afganistán mientras que la comunidad internacional iniciaba una larga ofensiva en contra del Estado Islámico.

Los ataques terroristas de al Qaeda contra las Torres Gemelas del World Trade Center. (EFE)

El fin de la guerra contra el terror

La ofensiva contra el Estado Islámico fue largamente exitosa, con el grupo terrorista perdiendo el control de largas partes del territorio que habían obtenido en el 2015, mientras que la guerra en Afganistán se veía como un callejón sin salida. El surgimiento de nuevas amenazas (como China) le restaron importancia al conflicto afgano y Donald Trump llegó a la Presidencia prometiendo terminar las «guerras sin fin». 

Trump negoció un acuerdo con el Talibán. Este se comprometió a no atacar soldados americanos y a romper sus lazos con Al Qaeda a cambio de una promesa por parte de USA de retirarse de Afganistán a mediados de 2021.

Biden, quien asumió el poder en 2021, mantuvo ese acuerdo y decidió retirar a todos los soldados para el 11 de septiembre, veinte años después de los atentados terroristas que cambiaron al mundo. 

A principios del pasado mes de julio, la mayoría de las tropas americanas ya se habían retirado de Afganistán. Y, aunque Biden había prometido que el Gobierno afgano tendría la capacidad de resistir al Talibán por varios meses, la realidad en el terreno fue muy diferente y los talibanes terminaron con el control total de Afganistán en menos de dos semanas. 

Tras la decisión de Biden, el Ejército americano se retiró abruptamente, lo que propició una caótica evacuación bajo supervisión talibán. El saldo de la retirada fue de 13 marines americanos y cientos de afganos muertos, además de significar un fuerte golpe al prestigio e imagen internacional de Estados Unidos. 

Luego de veinte años de los atentados del 9/11, la guerra contra el terror pareciera haber terminado. Solo el tiempo lo dirá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Talibanes asesinaron a mujer policía que llevaba 8 meses de embarazo

Huesos rotos y latigazos: talibanes torturan a periodistas en Afganistán por cubrir una protesta

Next Article
Raducanu y Fernández, dos jóvenes menores de 20 años jugarán la final femenina del US Open

Raducanu y Fernández, dos jóvenes menores de 20 años jugarán la final femenina del US Open

Related Posts
Total
0
Share