fbpx



Entrevista, Frances Martel, Partido Comunista, Chino

Una amenaza global llamada Partido Comunista chino: entrevista a Frances Martel

En una entrevista para El American, Frances Martel, editora internacional en Breitbart, explica los peligros que representa el régimen chino para el mundo

[Read in English]

El Partido Comunista chino representa un peligro y una amenaza para el mundo libre. Su influencia política en las instituciones globales, sus relaciones comerciales con empresas multinacionales ultra influyentes, sus vínculos con otros regímenes del mundo y su injerencia en diversas regiones del planeta lo convierten en una superpotencia económica y geopolítica.

Para ahondar en este tema, de vital importancia, El American conversó con Frances Martel, quien es editora internacional del medio de comunicación Breitbart. Mertel, con mucha agudeza, atiza al régimen chino por sus sistemáticas violaciones y atropellos contra los derechos humanos, pero también señala problemáticas de fondo; como la penetración del régimen chino en la cultura occidental.

Entrevista completa a Frances Martel, de Breitbart. “Una amenaza global llamada Partido Comunista chino”.

Durante la entrevista se conversó, entre otras cosas, sobre cómo la administración de Joe Biden actuará frente al Partido Comunista chino. Sobre todo, luego de sus desafortunados comentarios sobre la persecución contra el pueblo uigur.

Biden «justificó» la persecución del régimen contra los uigures, dijo Martel, «que es algo muy bochornoso porque su propia administración había dicho que lo que está haciendo China contra el pueblo uigur es un genocidio».

El crecimiento que ha tenido China ha sido, en gran medida, gracias a que abrazó los beneficios del libre mercado. Pero el régimen chino solo contrajo los beneficios, no sus reglas. En su país, no hay respeto hacia los derechos humanos, no existe la libre competencia, los trabajadores son explotados indiscriminadamente, el aparato del Estado controla gran parte de la economía y es prácticamente imposible no prosperar empresarialmente si no estás en sintonía con el Partido Comunista chino.

«Quiero darle énfasis a este punto», explica Martel, «no solo son alianzas con las grandes compañías, China es comunista, hay un movimiento que a veces se define como libertario, pero es izquierdista, que dice que China es capitalista porque existen compañía privadas en China. Eso no es verdad. Los dueños de las compañías privadas en China son miembros del Partido Comunista chino; el que antes era líder de Alibaba, Jack Ma, abiertamente es miembro del PCCh, y a él lo desaparecieron por criticar al partido y por tener ambiciones sobre él mismo de ser dictador. Pero eso no es una compañía privada, si todas las personas que son dueñas y controlan esas compañías, son miembros del Partido Comunista chino, no es privatización».

Las empresas multinacionales que quieren explotar el gran mercado de China, además, deben bajarse los pantalones contra el Partido Comunista chino. Igual que lo hacen las organizaciones globales. Es lo que sucede con Disney. Que para grabar su película Mulán, utilizó las montañas de la región Xinjiang, donde el régimen perpetra un cruel genocidio y una persecución sistemática contra la minoría étnica musulmán uigur.

Uigures, genocidio, china, Partido Comunista chino
Amsterdam (Netherlands), 29/12/2019.- Members of the Uighur community and sympathizers demonstrate on the Dam square in Amsterdam, The Netherlands, 29 December 2019. They are campaigning against what they see as the oppression of the Uighurs in China by the government of that country. (Protestas, Países Bajos; Holanda) EFE/EPA/REMKO DE WAAL

Disney no solo grabó el film en esta región china, sino que, además, agradeció a las autoridades y a las fuerzas de seguridad del régimen comunista, en una suerte de amparo a una persecución horrorosa contra los uigures.

«Le agradecieron a la policía de Xinjiang, que son las personas que están cometiendo esos abusos», dijo la editora de Breitbart. «Y esos abusos, que uno oye que existen, pero cuando se ven los detalles se revela que hay violaciones, uso de electricidad, esclavitud —hay miles de uigures que están obligados de trabajar en compañías como Nike y Nintendo—, es un problema tan enorme y las atrocidades son tan severas que Disney, al agradecerles a las personas que están cometiendo las atrocidades, están mandando un mensaje, incluso para los niños que ven la película, de justificación del genocidio».

Eso es grave, argumenta Martel, porque los padres ahora también tienen que estar atentos respecto a qué dicen compañías como Disney. ¿Cuál es el ejemplo que se le dará a las futuras generaciones?

Huawei y el Partido Comunista chino

También está el caso de Huawei, empresa que, cada vez más, gana terreno comercial en todo el planeta y ayudó a probar un software de reconocimiento facial que detectaba los rostros de los uigures en China. Por esta situación, Antoine Griezmann, campeón del mundo con Francia y jugador del FC Barcelona, terminó los vínculos comerciales con la compañía china alegando que no podía trabajar con una empresa que utiliza software discriminatorios.

Sobre Huawei, Martel comentó que esta empresa fue sancionada por la administración Trump, y que a ella no le sorprendería que el Gobierno de Biden abra el mercado americano a la empresa china. Pero eso no fue lo único que señaló: «Huawei, ZTE, y varias otras compañías chinas que son de telecomunicaciones tienen no solo contrato dentro de China donde usan esa tecnología para reprimir a su pueblo. También las utilizan en otros lugares como África y Latinoamérica. En Ecuador, se supo que había compañías chinas ayudando a Rafael Correa a reprimir periodistas, en Venezuela igual se vio, entonces esto es un problema internacional».  

Más allá de los temas relacionados con el Partido Comunista chino; durante la entrevista con Frances Martel también se pudieron tocar otros temas interesantes, sobre todo en el campo cultural-deportivo.

Por ejemplo, cómo los jugadores de la NBA, en su mayoría, abrazan causas como “Black Lives Matter”, pero cuando se les pidió apoyos a Hong Kong o a los uigures, hubo atletas que miraron al costado sin remordimiento.

También se tocó el curioso caso de Mesut Ozil, un futbolista alemán de origen turco campeón del mundo que, por criticar el genocidio uigur a manos del Partido Comunista chino, fue baneado del juego Pro Evolution Soccer (PES) y, luego de esa crítica, fue borrado de su exequipo Arsenal durante prácticamente un año sin motivos físicos-futbolísticos aparentes. También Adidas dejó de patrocinarlo.

La conversación completa la pueden conseguir en el canal de YouTube de El American, allí Frances Martel explica y profundiza sobre la amenaza global que representa el Partido Comunista chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Florida, Ron DeSantis, oasis de libertad, El American

"¡Bienvenidos a Florida, nuestro oasis de libertad!": Ron DeSantis en CPAC

Next Article
Biden, Khashoggi,

Caso Khashoggi: Biden no sancionará al príncipe heredero para conservar relaciones

Related Posts
Total
56
Share