fbpx
Saltar al contenido

Cámara de Comercio de Puerto Rico señaló que aumento al salario mínimo saldrá del bolsillo de los consumidores

aumento al salario mínimo, el american newsroom puerto rico

El presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR), Luis Gierbolini, expresó este viernes que el aumento al salario mínimo que aprobó la Cámara de Representantes el pasado 18 de agosto saldrá del bolsillo de los consumidores.

Gierbolini aseguró que en la CCPR aprueban un aumento al salario mínimo pero no el propuesto a la legislatura.

“Implementar un aumento salarial en tan corto tiempo podría generar una reducción de horas, despidos y cierres. Al final del día cualquier aumento lo va a terminar pagando el consumidor”, comentó Gierbolini al respecto.

El proyecto de ley establecido por la Cámara de Representantes establece el aumento al salario mínimo de $7.25 a $8.50 la hora en una primera instancia. Posteriormente, para el 1 de octubre de 2022 elevar a $9.00 la hora y un año después, en octubre de 2023, un último aumento a $10.00 dólares la hora de trabajo.

En sus declaraciones a través de un comunicado oficial indicó que la propuesta de ellos radica en “un aumento al salario mínimo hasta un máximo $8.50 la hora y que se establezca de forma escalonada”. El objetivo es que se mitigue “el efecto inflacionario que pueda generar esta legislación a la economía en Puerto Rico”.

Gierbolini sugirió $8.05 para enero 2022 y $8.50 en enero de 2023, para dejar un espacio y que la economía se vaya ajustando al nuevo salario mínimo.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“Existe un efecto cascada cuando se ajusta el salario mínimo, porque aunque existen aproximadamente de 10,000 a 14,000 empleados en el sector privado a $7.25 la hora, hay otros que fluctúan entre $7.35 y $8.50 que también hay que aumentarles el salario”, comentó.

“Nosotros como representantes multisectoriales de empresas grandes y pequeñas conocemos cómo va afectar el clima comercial si no se realiza este merecido aumento de forma ordenada. Las empresas más sólidas que tienen escalas salariales por encima del salario mínimo sufren consecuencias directas en otros reglones como la pérdida de clientes y servicios de los comercios que reducen o cierran su operación por aumentos en los costos de hacer negocios. Un aumento más allá de $8.50 esta fuera de la realidad de Puerto Rico”, concluyó.

Por último, este jueves el gobernador, Pedro Pierluisi realizó su propuesta al salario mínimo en tres fases hasta llegar al 2025 y exhortó a la Legislatura a buscar “consenso” para que así se convenza y logre firmar el proyecto de ley.

Total
1
Share