fbpx
Joe Biden, aborto, obispos

Biden no cree que el aumento del salario mínimo vaya en el plan de estímulo

[Read in English]

Si hay alguna causa por la que el ala progresista del Partido Demócrata se ha desgarrado es el salario mínimo de $15 la hora. La idea ha tomado tal fuerza que incluso el presidente Joe Biden incluyó el aumento del salario mínimo en el plan de estímulo a la economía americana de $1.9 billones.

En una entrevista con Norah O’Donnel en CBS, el presidente Biden manifestó que la propuesta del salario mínimo a $15 la hora «la puse ahí, pero no creo que vaya a sobrevivir», y se adelantó a predecir que está no estaría en el programa de estímulo final aprobado.

El viernes pasado los demócratas en el Senado aprobaron el presupuesto para el plan de estímulo sin contar con el apoyo del Partido Republicano, usando un procedimiento parlamentario conocido como reconciliación. Según la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el plan de estímulo se aprobaría en menos de dos semanas.

Nancy Pelosi aseguró que el plan de estímulo del presidente Biden se aprobará en menos de dos semanas. (Efe)
Nancy Pelosi aseguró que el plan de estímulo del presidente Biden se aprobará en menos de dos semanas. (Efe)

A pesar del escepticismo del propio proponente del plan (Biden) sobre incluir el aumento del salario mínimo en plan de estímulo, el senador Bernie Sanders, la cabeza del Comité de presupuesto del Senado, continúa presionando para que el aumento sea incluido dentro del paquete.

«Tenemos una habitación llena de abogados trabajando duro para que podamos plantear el caso ante los parlamentarios que de hecho subir el salario mínimo tendrá implicaciones significativas en el presupuesto y es consistentes con las reglas de reconciliación», dijo Sanders en una entrevista a CNN el domingo.

Mientras tanto, los republicanos se oponen a la inclusión del aumento del salario mínimo dentro del paquete de estímulo, pues consideran que no está relacionado con la atención a la pandemia y podría restringir fuertemente la capacidad de recuperación financiera de los pequeños y medianos negocios. Además de no apoyar el salario mínimo en el paquete de estímulo, los legisladores republicanos también consideran que todavía es demasiado pronto para aprobar dicho plan, pues los cheques del plan de estímulo del Congreso, aprobado en diciembre, todavía siguen circulando.

Sanders insiste en que el salario mínimo a $ 15 la hora vaya en el plan de estímulo, a pesar de que Biden afirmó que apoyará su aprobación en una ley diferente. (Efe)
Sanders insiste en que el salario mínimo a $ 15 la hora vaya en el plan de estímulo, a pesar de que Biden afirmó que apoyará su aprobación en una ley diferente. (Efe)

Considerando que el plan de estímulo de Biden es demasiado amplio, un grupo de diez republicanos liderados por la senadora Susan Colin de Maine presentó su propio plan de estímulo por $ 618 mil millones, un tercio del de Biden, que incluye transferencias focalizadas a los americanos con ingresos menores a $50,000 anuales con un pago de $1,000 a los americanos con una ayuda adicional de $500 por cada niño. El plan de los republicanos no ha recibido demasiada atención por parte de Biden ni de su partido.

A pesar de que el presidente reconoció que es improbable que el salario mínimo termine incluido dentro del plan de estímulo a la economía americana, se comprometió a priorizar el aumento del salario en una legislación separada.

El presidente Biden también ha cambiado de opinión con respecto a la repartición de los cheques de ayuda del plan de estímulo, pues en una reunión del viernes con legisladores demócratas de la Cámara de Representantes dijo que está dispuesto a considerar un grupo más reducido para otorgar los cheques de $1,400. Sanders dijo que también se opondría a limitar la población de alcance para los cheques de estímulo.

Además de los cheque de ayuda por $1,400 dentro del plan de estímulo para la pandemia, los demócratas planean aprobar provisiones como un beneficio por desempleo de $400 por semana hasta septiembre, $350,000 millones en ayuda a gobiernos estatales y locales, un programa nacional de vacunación por $20,000 millones y $50,000 millones para pruebas para detectar el virus. Es probable que el proyecto de ley también incluya $170,000 millones para escuelas K-12 e instituciones de educación superior y $30,000 millones en ayudas para pagar alquileres y servicios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Clubhouse

Censurada Clubhouse, la app que le dio voz a los ciudadanos en China

Next Article
Donald Trump - El American

Impeachment: abogados de Trump califican como teatro político próximo juicio

Related Posts
Total
21
Share