fbpx
super bowl - california

Los Ángeles: podrás cenar al aire libre pero no podrás ver el Super Bowl

La orden también estipula que “los televisores u otras pantallas que transmiten programación deben permanecer apagadas hasta nuevo aviso”

[Read in English]

Las autoridades demócratas continúan emitiendo órdenes contra los restaurantes tanto en California como en Nueva York a pocos días de que se lleve a cabo el Super Bowl, el evento deportivo más grande y televisado del país.

Sin Super Bowl

Aunque por primera vez en más de dos meses, los angelinos confinados podrán comer en restaurantes al aire libre, los comensales no podrán ver televisión en las afueras de los locales y tampoco podrán superar las 6 personas por mesa.

Regresar a los comedores en el exterior es una buena noticia; sin embargo, limitar los aforos, impedir la proyección televisiva en los patios y la implementación de más restricciones, atentan contra las finanzas del sector culinario, el cual se ha visto tan gravemente golpeado por las medidas gubernamentales ante la pandemia.

Los asientos al aire libre también estarán limitados a no más de seis personas por mesa, y todos los que se sienten juntos deberán ser del mismo domicilio.

Super Bowl, Cuarenena, De Santis, Cuomo,
Adiós al Super Bowl: “Los televisores u otras pantallas que transmiten programación deben permanecer apagadas hasta nuevo aviso” (EFE)

En un guiño a las preocupaciones en torno al Super Bowl y otros eventos deportivos que podrían mantener a la audiencia cerca durante períodos prolongados, la orden también estipula que “los televisores u otras pantallas que transmiten programación deben permanecer apagadas hasta nuevo aviso”.

El dueño de un restaurante de Los Ángeles expresó su frustración con la orden del departamento de Salud de mantener apagados los televisores para los clientes después de reabrir el comedor al aire libre.

James Brown, propietario de San Pedro Brewing Company, le dijo a Fox News que la orden destinada a evitar que la gente permanezca afuera de los restaurantes los empujará adentro para ver el Super Bowl el próximo 7 de febrero.

“Definitivamente ha sido una montaña rusa de altibajos como nunca había visto”. Dijo Brown. “Las cosas van a mejorar, pero nos gustaría mostrar el Super Bowl”, dijo.

Nueva York y sus medidas “sinsentido”

El gobernador Andrew Cuomo también anunció que los restaurantes podrán abrir sus puertas para comer en interiores a partir del próximo 14 de febrero, día de San Valentín.

“A menos que abra al 50 % o mueva el toque de queda, los restaurantes seguirán quebrando”, dijo Stratis Morfogen, director de Operaciones de Brooklyn Chop House, a FOX Business Friday. Además, agregó que “hay que eliminar el toque de queda”.

La Asociación de Restaurantes de la Ciudad de Nueva York a principios de esta semana pidió al gobernador Andrew Cuomo que permitiera cenas interiores limitadas y extendiera el toque de queda actual de las 10 p.m. a las 12 a.m. Sin embargo, Cuomo no cumplió con la solicitud, citando preocupaciones de distanciamiento social.

Los defensores de la industria de los restaurantes abogan por un mejor plan de reapertura, citando datos del estado de Nueva York que sugieren que los restaurantes solo han sido la causa del 1.4 % de los casos de coronavirus.

La actualización de Cuomo sobre comidas en interiores se produce cuando las principales ciudades de Estados Unidos como Chicago, DC y Filadelfia aliviaron las restricciones la semana pasada, reanudando su capacidad al 25 %. 

Un informe del American Institute for Economic Research (AIER) reseña que “los bloqueos no controlan el coronavirus”. En el documento el organismo evidenció que diversos estudios señalan que “no existe una relación entre los bloqueos y el control del virus”.

“El virus va a hacer lo que hacen los virus, como siempre en la historia de las enfermedades infecciosas. Tenemos un control extremadamente limitado sobre ellos, y lo que tenemos está ligado al tiempo y al lugar. El miedo, el pánico y la coacción no son estrategias ideales para controlar los virus. La inteligencia y la terapéutica médica funcionan mucho mejor”, asegura el informe.

Restaurantes en “terapia intensiva”

Según un informe de la Federación Nacional de Restaurantes, la facturación de los restaurantes americanos cayó 240,000 millones de dólares entre marzo y diciembre de 2020.

En abril, cuando las restricciones de movilidad alcanzaron su máximo, ocho millones de personas empleadas en bares y restaurantes habían sido despedidas.

“En lugar de continuar luchando en un ambiente comercial extremadamente incierto, muchos dueños de restaurantes decidieron cerrar sus puertas”, lamentó la federación.

“Nos queda poco tiempo”: es el llamado desesperado de un propietario de un restaurante en Mississippi que solicita la aprobación de la “Ley de Restaurantes” para poder sobrevivir ante el deliberado cierre por parte de autoridades demócratas.

Debido a la cuarentena y el confinamiento excesivo, también la industria culinaria de Estados Unidos se encuentra en “terapia intensiva”.

“Necesitamos que el Congreso apruebe la Ley de restaurantes”, dijo Robert St. John, propietario de New South Restaurant Group. “Si el presidente Biden y el Congreso quieren tener un impacto en las cifras de desempleo, puede reducirlo ahora mismo”, agregó en una entrevista para Fox & Friends.

Florida: la luz al final del túnel

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se comprometió a mantener viva la economía del estado y anunció que los restaurantes permanecerán totalmente abiertos. Además dijo este domingo 31 de enero que “Florida está abierta”

DeSantis ha reiterado no permitirá que la industria hotelera cierre completamente como en otros estados que impusieron estrictas restricciones a la comida en interiores.

Asimismo, la máxima autoridad de Florida, informó que, según los estudios, el COVID-19 se extiende en los hogares donde se realizan las reuniones familiares, con sólo el 1.4 % de los casos fueron rastreados a los bares y restaurantes.

“Cerrar un restaurante para cenar en el interior va a llevar a más gente a hacerlo en casas privadas de todos modos”, añadió.

DeSantis ha dejado que sus ciudadanos decidan cómo lidiar con la pandemia del coronavirus sin afectar la economía de Florida. En septiembre, cuando emitió una orden ejecutiva, sostuvo que se debía “evitar tratar de penalizar a las personas por no distanciarse socialmente y trabajar con la gente de manera constructiva”.

El gobernador dijo que nunca más llevaría a cabo ninguno de los cierres de empresas y levantó las principales restricciones en el estado, además de suspender las multas por violar los protocolos locales sobre el uso de máscaras.

“Como un acto de gracia del Ejecutivo, todas las multas y penalidades pendientes que se han aplicado a los individuos han sido suspendidas”, anunció DeSantis en septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Joe Biden, Financiar abortos, obispos

Obispo a Biden: deje de financiar abortos o de «afirmar ser católico»

Next Article
Ley Bolívar

Ley Bolívar: proyecto busca frenar todo negocio entre el chavismo y USA

Related Posts
Total
1
Share