fbpx
China Prensa

China de frente contra la democracia y la prensa libre

China desata una persecución contra medios de comunicación y periodistas, mientras que acaba con los procesos democráticos de Hong Kong

[Read in English]

El Partido Comunista de China (PCCh) votó por unanimidad reformar el sistema electoral de Hong Kong por considerar que este abre la puerta para personas que van en contra del sentimiento nacionalista chino y siguió adelante con los arrestos a activistas.

A su vez, China refuerza la persecución contra periodistas que buscan informar sobre la COVID-19, el genocidio de Xinjiang o los acontecimientos de Hong Kong.

Con anterioridad se presentaron desapariciones y arrestos a periodistas chinos que cubrieron las violaciones de derechos humanos ocurridas en Wuhan durante las cuarentenas forzadas por el PCCh que tenía como fin combatir el coronavirus y mantener en secreto lo que ocurría en esta ciudad.

El fin de la democracia en Hong Kong

Martin Lee, padre de la democracia de Hong Kong, y el magnate de los medios, Jimmy Lai, fueron declarados culpables por asistir a una protesta no autorizada en 2019.

El presidente fundador del Partido Demócrata, Martin Lee Chu-Ming, (izq.), Abandona los edificios judiciales de West Kowloon en Hong Kong, el 01 de abril de 2021.(Efe)
El presidente fundador del Partido Demócrata, Martin Lee Chu-Ming, (izq.), abandona los edificios judiciales de West Kowloon en Hong Kong, el 01 de abril de 2021. (EFE)

Los activistas Albert Ho, Leung “Long Hair” Kwok-hung, Lee Cheuk-yan, Cyd Ho y Margaret Ng también fueron condenados y esperan sentencia el 16 de abril de 2021.

China sometió por completo a Hong Kong y sus autoridades acabaron con el sistema judicial, electoral y administrativo con la imposición de la ley nacional de seguridad y las directrices para enfocar al Ejecutivo y a los magistrados en el camino del PCCh.

China aprobó un plan que pone fin a las elecciones abiertas en Hong Kong. La policía ya había arrestado a 47 precandidatos a comienzos de 2021 y junto con los activistas arrestados el 31 de marzo de 2021 serán condenados por delitos cuyas penas pueden incluir cadena perpetua, según lo establecido por la ley de seguridad nacional.

La ley también es drástica con los ciudadanos, quienes son amenazados por la policía. «No tienten a la ley, es simple», advirtió Oscar Kwok, subcomisionado de administración de la Policía de Hong Kong, tras la represión de la policía contra manifestantes prodemocracia.

Kwok añadió que «los riesgos para la seguridad nacional (de Hong Kong) son reales y perpetuos, especialmente porque hay países como Estados Unidos cuyo ADN básico es agresivo».

La ley estipula además cambios en la educación de Hong Kong, con los que se obliga a instituciones y profesores a introducir contenidos a fines a Beijing.

La administración prohibió la vigilia por las víctimas de la masacre de Tiananmén, que se lleva a cabo cada 9 de junio. En 2020 algunos activistas y víctimas en el exilio fueron aprendidos por las autoridades por manifestarse en una vigilia pacífica.

La activista pro democracia Alexandra Wong es escoltada por la policía. La ley de Seguridad Nacional de Hong Kong impuesta por China prohibe a los ciudadanos expresarse a favor de la independencia o de Hong Kong como parte de la monarquía británica. (Efe)
La activista prodemocracia Alexandra Wong es escoltada por la policía. La ley de Seguridad Nacional de Hong Kong impuesta por China prohíbe a los ciudadanos expresarse a favor de la independencia. (EFE)
Represión a la prensa en China

Según un informe de Freedom House, «China alberga uno de los entornos de medios más restrictivos del mundo y un sistema de censura más sofisticado, especialmente en línea». 

El informe añade que el PCCh controla «informes de noticias a través de la propiedad directa, la acreditación de periodistas, severas sanciones por comentarios críticos de los líderes del partido o del PCCh, y directivas diarias a los medios de comunicación y sitios web que guían la cobertura de noticias de última hora». 

Australia, por ejemplo, no tiene periodistas en China debido a que en 2020 los dos últimos fueron expulsados después de haber sido involucrados en una presunta investigación sobre opiniones de los periodistas contrarias al régimen del PCCh.

Sin embargo, la última guerra contra la prensa libre la vive la cadena inglesa British Broadcasting Corporation (BBC) y el club de periodistas extranjeros, que es acusado de ir en contra de la línea del régimen comunista.

La BBC tomó la decisión de trasladar a su corresponsal, John Sudworth, de Beijing a Taipéi, en Taiwán, debido a la fuerte presión hacia él y su familia por sus informes contra el gigante asiático.

Sudworth viajó a finales de 2020 a la región de Xinjiang donde trató de informar los hechos sobre genocidio y trabajo forzado por parte del Gobierno contra las minorías religiosas.

«John Sudworth y su equipo fueron seguidos en un viaje a Xinjiang a fines de 2020 y el contenido de sus grabaciones fue borrado», informó la BBC.

Cabe recordar que a mediados de febrero la Comisión Nacional de Radio y Televisión de China prohibió la transmisión de la BBC en respuesta de la decisión del Gobierno británico de revocar las licencias del canal estatal chino China Global Television Network (CGTN) por sus nexos con el PCCh y carecer de responsabilidad editorial.

Por otro lado, el Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC) fue declarado ilegal por el PCCh. «FCCC no tiene sentido del bien y del mal y carece de principios», dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying.

La política de China para controlar a la prensa local y atacar a la prensa extranjera tildando los informes de parciales y mentirosos mientras aplasta los valores democráticos, alerta a los aliados de Estados Unidos en la región por la creciente expansión del PCCH y su ideología sobre otras naciones al rededor del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Taiwan USA

Taiwán: fuerte en USA, pero débil en Latinoamérica

Next Article
Byron Donalds

Congresista Byron Donalds: La izquierda usa la raza porque no tiene argumentos

Related Posts
Total
2
Share