fbpx
Hombre contando el dinero ahorrado

Cómo ahorrar dinero: 8 pasos para reducir tus gastos mensuales

Conoce más sobre la importancia del hábito de ahorrar, cómo armar un plan de ahorro y consejos para que alcances tus metas financieras.

Dicen que la vida es solo una y hay que vivirla como si no existiera un mañana. Pero luego llega el mañana, el final de mes, y ves que la cuenta bancaria tiene como primer dígito cero. Otra vez vas a estar monetariamente ajustado y lleno de gastos. No estás solo. Le sucede a la mayoría de las personas. 

Tal vez si hubieses tomado la previsión de salvar un poco de dinero para no sentirte tan ahogado de forma financiera… «Ahorra», te dijeron, pero no le prestaste importancia.

Si lees esto y te sientes identificado con esta situación, o si has tenido amigos que han pasado por ello y quieres ayudarlos, llegaste al artículo que te explicará la mejor forma para evitar que tus conocidos y tú se queden sin dinero: ¡Ahorrar! Uno de los hábitos financieros más importantes que puedes tener.

Sigue leyendo este artículo esclarecedor de educación financiera: aclara tus dudas sobre qué significa ahorrar, y todos los detalles sobre el paso a paso para volverte un máster del ahorro.

Importancia del hábito de ahorrar

Antes de introducirte en los pasos más relevantes para ahorrar, es fundamental que sepas primero qué significa hacerlo. 

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ahorrar no es más que ese dinero que posees (ya sea de tu trabajo o de algún regalo de cumpleaños) y decidiste guardarlo con algún propósito en específico, en lugar de gastarlo. La mayoría de las veces relacionado con alguna meta futura.

El ahorro, así como cuando decides convertir en un estilo de vida, el levantarte todas las mañanas a caminar treinta minutos o acostarte temprano para cumplir con tus horas de sueño, es un hábito que se crea por decisión propia y que te traerá bienestar y libertad financiera.

Como todos los hábitos, aprender a ahorrar no se consigue de la noche a la mañana. Puedes empezar ahorrando la cantidad de dinero de tu preferencia. No hay manual ni reglamento que te indique cuánto debes ahorrar. Todo depende de cuáles sean tus metas y la cantidad de dinero ahorrado que quieres destinar a ello.



Una buena motivación para empezar a crear el hábito de una vez por todas es entender las razones más importantes para ahorrar, y te las presentamos a continuación:

Estar protegidos ante imprevistos

Te pondremos un ejemplo común: imagina que vas a tu trabajo en el transporte público, pero este, por un retraso imprevisto, no llega a la parada. Te encuentras ahí sin saber qué hacer debido a que no contabas con que fallara y no tienes dinero para pagar un taxi porque algo así no es parte de tus gastos fijos. ¿Qué haces?

Situaciones de emergencia en la vida hay muchas. Puede que no haya sido el transporte, sino un problema más grave con tu coche o quizás un dolor repentino que te obligue a hacer una visita al doctor que está fuera de presupuesto.

Sea cual sea el imprevisto, tener un fondo de emergencia para ayudarte en esos tiempos de crisis es una excelente razón para empezar a ahorrar. No solo te permitirá salir de la situación de emergencia, sino que evita estragos financieros, como adquirir préstamos, usar tu tarjeta de crédito y cancelar tasas de interés que te harán gastar más de lo previsto.


Cumplir metas

El futuro está lleno de posibilidades que se pueden convertir en realidad si decides ahorrar dinero. 

Quizás ahora no lo sabes, pero puede que en dos semanas, o un año, abra ese curso que siempre habías querido tomar, quizá te quieras ir a pasear a algún lugar turístico para el que por fin encontraste tiempo, financiar a un familiar o amigo en la consecución de algún objetivo o pagar la educación universitaria de tu hijo. Ahorrar es una meta que requiere de un esfuerzo temprano y prolongado.

Ahorrar te dará libertad para tomar ese curso, hacer ese viaje o ayudar a ese ser querido al tener una suma de dinero que planificaste para esos propósitos.

Invertir para el futuro

Iniciar un emprendimiento, apoyar el surgimiento de nuevas compañías que están alineadas con áreas de tu interés, como el área de inversión en criptomonedas o empresas que trabajan con energías limpias. Si tienes el hábito de ahorrar, este dinero no solo te servirá para cubrir imprevistos, sino que, seguido el plan, podrás tener dinero extra lo suficientemente significativo para invertir en lo que desees, como las áreas arriba mencionadas.

Paso a paso: cómo armar un plan de ahorro

Es necesario que, además de voluntad para no hacer gastos innecesarios, tengas una estrategia para poder ahorrar de la manera más efectiva posible, y así emplear tus ahorros para cada una de tus metas. A continuación, te presentamos los pasos más importantes que debes seguir para reducir gastos y mejorar tu seguridad financiera.

1. Registra tus gastos mensuales 

Es el primer paso que debes realizar para crear un plan de ahorro. Si llevas un registro sobre a cuánto dinero equivale tus gastos diarios y mensuales puedes entonces conocer cuánto debes recortar de estos para ser destinados al ahorro. Debes incluir en estos gastos fijos la luz, el agua, el gas, el cable e internet, la propinas o actividades de ocio. Puedes hacer categorías para identificar en qué áreas ocurren los mayores gastos. Haz un análisis de tu situación financiera.

2. Arma un presupuesto

Una vez conocido el total de tus gastos mensuales, es hora de crear un presupuesto en donde contemples la ausencia de ese dinero solo destinado al ahorro mensual, y solo incluyas gastos fijos. Debes tomar en cuenta que el hecho de reducir gastos no significa sacrificar tu bienestar, por eso es importante que evalúes cuáles son esas áreas de tu vida en las que gastar no es una necesidad.

3. Identifica en qué puedes reducir gastos

Es crucial que contemples cuáles son esas áreas donde sueles gastar dinero que no son necesidades básicas. Esas áreas suelen ser aquellas relacionadas con actividades de entretenimiento, como conciertos, idas frecuentes a restaurantes o el pago de membresías o subscripciones de las que no haces uso.

4. Establece tus metas de ahorro 

La motivación para empezar a construir el hábito del ahorro viene de las metas. Por eso es primordial que te tomes unos minutos en el día para reflexionar sobre las metas que quisieras lograr con el dinero ahorrado y en cuánto tiempo. Una buena forma es tener objetivos a corto plazo y otros a largo plazo. 

La duración de cada plazo la estableces tú de acuerdo con esas metas, que pueden ir desde comprarte un smartphone, planes de matrimonio, invertir en la educación de tus hijos, planear algún viaje, tener un fondo de emergencia o reunir para tu jubilación. En cualquier caso, te puedes sorprender de cuánto puedes lograr si te planificas ya. 

Sin embargo, un factor adicional de motivación puede ser establecer metas a corto plazo, que no requieran de sumas monetarias tan altas, de modo que puedas ver el fruto de tus ahorros en corto tiempo, y así tener un boost extra para continuar con el hábito.

5. Determina la prioridad de tus objetivos de ahorro

Una vez establecidas tus metas de ahorro, ve distribuyendo el dinero ahorrado de forma que le des prioridad a las metas que requieren un mayor esfuerzo o dinero. Esto no significa postergar metas, sino enfocarte en cuáles objetivos de corto y largo plazo son para ti los más necesarios para alcanzar. 

6. Elige una cuenta de ahorro u otras herramientas

La elección de una cuenta de ahorro dependerá del plazo de tus metas, pero lo que es importante es que los bancos ofrecen diversas opciones para que puedas tener cuentas de ahorro aseguradas para plazos cortos y largos. 

Si eres residente de los Estados Unidos, la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC)  ofrece a sus clientes el respaldo de cuentas donde podrás ingresar tus ahorros mensuales. Con la FDIC tienes variedad de opciones que te mencionamos a continuación:

  • Si tu propósito es a corto plazo, puedes optar por cuentas de ahorro o certificados de depósitos.
  • Si tu propósito es a largo plazo, puedes elegir las Cuentas Individuales de Jubilación (IRA), cuentas usadas únicamente para tu jubilación. Estas ofrecen muchas ventajas fiscales y son una manera sencilla de generar ingresos, y ahorrarlos, una vez que estás jubilado.
  • También existe la opción de valores, productos de inversión en forma de acciones o fondos mutuales, pero estos no están asegurados por la FDIC ni garantizados por otros bancos, de modo que existe un riesgo asociado a ello. Para poder optar a uno debes hacer el trámite con un agente corredor de bolsa.
7. Automatiza tus ahorros

Quizá pueda resultar tentador recibir ingresos y querer gastarlos en lugar de ahorrarlos. Automatizar los ahorros es la solución a este inconveniente. Elige la opción de transferencia automatizada que ofrecen los bancos. Así, en el momento que tu cuenta reciba dinero, una parte de este será destinado inmediatamente, según el monto establecido, a su cuenta de ahorros.

8. Revisa tu progreso

Otra forma de mantenerte firme y determinado en tu planificación de ahorros es revisar el progreso de cuánto has logrado ahorrar. Puedes fijarte la meta mensual, de manera que cada vez que finalice el mes, puedas checar cómo va creciendo tu cuenta. Estas revisiones también te servirán para evaluar, hacer ajustes en tu plan y buscar modos más eficientes de lograr tus metas de ahorro. 

Tips de ahorro para alcanzar tus metas financieras

Para que te vuelvas aún más experto en el tema del ahorro y puedas cumplir todas tus metas financieras, te ofrecemos los siguientes tips:

Cancela suscripciones

Es probable que te haya sucedido que recibes una notificación de renovación en la suscripción a un plan de streaming por el correo, y no recordabas que te habías suscrito ni por qué. Así puede suceder también con suscripciones al gimnasio al que solo vas una vez al mes o revistas cuyos correos siempre terminas marcando como leídos, aunque no los leíste. 

Si te ha sucedido algo de esto, esta es la señal para que canceles esas suscripciones de las que no haces uso y dispongas de ese dinero para depositarlo en tu cuenta de ahorros.

Controla tus impulsos

Tu estado de cuenta te lo agradecerá. Una forma efectiva de evitar gastar el sueldo de forma impulsiva es revisar tu plan de ahorro y preguntarte si realmente la compra que quieres hacer es necesaria en este momento. Piensa en cómo esas metas que tanto deseas cumplidas se verán afectadas si decides gastar el dinero en algo que no contribuirá a ese futuro anhelado.

Una manera de ayudarte a controlar estos impulsos de comprar sin necesidad, es evitar frecuentar lugares donde puedes caer en la tentación. No significa que vas a dejar de lado el disfrute de actividades, como ir a visitar tiendas solo por el placer de ver, o acompañar a algún amigo al centro comercial, pero sí serás consciente los momentos en los que esas visitas ponen en riesgo tu plan de ahorros, ese por el que tanto te has esforzado. 

En lugar de ello, puedes buscar actividades que puedas realizar en tu hogar y que no requieran gastos importantes. Puedes retomar ese libro pendiente o tomar alguna clase de yoga, caminar y disfrutar simplemente de alguna conversación con un ser querido. 

Haz una lista de mercado

Revisa tu nevera, tu despensa, tu baño. Haz una lista de las cosas que necesitas para alimentarte bien y mantener una buena higiene. Cuando salgas a comprar, sigue al pie de la letra la lista. Recuerda que lo que anotaste ahí es lo que necesitas. No más. 

Prepara tus comidas

No tientes a tu cerebro ni a tu estómago. Esa es una buena manera de ahorrarte muchos dólares si en lugar de salir a la calle con el estómago vacío, te preparas algo. Podría ser un snack, en caso de que solo sea poco tiempo el que permanezcas fuera de casa, o una comida, en caso de que vayas a pasar más tiempo. 

Sea cual sea la ocasión, si vas preparado, evitarás paradas de emergencia en algún puesto de comida rápida, que de rápido solo tienen la forma en la se desvanecen tus futuros ahorros.

Instala un termostato

Las cuentas que llegan por consumo eléctrico suelen ser altas si no sabemos que por cada grado adicional se gasta un 5 % más de energía, ya sea por enfriamiento o por calefacción.

Así que si decides tomar consciencia, no solo ambiental, sino también en beneficio de tu bolsillo, es recomendable que optes por instalar un termostato de manera que puedas regular la temperatura en tu hogar.

Reduce el uso del aire acondicionado

Sabemos que cuando el verano llega, y el calor arrecia, tu primer deseo puede ser prender el aire acondicionado. A veces, incluso sin siquiera estar en casa, lo dejas encendido todo el día para que cuando llegues del trabajo te encuentres con una temperatura amena. 

Créenos cuando decimos que tu cuenta de ahorro te sabrá agradecer cuando regules el uso del aire. Y eso es debido a que tu cuenta por consumo eléctrico, así como con el termostato, es bastante sensible a qué tan alto o baja mantienes la temperatura. Una disminución de 1 °C en la temperatura puede aumentar hasta en un 8 % tu factura. Además, el consumo continuo del aire aumentará el gasto energético y el de tus bolsillos.

Ten un lugar fijo para tus ahorros en efectivo

Una forma sencilla, efectiva y alentadora de contribuir con tus ahorros es destinar un lugar para aquellos que sean solo en efectivo. Puede ser una alcancía común y corriente, pero en lugar de dejarla tal y como vino de fábrica, puedes pegar sobre ella fotos de sitios que quieres visitar y notas que te motiven a seguir tu plan de ahorros.

También, en lugar de comprar el famoso cochinillo de ahorros, puedes fabricarla con materiales reciclables y personalizarla para que, cada vez que la veas, recuerdes por qué ahorrar es importante.

Rodéate de personas con los mismos objetivos

En la unión está la fuerza, dice el dicho. Y a la hora de empezar el hábito del ahorro, una buena forma es unirte con otras personas que quieran empezar también con ese nuevo estilo de vida financiero. Pueden darse apoyo mutuo en los momentos donde las tentaciones aparecen e, incluso, pueden compartir metas e intercambiar tips sobre cómo ahorrar. ¡Todo esto hará que ahorrar sea una mejor experiencia!

Ahora que ya sabes todo, no tienes más que esperar para aplicar en tu vida los pasos y tips que te convertirán en un buen ahorrador. ¡Comparte esta información con quien creas necesario y suscríbete a nuestro newsletter para recibir información útil, actual y relevante para tus finanzas personales!

Previous Article
Venezolanos en Estados Unidos rechazan las negociaciones entre la Administración Biden y el régimen de Maduro

Venezolanos en Estados Unidos rechazan las negociaciones entre la Administración Biden y el régimen de Maduro

Next Article
Mujer con remera blanca usando su teléfono móvil en la oficina

Crowdfunding: ¿qué es y cómo funciona?

Related Posts
Total
0
Share