fbpx
Count on Ukraine to Fight Russia

Cuente con Ucrania para luchar contra Rusia

Las personas decentes de todo el mundo rezan para que la sangre ucraniana no vuelva a ser derramada por las ambiciones rusas. Si es así, los ucranianos conocen su historia y aman su libertad. Lucharán.

[Read in English]

Mientras escribo esto —lunes 24 de enero de 2022— los tanques y las tropas de Vladimir Putin están preparados para una posible incursión, “menor” o no, en Ucrania.

¿Con qué propósito? Putin ya es “dueño” de un país de 6,6 millones de millas cuadradas y doce zonas horarias. ¿Cuánto más necesita un hombre?

Los apologistas del antiguo matón de la KGB afirman que un movimiento sobre Ucrania puede justificarse como una respuesta legítima de Rusia a una amenaza de la OTAN. Eso es sólo una excusa conveniente. Nadie en su sano juicio cree que la OTAN esté planeando invadir Rusia. En cualquier caso, matar y subyugar a tus vecinos inocentes difícilmente sería superior a simplemente construir tus propias defensas si te crees amenazado.

Una mejor explicación es que, después de casi un cuarto de siglo en el cargo, Putin está completamente obsesionado con ese intoxicante probado, el poder. Los que lo tienen demasiado tiempo se emborrachan con él y no se cansan. Además, Putin está haciendo lo que los dictadores rusos ávidos de poder han hecho a Ucrania en múltiples ocasiones desde los tiempos de Lenin. ¿Por qué detenerte con tu propio país si puedes tragarte otro?

La gente decente de todo el mundo reza para que la sangre ucraniana no se derrame de nuevo por las ambiciones rusas. Si es así, los ucranianos conocen su historia y aman su libertad. Lucharán. Es alentador saber, según GunPolicy.org, que los ucranianos poseen 11 millones de armas de fuego, y el 40% de ellas están en manos privadas. Aparte de los más radicales y socialistas que se dedican a la caza de armas, ¿alguien cree que el control de armas en Ucrania es una buena idea en estos momentos?

La Primera Guerra Mundial terminó en noviembre de 1918, pero en pocas semanas el régimen bolchevique de Moscú invadió Ucrania. En 1922, las fuerzas comunistas aplastaron a los luchadores por la libertad de Ucrania e incorporaron el país por la fuerza a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Hasta la desintegración de la URSS en diciembre de 1991, Ucrania no volvería a ser libre.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Convertir a Ucrania en un estado títere soviético durante siete décadas es un crimen atroz en sí mismo. Y ningún relato de esa pesadilla estaría completo sin recordar el horror casi indecible del Holodomor, la hambruna ucraniana provocada por el hombre e impuesta por los soviéticos que comenzó hace 90 años. Se calcula que entre 1932 y 1934 murieron entre seis y ocho millones de personas. Fue uno de los peores genocidios del siglo XX.

En su fascinante libro, Stalin: Breaker of Nations, Robert Conquest relata el inicio y el curso del Holodomor:

Stalin redactó personalmente la tristemente célebre ley del 7 de agosto de 1932, “Sobre la salvaguarda de la propiedad estatal”, que definía toda la propiedad agrícola colectiva como tal: ganado, cultivos en pie, productos. Cualquier delito contra ellos debía ser castigado con la ejecución o, en circunstancias atenuantes, con no menos de diez años de prisión, con confiscación de la propiedad. Decenas de miles de personas fueron condenadas por delitos tales como el “robo” de unas pocas espigas…



Fue una lucha a muerte contra el campesinado y, mezclado con él, contra la nacionalidad ucraniana. Cuando Stalin se embarcaba en una lucha a muerte, siempre había mucha muerte para todos.

Mientras millones de personas morían de hambre, simplemente se negaba que existiera una hambruna. Esta línea fue llevada no sólo al mundo exterior, sino incluso en la propia Unión Soviética.

Los soviéticos mintieron sobre la hambruna, como era de esperar. La verdad para un buen comunista o socialista es cualquier cosa que sirva a su agenda, incluso si es el asesinato en masa en nombre de un estado policial igualitario. A miles de kilómetros de distancia, el corresponsal de The New York Times en Moscú y un idiota muy útil para los soviéticos, Walter Duranty, difamó descaradamente al periodista más responsable de exponer la hambruna, Gareth Jones.

Puedes saber más sobre el valiente Jones y el malvado Duranty en mi ensayo, Una revolución para recordar siempre pero nunca celebrar. Mejor aún, vea la reciente película, Mr. Jones.


Para un relato detallado y definitivo del Holodomor, lea el escalofriante libro de Anne Applebaum Hambruna roja: La guerra de Stalin contra Ucrania. Concluye su último capítulo con estas observaciones:

La historia ofrece tanto esperanza como tragedia. Al final, Ucrania no fue destruida. La lengua ucraniana no desapareció. Tampoco desapareció el deseo de independencia, ni el deseo de democracia, ni de una sociedad más justa, ni de un Estado ucraniano que representara realmente a los ucranianos. Cuando fue posible, los ucranianos expresaron estos deseos. Cuando se les permitió hacerlo, en 1991, votaron abrumadoramente a favor de la independencia… Como nación, los ucranianos saben lo que ocurrió en el siglo XX, y ese conocimiento puede ayudar a configurar su futuro.

Así que no se sorprendan cuando los ucranianos luchen si Putin los invade. ¿Quién puede culparlos? Yo, por mi parte, los animaré. ¿Quién no puede prestar al menos apoyo moral a las personas que defienden su libertad? Los tiranos merodeadores se merecen, como mínimo, que les sangre la nariz.

De hecho, el mejor resultado de la crisis actual (aunque actualmente parezca improbable) sería un levantamiento del pueblo ruso contra el autócrata Putin. Mientras se liberan, también deberían invadir el mausoleo de Lenin, y luego convertir en polvo el cadáver putrefacto del monstruo cuyo legado aún persigue al mundo.

Previous Article
El mundo no respeta a Biden, por eso estamos al borde de una nueva guerra

El mundo no respeta a Biden, por eso estamos al borde de una nueva guerra

Next Article
Venezolano que cruzó 5 países escapando del socialismo en su país, muere en frontera norte de Chile

Venezolano que cruzó 5 países escapando del socialismo en su país, muere en frontera norte de Chile

Related Posts
Total
0
Share