fbpx
Days Gone 2019

Days Gone (2019), el videojuego que intentó contentar a la izquierda y no lo logró

El problema real con Days Gone no es que el protagonista sea blanco o poco feminista, esa es solo la excusa de la crítica para perjudicar las ventas de un juego que no se alinea con las posturas izquierdistas

Days Gone es un videojuego de acción y terror en el que el jugador, Deacon St. John, un errante miembro de una banda de moteros, ha de sobrevivir en un mundo abierto post-apocalíptico. La historia se desarrolla en Oregon, dos años después de una pandemia global que mató a casi toda la humanidad y transformó a millones de personas en “freakers” (“fenómenos”), una especie de zombies muy rápidos, ágiles y feroces.

Su lanzamiento, exclusivo para Play Station 4, estuvo rodeado de cierta polémica, ya que se pospuso su estreno en varias ocasiones y sus distintos avances recibieron fuertes críticas por parte de los medios especializados en videojuegos, que calificaron la historia como serpenteante y difícil de entender al personaje.

Lo curioso de estas críticas iniciales es que no se centraban en su jugabilidad o características técnicas, sino en cosas como que el protagonista era un hombre blanco y que no había suficiente diversidad.

Jason Schreir, de Kotaku, después de haber probado la demo de Days Gone declaró “me intriga hacia dónde se dirige la historia. Y las interpretaciones son muy buenas. Me gusta mucho el protagonista, aunque es el típico tipo duro motero blanco”.

El portal IGN, el más importante del mundo con casi 15 millones de suscriptores, también puso el acento sobre el hecho de que el protagonista de Days Gone fuera un tipo duro de raza blanca.

Una empleada de GameSpot, el segundo portal más importante, puso una nota de 5 sobre 10 al videojuego quejándose de que el protagonista masculino solo quería salvar a su novia, una dama en apuros, sin importarle lo que ella pensaba o necesitaba.

Muchos jugadores protestaron por considerar que esta baja puntuación era injusta y solo se basaba en el furibundo feminismo de la articulista. Ante los insultos de un jugador en los comentarios a su crítica, la empoderada redactora de GameSpot, de 25 años, que opina que una mujer no necesita que un hombre la defienda ni la salve del apocalipsis zombie, lo que hizo fue reenviar el mensaje a la madre del jugador, quien resultó ser un hombre de 37 años, a quien su mamá regañó.

Bend Studio, consciente de la importancia de llevarse bien con la crítica especializada, reconoció haber hecho cambios en el personaje para congraciarse con los “social justice warriors” que invaden los medios de comunicación.

En una entrevista para Polygon, el director de Days Gone, Jeff Ross, declaró sobre las críticas al protagonista que “eran una mala impresión que obtuvimos por parte de todos. La forma en que se leyeron algunas de las líneas de diálogo o la forma en que fueron escritas no ayudaron. Hemos refinado algunos de los bordes más ásperos de Deacon para la ocasión, los que hacían que no se convirtiese en un personaje más interesante”.

La postura política de Days Gone

Como se puede sospechar, el problema real con Days Gone no es que el protagonista sea blanco o poco feminista, esa es solo la excusa de la crítica para perjudicar las ventas de un juego que no se alinea con las posturas izquierdistas.

Aunque no hay confirmación por parte del estudio, se pueden intuir estos retoques a los diálogos del personaje en una parte muy específica del juego, la que tiene que ver con la agencia gubernamental NERO y la radio pirata libertaria Radio Free Oregon.

En el mundo post-apocalíptico de Days Gone existen varias facciones, una de ellas es NERO (National Emergency Response Organization), una agencia gubernamental que se encarga de responder a la crisis de los infectados y que luego descubrimos que estuvo involucrada en la creación del virus.

Radio Free Oregon es una emisora pirata, dirigida por uno de los personajes del juego, Copeland, un convencido libertario, patriota y preparacionista quien, desde antes del estallido de la pandemia, venía advirtiendo de los tejemanejes del gobierno y ayudando a sus oyentes a prepararse ante la inminente hecatombe.

A medida que vamos progresando en Days Gone, nuestro personaje escucha los mensajes de esta emisora y hace algún comentario al respecto, en voz alta para sí mismo. Aunque los hechos acaecidos en el juego demuestran que Copeland tenía razón en absolutamente todo lo que advertía, nuestro personaje siempre hace un comentario de burla o crítica ante sus palabras. 

Es tan ridículamente contradictorio, que parece evidente que estas frases son las que el estudio decidió incluir a posteriori para dar la imagen de que no están de acuerdo con los mensajes libertarios vertidos por el locutor, intentándolo pintar de loco conspiranoico, al estilo de Alex Jones.  

A lo largo del juego podemos escuchar hasta 20 de estas retransmisiones con proclamas libertarias de Copeland, con las posteriores críticas de Deacon. Como por ejemplo esta:

Radio Free Oregon (Copeland): “Estamos de nuevo en el Salvaje Oeste, y algunos hombres actúan como si la ley y el orden fueran cosa del pasado. Pero la última vez que revisé, ¡esto era aún los Estados Unidos de América! Y en América, el derecho a la propiedad privada no puede ser infringido.”

A lo que el personaje, Deacon, responde: “Escucha a Cope. La ley y el orden son cosa del pasado, ¿de qué demonios hablas?”.

O el personaje tiene severos problemas de comprensión, o puede notarse la desesperación de los creadores del juego por hacer que lleve sistemáticamente la contraria a todo lo que Copeland dice, no vaya a ser que los acusen de estar de acuerdo con sus posturas.

Lo irónico es que a pesar de estos intentos de los creadores por deconstruir al personaje y hacerlo digerible para la crítica progresista, el juego fue igualmente destrozado y es considerado como un fracaso. Una de las críticas sí es cierta: la historia es serpenteante y el personaje contradictorio. Pero esto probablemente se deba a los cambios de última hora realizados.

De resto, Days Gone es un muy entretenido juego de mundo abierto con mensajes libertarios muy potentes, que garantiza horas de diversión, así como momentos de interesante reflexión sobre las decisiones morales que debes tomar para progresar en el juego.

Hace unos años empezó a circular un meme en el que se decía que en caso de apocalipsis zombie, la izquierda empezaría a luchar por los derechos de los zombies. Todo lo sucedido con Days Gone es la confirmación de que este meme podría ser real llegado el momento.

Captura de Days Gone, luchando contra la horda.
Captura de Days Gone, luchando contra la horda. (YouTube)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Biden vuelve a la OMS, la marioneta del Partido Comunista chino

Next Article
Criptomoneda - El American

¿Cómo y por qué compré mi primer criptomoneda?

Related Posts
Total
0
Share