fbpx
Georgia

Georgia en 4 claves: el estado que define cómo será la “era Biden”

Si los republicanos ganan una de las elecciones de Georgia, tendrán una mayoría en el Senado y tendrán un veto efectivo sobre la agenda socialista de Joe Biden

Llegó el esperado 5 de enero, día en que se abren las urnas para los votantes en Georgia; una población que definirá el futuro de los Estados Unidos tras elegir a dos senadores que marcarán cómo será la “era Biden”.

Tres millones de votantes ya han emitido sus votos, lo que se traduce en un récord para una segunda vuelta en Georgia. El total de votos anticipados para las elecciones generales fue de 3,6 millones.

Las urnas en Georgia cierran a las 7 pm; eso significa que los votantes que estén en la fila para ese momento pueden votar. Los electores también pueden dejar sus boletas de voto ausente en un buzón antes de las 7 pm.

Georgia fue uno de los estados en los que se necesitaron varios días para contar las papeletas durante las elecciones generales, por lo que es probable que no haya un ganador claro esta noche. 

Tres millones de votantes ya han emitido sus votos, lo que se traduce en un récord para una segunda vuelta en Georgia (EFE)
¿Por qué Georgia definirá el futuro de USA?

El ciclo electoral de Estados Unidos se extendió hasta enero debido a dos batallas entre cuatro candidatos al Senado federal. El pasado 2 de noviembre ninguno de ellos alcanzó el 50 % de los votos que necesitaban para ganar la elección.

La importancia radica en que los demócratas, que mantienen la mayoría de la Cámara de Representantes, depositan sus esperanzas en Georgia para definir el papel que jugarán en el Senado. Mientras que la carrera por ese estado es la oportunidad para los republicanos de poner freno y controlar las iniciativas de la izquierda radical.

Los republicanos han controlado la Cámara Alta en los últimos dos ciclos, lo que limitó la agenda de Barack Obama, pero impulsó la de Donald Trump. De estas elecciones dependerá entonces el “libre” desenvolvimiento de la administración de Joe Biden.

El Senado está integrado por 100 personas, 50 sillas ya pertenecen a los republicanos, mientras que 48 están en manos de los demócratas (contando a los dos independientes que votan siempre con ellos); Georgia definirá, entonces, si efectivamente los republicanos tendrán mayoría o si el asunto quedaría en 50 – 50.

Si los republicanos ganan incluso una de las elecciones de Georgia, tendrán una mayoría en el Senado durante los próximos dos años y tendrán un veto efectivo sobre la agenda del presidente electo Joe Biden. 

La Constitución de Estados Unidos establece que la persona que ejerce la vicepresidencia del país también cumple funciones de presidente del Senado por lo que tendría el voto que acabaría con cualquier empate en votaciones legislativasDe ganar los demócratas, la senadora de la izquierda más radical, Kamala Harris (vicepresidente electa), tendría la potestad de definir cualquier empate.

¿Qué está en juego?

Los propios candidatos han dejado claro lo que está en juego en las elecciones; el demócrata Jon Ossoff asegura que planea “quitarle el poder a Mitch McConnell”; mientras que la republicana Kelly Loeffler ha enfatizado que “todo está en juego” en Georgia. 

“Los votantes de Georgia son, literalmente, la última línea de defensa de nuestra nación para proteger este legado”, aseveró el senador republicano Marco Rubio en su artículo publicado en Fox News.

Rubio señaló que las elecciones de segunda vuelta de Georgia tienen implicaciones mucho mayores a unos comicios convencionales.

“Si los candidatos demócratas al Senado Raphael Warnock y Jon Ossoff son elegidos el 5 de enero, el inminente asalto socialista de los demócratas a nuestra nación hará que los primeros dos años en el cargo del presidente Obama parezcan moderados en comparación”, explicó Rubio.

El senador republicano recordó que con un Congreso controlado por el partido demócrata Obama tuvo rienda suelta para “crear leyes liberales, nominar a radicales en puestos críticos del Ejecutivo y promulgó regulaciones progresistas que dañaron la economía y a los trabajadores”.

Un Senado demócrata abrirá las puertas al socialismo

La campaña republicana se ha volcado a instar a millones de votantes a participar en los comicios a pesar de las dudas por irregularidades.

Si los demócratas tienen éxito en las elecciones de segunda vuelta de Georgia el martes, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, tendrán el poder de promulgar la agenda socialista de la izquierda radical que se ha convertido en la corriente principal del Partido Demócrata de hoy”, agregó Rubio.

El senador republicano prevé que si el control del Senado lo ganan los demócratas se harán realidad iniciativas socialistas como el “Green New Deal, la medicina socializada, impuestos al estilo europeo sobre la industria y los trabajadores estadounidenses, regulaciones radicales que dañarán a las pequeñas empresas y la capitulación ante el Partido Comunista Chino estarán en la agenda”.

“El 5 de enero, toda la nación estará mirando. Si los georgianos creen en nuestra democracia y en las instituciones de nuestra nación, rechazarán a Warnock y Ossoff. Y al hacerlo, darán a los republicanos del Senado el poder de prevenir el ataque socialista que la izquierda radical está planeando activamente”, sentenció.

Una mayoría demócrata en el Senado trabajará para desmantelar todo por lo que hemos luchado tanto (EFE)

Donald Trump Jr. escribió un artículo llamando a los ciudadanos a ejercer su voto para impedir que «las políticas liberales radicales se conviertan en ley».

«Defiende la agenda de America First: defiende todo por lo que lucha mi padre».

«Una mayoría demócrata en el Senado trabajará para desmantelar todo por lo que hemos luchado tanto. Los demócratas abolirán inmediatamente el obstruccionismo, lo que les permitirá aprobar cualquier política de extrema izquierda que quieran con una mayoría simple de votos», dijo Trump.

«Mis amigos Kelly Loeffler y David Perdue son lo único que se interpone entre políticas liberales peligrosas que matan empleos y que perjudican a los trabajadores georgianos para que no sean aprobadas por el Congreso», agregó.

El hijo de Trump recordó las políticas demócratas que abolirán todos los esfuerzos invertidos por su padre. Dijo que el futuro de la economía, la seguridad, la energía, la salud y el futuro de la justicia estadounidense se definirán en estas elecciones. «Los senadores Loeffler y Perdue votarán en contra de esta política fallida y atrasada», sentenció.

Georgia definirá el futuro de la agenda de Biden

Tyler Olson recordó en su artículo de Fox News que la agenda de Biden, entre otras cosas, “incluye una opción de seguro médico público, hacer retroceder los recortes de impuestos de 2017, más ayuda para el coronavirus, hacer retroceder las políticas de inmigración de Trump y otras órdenes ejecutivas, y programas ambientales ambiciosos”. 

Un Senado controlado por los republicanos podría interponerse en el camino de muchas de esas prioridades, lo que obligaría a Biden a moderar sus políticas para que puedan pasar por el Senado. 

Un Senado controlado por los republicanos podría interponerse en el camino de muchas de esas prioridades, lo que obligaría a Biden a moderar sus políticas para que puedan pasar por el Senado (EFE)

Un reportaje de Foundation for Economic Education (FEE) reveló que la agenda de transición de Biden está llena de planes para aumentar el control del Estado.

La dupla Biden-Harris ya publicó sus propuestas, y entre ellas las cosas que más preocupan es que utilizarían La Ley de Producción de Defensa para atender el tema de la pandemia del COVID-19. Esta ley permite al Gobierno federal tomar el control de industrias privadas y ordenar fabricación.

De acuerdo con FEE, Biden usaría esta ley para apoderarse de más fabricantes privados y obligarlos a aumentar el suministro de equipos de protección temporal.

Otra normativa que preocupa es que en el marco de la recuperación económica de emergencia, Biden implementaría un salario mínimo diario de 15 dólares, una disposición que podría establecer controles de precios nacionales y atentar contra el libre mercado.

El artículo publicado por el periodista Brad Polumbo para FEE menciona un estudio realizado por cuatro economistas de la Universidad de Stanford, en donde se analizaron las propuestas de Biden. En él se concluye que intervenciones desde el Gobierno distorsionarían los incentivos laborales, disminuirían la productividad y matarían puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Por qué debes evitar a toda costa invertir en la bolsa de valores de China

Next Article
kamala, martin luther

Kamala Harris criticada por "plagiar" un relato de Martin Luther King

Related Posts
Total
0
Share