fbpx
China Myanmar

Golpe de Estado en Myanmar: China frena planes de libertad de USA en Asia

China fomenta el autoritarismo en Asia y pone en riesgo los planes de Estados Unidos de una región libre y abierta

[Read in English]

Asia vive momentos tensos a causa de los planes económicos y políticos del Partido Comunista de China. El jefe militar de Myanmar, Min Aung Hlaing, tras reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores chino Wang Yi en la capital Nay Pyi Taw a mediados de enero de 2021, propinó un golpe de Estado contra el gobierno democrático presidido por el partido de la Nobel de Paz Aung San Suu Kyi.

Myanmar es un país que hasta antes de dicho golpe de Estado, era un socio estratégico de Estados Unidos en Asia. Para combatir al Partido Comunista chino Washington cuenta con el apoyo de 35 países socios en la región que además reciben soporte económico y militar por parte de Estados Unidos.

El golpe militar de Min Aung Hlaing refleja según los analistas, el apoyo que China ha dado a los militares y a la oposición que tiene Aung San Suu Ky. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, “llamó a los dos países hermanos y elogió la revitalización nacional de los militares” según la prensa.

Myanmar en cabeza del jefe militar Min Aung Hlaing, ha expresado su respaldo a las acciones del Partido Comunista chino en contra de la libertad y la democracia en la región.

Myanmar se alegra de presenciar el creciente estatus e influencia internacional de China, y fortalecerá firmemente su cooperación integral con Beijing y apoyará la postura del Partido Comunista de China en sus asuntos relacionados con Taiwán, Hong Kong y Xinjiang.¨

Jefe militar Min Aung Hlaing

La prensa señaló que la comunidad internacional rechazó el golpe militar y destacó que la administración Biden ¨amenazó con imponer sanciones al país¨. Otras voces de rechazo vinieron Europa, la Organización de Naciones Unidad (ONU) y Australia. 

La líder Aung San Suu Kyi vista como una aliada de Occidente pese a ser fuertemente criticada por sus lineas autoritarias, junto con el presidente y miembros del gobierno fueron arrestados por los militares.

Cabe recordar que Aung San Suu Kyi recibió el apoyo del entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump en aras de respaldar los cambios democráticos en Myanmar.

Donald J. Trump y la líder Aung San Suu Kyi, llegan para posar para una foto de familia durante la 40ª cumbre conmemorativa ASEAN-EEUU, celebrada en el ámbito de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN. (Efe)
Donald J. Trump y la líder Aung San Suu Kyi, llegan para posar para una foto de familia durante la 40ª cumbre conmemorativa ASEAN-EEUU, celebrada en el ámbito de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN. (Efe)
Estados Unidos defiende la democracia

Los regímenes autoritarios le imponen a Estados Unidos desafíos en contra de la democracia para poner el riesgo su hegemonía en Asia.

Por un lado, China ha defendido que el sistema democrático no es compatible con la cultura asiática y por otro, han acusado a Estados Unidos de no tener peso para defender la democracia.

Sin embargo el respaldo a la democracia por parte de Estados Unidos es lo suficientemente sólido. La prensa y los analistas han destacado el papel que las instituciones americanas han desarrollado a los largo de la historia en Asia.

Soldados del ejército tailandés sostienen la bandera nacional de Tailandia (R) y la bandera nacional de Estados Unidos (L) mientras desfilan durante la ceremonia de apertura de la Conferencia Anual de Jefes del Ejército Indo-Pacífico. (Efe)
Soldados del ejército tailandés sostienen la bandera nacional de Tailandia (R) y la bandera nacional de Estados Unidos (L) mientras desfilan durante la ceremonia de apertura de la Conferencia Anual de Jefes del Ejército Indo-Pacífico. (Efe)

Los países aliados en el pacífico de Estados Unidos también respaldan los planes democráticos de la primera potencia, como es el caso de Australia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y la India.

Los regímenes autoritarios que han dejado más de 100 millones de victimas, han encontrado en Estados Unidos un fuerte contrincante. Si bien China representa la economía más sólida de la región, los aliados de Estados Unidos le apuestan a la prosperidad de la mano de los valores democráticos y con el fin de contener el avance del Partido Comunista chino.

Myanmar entre la democracia y el autoritarismo

Aung San Suu Kyi es hija del héroe de la independencia de Myanmar, el general Aung San. En 1991, Aung San Suu Kyi fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz, mientras aún estaba bajo arresto domiciliario, y fue aclamada como “un ejemplo sobresaliente del poder de los impotentes”.

En 2015, llevó a su partido denominado ¨Liga Nacional para la Democracia (LND) a la victoria en la primera elección abiertamente impugnada de Myanmar en 25 años¨.

El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se da la mano con la líder política Myanmar, Aung San Suu Kyi, durante su reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 14 de septiembre de 2016. (Efe)
El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se da la mano con la líder política Myanmar, Aung San Suu Kyi, durante su reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 14 de septiembre de 2016. (Efe)

El gobierno de Barack Obama retiró las restricciones y sanciones a Myanmar a cambio de implementar instituciones democráticas. El presidente Donald Trump continuó el camino y reforzó a Myanmar como un aliado importante para Washington en la estrategia del Indo-Pacífico libre y abierto.

Occidente ha visto con escepticismo el liderazgo de Aung San Suu Kyii según la prensa,¨a raíz de la represión militar contra los rohinyás en 2017 que obligó a 730.000 miembros de esta minoría a huir a Bangladesh¨.

Myanmar prefiere al Partido Comunista chino

China es el principal aliado comercial de Myanmar. A su vez, Myanmar resulta indispensable para las rutas comerciales, intereses energéticos y militares de China.

De manera concreta Aung San Suu Kyii y Xi Jinping estrecharon lazos en torno a los planes chinos de la iniciativa Franja y Ruta y en el apoyo del Partido Comunista chino a la represión de la comunidad musulmana de los rohinyás, según informó la prensa.

El presidente de China, Xi Jinping, da la bienvenida a la líder política de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en la reunión que selló el apoyo entre los dos países en 2019. (Efe)
El presidente de China, Xi Jinping, da la bienvenida a la líder política de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en la reunión que selló el apoyo entre los dos países en 2019. (Efe)

El Corredor Económico China-Myanmar en torno a la iniciativa Franja y Ruta, ha permitido desarrollar planes de inversión en ferrocarriles, infraestructura marítima y la construcción de una zona económica especial entre ambos países.

La prensa ha destacado que el proyecto de Myanmar es importante para China porque Kyaukpyu (puerto marítimo de Myanmar) es la terminal de oleoductos y gasoductos construidos previamente que van a China, y proporciona a ¨Beijing una ruta alternativa para las importaciones de energía que evita el estrecho de Malaca, estrecho y geopolíticamente sensible¨. 

Los analistas consideran que las concesiones dadas por Myanmar a China darán ventajas a China en el campo militar. Comparado con otras regiones de Asia donde los aliados de Beijing le han permitido establecer una presencia militar permanente, como es el caso de Camboya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Mainstream media, política exterior, trump

La ceguera de la mainstream media ante los éxitos en política exterior de Trump

Next Article
nobel, premio

Auge y caída del Premio Nobel de la Paz

Related Posts
Total
0
Share