fbpx
Saltar al contenido

Hunter Biden es una persona enferma

Available: English

[Read in English]

Justo cuando todos pensábamos que habíamos visto y escuchado todo sobre Hunter Biden, el sitio web “4Chan” le recordó a la nación que Hunter y su Laptop From Hell causarán polémica ahora y en las elecciones de medio término en noviembre. Los últimos hallazgos, todos informados por numerosas organizaciones de noticias de renombre, involucran imágenes de Hunter Biden con (sí, lo adivinaste) supuestas prostitutas, drogas y otras imágenes pornográficas. Sin embargo, los potenciales vínculos con la corrupción no están siendo investigados por nadie.

El problema con el supuesto hackeo de la computadora de Hunter por parte de los usuarios de 4Chan es el papel de los medios de comunicación en ocultar información dañina debajo de la alfombra. El New York Times, CNN y MSNBC pasarían semanas, si no meses, ilustrando y exponiendo este tipo de comportamiento si un tercio de lo representado por 4Chan hubiera sido de Don Jr. o Eric Trump. No hay individuo —excluyendo al propio presidente Biden— que disfrute de este tipo de protección por parte de nuestros medios. ¿Por qué es eso?

Quizás la razón principal por la que los medios se niegan a cubrir a Hunter es que se ha convertido en el peón del GOP y la mejor manera de atacar a Joe Biden, además, por supuesto, de las numerosas debacles de esta administración. El objetivo general de los medios es ayudar a los grupos liberales y demonizar a cualquiera que no esté de acuerdo con ellos. Hemos visto esa táctica utilizada contra la congresista Mayra Flores, la candidata a gobernador de Arizona Kari Lake y casi cualquier persona que suene un poco conservadora.

Google, según informó The Verge, tomó medidas para censurar los materiales de la computadora portátil de Hunter Biden. “Estos avisos aparecen automáticamente cuando nuestros sistemas detectan que un tema está evolucionando rápidamente, como en una situación de noticias de última hora, y una variedad de fuentes aún no han intervenido”, dijo una portavoz de Google a The Verge. Meta permitió que se publicaran historias porque se consideraban “noticias”. El hashtag #HunterBiden aparentemente había desaparecido de la sección de tendencias de Twitter, informó The Verge.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La Casa Blanca incluso se niega a hablar sobre la computadora de Hunter Biden. Lo más vergonzoso es que ningún medio de comunicación presiona para obtener información de este presidente sobre su hijo.

Sabemos que los tratos comerciales de Hunter han estado bajo escrutinio (principalmente por parte de funcionarios conservadores) durante varios años. La evidencia de posibles delitos, como escribí el 29 de abril de 2022, es mordaz. Mientras Hunter continúe protegido por los medios y el gobierno, no veremos ninguna responsabilidad real por sus acciones y posibles delitos.

A medida que se filtre más material obsceno e información sobre sus turbios lazos comerciales, más escucharemos de los conservadores en Twitter, lo que en última instancia conducirá a un ciclo interminable de historias, chismes y cero investigaciones. La izquierda permanecerá en silencio, mientras la derecha continuará desacreditando a Hunter y Biden.

La adicción a las drogas es un problema serio y no es broma. Sin embargo, la protección que recibe este individuo es bastante reveladora. Dios no permita que el hijo de un funcionario conservador, a saber, Trump, sea criticado por escándalos sexuales o de drogas, definitivamente podemos apostar todo nuestro dinero (lo que quede debido a la inflación de Biden) a que nos bombardearán con eso durante meses.

Luis Cornelio is the English Editor-in-Chief at El American. After graduating cum laude from the Colin Powell School for Civil and Global Leadership, he went on to intern at the Heritage Foundation. Most recently he served on President Donald Trump's re-election campaign, writing research articles on topics including law and order, immigration, and the Supreme Court. He also currently works as the Director of Communications for Got Freedom and researcher for the election integrity watchdog Amistad Project. A Dominican-American, he was granted U.S. citizenship in February 2020.
// Luis Cornelio es el English Editor-in-Chief de El American. Después de graduarse cum laude de la Escuela Colin Powell de Liderazgo Civil y Global, pasó a ser pasante de la Heritage Foundation. Recientemente, participó en la campaña de reelección del presidente Donald Trump escribiendo artículos de investigación sobre temas como la ley y el orden, la inmigración y la Corte Suprema. Actualmente trabaja como director de Comunicaciones de Got Freedom y es investigador para el grupo de integridad electoral, el Amistad Project. Un dominicano-americano, se le otorgó la ciudadanía americana en febrero de 2020.

Total
0
Share