fbpx

izquierda- Kyle Rittenhouse

La izquierda está ofendida porque se hizo justicia: caso Rittenhouse

La izquierda en Estados Unidos está tomando fuerza dejando graves evidencias de que no está a favor de las leyes americanas

El caso de Kyle Rittenhouse abrió una Caja de Pandora sobre duras realidades que hoy afectan a Estados Unidos: la tergiversación protagonizada por los medios de comunicación, la incapacidad de las autoridades para mantener el control público y cómo la izquierda día a día gana más fuerza.

Rittenhouse disparó a tres manifestantes que causaban disturbios en la ciudad mientras él custodiaba negocios que estaban siendo vandalizados. Aseguró que lo empezaron a atacar y por ello accionó el arma en defensa propia. El jurado ratificó su testimonio y determinó que es inocente.

“Este juicio no ha sido más que una caza de brujas de la izquierda radical. Quieren castigar a los ciudadanos que cumplen la ley, incluido un adolescente, por no hacer otra cosa que seguir la ley”, dijo el expresidente Trump tras conocer el veredicto.

A raíz de la decisión de la justicia, surgieron diversas opiniones que ahora marcan la pauta política en un ambiente tan polarizado: unos aplauden la libertad de Rittenhouse y lo declaran un “héroe”, mientras que otros dicen que a partir de ahora todos los jóvenes supuestamente podrán salir a disparar y de hacerlo, serán absueltos.

Pero, más allá de dichas afirmaciones que son desmedidas y a la vez opuestas, el caso de Rittenhouse dejó en evidencia cómo la izquierda en Estados Unidos está tomando fuerza en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana, dejando graves consecuencias en el camino.

Rittenhouse no es un héroe. Asumió el papel de protector de la propiedad privada cuando no debía hacerlo porque para ello deberían estar las fuerzas de seguridad. Pero eso no significa que los jóvenes pueden disparar sin consecuencias.

La ley de autodefensa de Wisconsin permite el uso de la fuerza letal solo si “es necesario para evitar una muerte inminente o un gran daño corporal”. Los hechos demostraron que Rittenhouse estaba en peligro y pudo defenderse.

Una izquierda ofendida porque se hizo justicia

Sin embargo, los medios de comunicación —de izquierda— hicieron su papel e intentaron en lo posible afirmar que la tragedia tenía un tinte racial.

Por ejemplo, The Independent afirmó falsamente que Rittenhouse fue absuelto de disparar a “tres hombres negros”. Asimismo, la demócrata Megan Hunt del Senado de Nebraska llamó a Rittenhouse “asesino supremacista blanco” en Twitter.

“No soy una persona racista”, así lo afirmó Kyle Rittenhouse en su primera entrevista pública para Fox News luego de su liberación. El joven, que fue declarado inocente en un juicio por asesinato, aclaró que su caso no tenía nada que ver con el racismo. “Este caso no tiene nada que ver con la raza. Nunca tuvo nada que ver con la raza. Tenía que ver con el derecho a la autodefensa”, dijo Rittenhouse a Tucker Carlson mientras agregaba que apoya al movimiento Black Lives Matter y las manifestaciones pacíficas.

Pero en el fondo, la tragedia de Rittenhouse es una consecuencia del avance de políticas progresistas, de su petición de desfinanciar a la policía y de criminalizar a las fuerzas del orden público. Si esa noche la población hubiera confiado en las autoridades, no habrían salido a defender la propiedad privada; si la izquierda no criminalizara a la policía, las autoridades habrían podido controlar el orden público evitando lo sucedido.

Dominic Green lo describió perfectamente en su artículo para Spectator World: “Si permites los disturbios, obtendrás milicias y vigilantismo”.

Para la izquierda en USA, Rittenhouse es un terrorista que, por razones racistas, tomó las armas y buscó la confrontación. Según ellos, los héroes son los tres hombres a los que disparó para defenderse, hombres que estaban generando disturbios y que además tenían antecedentes penales.

La representante demócrata de Missouri, Cori Bush calificó el veredicto de “supremacía blanca en acción”. Los manifestantes de la organización de izquierda Black Lives Matter dijeron que es el “privilegio de los blancos” lo que le ha permitido al adolescente incluso tener un juicio justo.

Asimismo el gobernador de California, Gavin Newsom, advirtió que el jurado había mandado un mensaje a los “justicieros armados” de que “pueden incumplir la ley, llevar armas militares, matar a gente y librarse”.

Pero, la pregunta que debemos hacernos realmente es: ¿en qué momento pasó a ser legal que grupos violentos causen disturbios y atenten contra la propiedad privada sin tener consecuencias? Pareciera que para la izquierda los derechos fundamentales como la legítima defensa y la propiedad privada simplemente no existen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
El hombre que mató a 5 personas e hirió a 48 personas en el desfile de Waukesha tiene un largo historial criminal y es abusador sexual

Sospechoso de matar y herir a personas en el desfile de Waukesha tiene un largo historial criminal

Next Article
DeSantis, El American

Gobernador DeSantis propone reducir el impuesto a la gasolina para ayudar a los floridanos

Related Posts

No olvidemos este año

Luego de más de diez meses de pandemia, la primera conclusión es clara: ninguno tuvo la fórmula del éxito. Pero sí les fue mejor a los que no inmolaron todo por temor a un sermón de alguna organización internacional tomada por China. Y he ahí la segunda conclusión: China es la mayor amenaza que hoy enfrenta la humanidad
Total
18
Share