fbpx
Saltar al contenido

¿J.K. Rowling debería ser cancelada?

El absurdo puede llegar a niveles extraordinarios en estos tiempos. Imaginemos que un sacerdote quiere anunciar el evangelio sin poder mencionar a Jesús. Sería casi tan ridículo como hacer una película de Robin sin poder mencionar a Batman. Todo lo anterior carece de sentido si la esencia es extraída (o vetada) de forma deliberada.

En el esperado especial por los 20 años del estreno de la película Harry Potter y la Piedra Filosofal, la creadora de la saga literaria, J.K. Rowling, brilló por su ausencia en medio del elenco de estrellas.

La prensa empezó a especular sobre los motivos: ¿habría sido vetada por sus dichos sobre la comunidad trans? Aparentemente, no. Según ha trascendido, habría sido Rowling quien decidió no participar de este especial, para el que se usaron declaraciones suyas grabadas en 2019.

De ser esta la verdad, me parece lamentable que la creadora de este universo decidiera no participar de una reunión que debía ser en su honor. Sin embargo, su decisión es respetable.

La forma en que se especuló en los medios de comunicación sobre su posible cancelación por las controvertidas declaraciones sobre la comunidad trans, me hizo reflexionar en lo absurdo que puede llegar a ser este mundo.

¿La cultura de la cancelación podría justificar una reunión del universo de Harry Potter sin su creadora? Parece que sí, porque en este mundo no importa el éxito que tengas: si no te ajustas al pensamiento políticamente correcto, mereces ser cancelado.

El caso de Rowling es particular. Parece que para la izquierda ella merece ser borrada de la historia, pero la gran industria económica generada gracias a sus personajes tiene una venia para seguir lucrando.

Si van a cancelar a la autora, cierren los parques, saquen de circulación las películas, detengan la impresión de los libros y dejen de aprovecharse de su trabajo.

En estas dos décadas, solo la primera película de este universo generó ganancias que superan los 1,000 millones de dólares, mientras que la saga literaria completa ha dejado beneficios al mundo editorial por más de 7,700 millones de dólares. Según CNBC, el valor del mundo creado por J.K. Rowling asciende a los 25,000 millones de dólares, incluyendo el lucro generado por los parques de atracciones, videojuegos y merch de la marca.

Pese a los cuestionados dichos de Rowling la saga de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos sigue en producción. La historia recae completamente en la imaginación de la autora, pues no hay libros publicados que orienten el futuro de esta precuela.

La historia de J.K. Rowling es única en nuestro tiempo. Una mujer que de la nada construyó un imperio gracias a su vibrante imaginación. Podrás tener diferencias con ella, pero nada justificaría que sea borrada del universo que creó, así el progresismo mundial se moleste por ello.

Deja una respuesta

Total
13
Share