fbpx
Saltar al contenido

Maduro destruye la Amazonia para extraer oro

Maduro destruye la Amazonia, El American

Available: English

[Read in English]

La Amazonia venezolana se ubica en la costa sur del río Orinoco. Incluye 27 áreas protegidas: 8 parques nacionales y 19 monumentos naturales. Una riqueza natural incalculable que no ha sido suficiente para frenar la ambición del chavismo

La región posee una baja densidad de población (20 habitantes por km²), que representa el 9 % del total. Existen allí 24 pueblos indígenas. El 6 % de la Amazonia, el bosque tropical más grande del mundo, pertenece a Venezuela. Una extensión de casi 400,000 kilómetros de selva, declarada una de las siete maravillas del mundo en 2011. Ahora mismo está siendo devastada por la minería.

La extracción ilegal de oro, especialmente en el estado de Bolívar y Amazonas, donde se encuentran el 60 % de los yacimientos nacionales, atrajo grandes movimientos migratorios del interior y provocó daños ambientales en toda el área. En los últimos años, ante la baja del petróleo, a través de acuerdos con diversos países y empresas comenzó una política minera veloz y agresiva. Esto generó consecuencias devastadoras para la naturaleza y los ciudadanos que viven allí. 

Nicolás Maduro implementó varios programas para explotar las reservas de oro, diamantes y coltán de la región. No le importó el impacto sobre la gente ni el medioambiente. El resultado ha sido catastrófico para el ecosistema. El lado oscuro del paraíso, que la organización SOS Orinoco denuncia permanentemente. Cuando llegaron los rumores sobre la minería ilegal en el Parque Nacional Canaima, la “joya de la corona” en la región, comenzaron a investigar. Encontraron mucho miedo y pocos datos. En un régimen autoritario es muy difícil denunciar. Se arriesga la vida. Ese es el motivo fundamental por el que surgió la mencionada ONG, que trabaja con colaboradores anónimos.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La UNESCO confirmó que acepta sus informes si los realizan técnicos calificados. Como el régimen oculta toda la información, SOS Orinoco se dedica a descubrir las explotaciones mineras con imágenes satelitales. Encontraron que no solo se encuentran en el “Arco Minero”, de 112,000 km², sino que se están extendiendo hacia el sur.

Maduro y sus cómplices se están enriqueciendo a costa la Amazonia y los pueblos indígenas, desarrollando una política minera criminal y descontrolada. Esta beneficia especialmente a los jerarcas del chavismo. En particular al presidente y su vicepresidente, Delcy Rodríguez.

El efecto más evidente de la actividad minera en la selva amazónica es la degradación del ecosistema. Se está produciendo un envenenamiento por el mercurio que se utiliza en su explotación. Este hecho también es ilegal. No solo afecta al medioambiente, sino a la gente, como ocurrió con el pueblo Pemón que ha desencadenado una crisis sanitaria por el resurgimiento de la malaria. Venezuela pasó de ser un ejemplo en su erradicación a ser el país con más casos de América Latina. En gran medida se debe a las piscinas de las minas del oro de sangre donde se reproduce el mosquito que transmite la enfermedad.

En el marco de este negociado se ha perdido la libertad y se ignoran todos los derechos. La dictadura de Caracas ha cedido el poder a empresas mafiosas, enfrentadas con la población local por el dominio de sus tierras. Además, la guerrilla de las FARC colombianas controlan áreas enormes, con el apoyo de la Guardia Nacional venezolana. La codicia sin límites por el oro es la única causa de esta tragedia.

Total
10
Share